Barreiro cesará mañana en la función de Intendente

Mientras Coutinho lo hará después del feriado de carnaval

Alvaro Compá asume por una semana

6Tras dos semanas de ejercer el cargo como Intendente de Salto, Manuel Barreiro cesará mañana martes en sus funciones, cuando lo suceda Alvaro Compá, el primer suplente del jefe comunal, Germán Coutinho. Así, Barreiro, integrante de la vieja guardia colorada en su momento al ser ex intendente y secretario general de la Intendencia durante la administración de Eduardo Malaquina, devino desde 2010 en integrante de Vamos Salto, al alejarse del tres veces intendente, tras su último mandato que concluyó en 2005.

Barreiro, conformó la Lista 2007 ese mismo año, la que compitió por primera vez en una interna colorada en las elecciones de la juventud de ese partido, contra el delfín de Coutinho, Marcelo Galarza, hoy director de la Oficina de la Juventud.

Pero perdió la batalla y en 2009 participó de la interna colorada apoyando la precandidatura a la presidencia de la República, de Luis Hierro López, a quien lo había nominado el ex presidente Julio maría Sanguinetti lo que causó escisiones y fracturas que terminaron por liquidar al Foro Batllista y por generar un nuevo liderazgo, el de José Amorím Batlle, al que apoyó la vieja guardia de la Lista 1, encabezados por Malaquina.

Tras esto, su grupo se mantuvo vivo y luego de perder la diputación a manos de Vamos Salto, se encolumnó detrás de la candidatura de Germán Coutinho, con quien negoció ser el segundo suplente y con el caudal de votos que recibió obtuvo un edil.

Al asumir el nuevo gobierno, se argumentó que se trataba de un hombre conocedor del funcionamiento de la Intendencia por su experiencia y trayectoria y fue designado como director del novel departamento de Recursos Humanos, donde se atendería toda la problemática del personal y del funcionamiento de la comuna.

Desde entonces, Barreiro se desempeña en esa función y por primera vez, luego de 12 años, ocupó el cargo de Intendente de Salto, desde el pasado 1º de febrero. Pero mañana martes, termina su licencia el director de Desarrollo de la Intendencia, primer suplente de Coutinho y mano derecha del jefe comunal, Alvaro Compá, quien asumirá como Intendente por una semana, hasta el regreso de Germán Coutinho de sus vacaciones.

En los últimos tiempos el Partido Colorado ha intentado demostrar unidad de acción hasta en los aspectos protocolares, con la finalidad de diferenciarse de los problemas internos que han surgido tanto en el nacionalismo como en el Frente Amplio.

La idea parece ser la de generar el acompañamiento del gobierno desde una interna partidaria que está capitalizada prácticamente por todos los sectores que integran Vamos Salto, el sector que lidera el Intendente, y que aísla a las voces disidentes, como el caso de la Lista 1, que ahora cuenta con un solo edil, representando a esa agrupación en la Junta Departamental.

Con este escenario, más que el Partido Colorado, los grupos que apoyan al Intendente salen fortalecidos y se preparan para trabajar por la continuidad de la actual administración en el próximo período. Por esa razón, los colorados vienen trabajando en varios frentes y uno de ellos es conformar un grupo que salga a respaldar las acciones del jefe comunal.

PESE A TODO

Más allá de que los ruidos generados por las acusaciones que surgieron desde el Partido Colorado contra la administración de Fonticiella, se fueron apaciguando, dejaron una puerta abierta para que quienes en su momento estuvieron del lado del ex gobernante ahora aparezcan como disidentes y cuestionen la posibilidad de que el ex intendente del Frente Amplio busque volver al sillón municipal en 2015.

En ese sentido, varios integrantes de esa colectividad política han cuestionado las posibles candidaturas de Fonticiella y del diputado Andrés Lima, considerando que “no son representativas de una fuerza de izquierda”. Esto debilita en el plano electoral a una fuerza política que asoma dividida y que busca enemigos en los partidos de oposición, cuestionando a los medios de comunicación y a todo el que le endilgue coherencia, aún siendo de su propio partido.

Asimismo, ayer, el Frente Amplio, celebró su 41º aniversario en la Costanera Norte con escaso margen de público, ya que por el momento la falta de señales claras no convoca al colectivo militante que empieza a sentir un desgaste de la actuación de la izquierda y pide renovación entre sus filas.