Belén, Campo de Todos y Nueva Hespérides permanecen sin energía eléctrica, en la ciudad hubo 10 viviendas afectadas

La situación generada tras la última tormenta está concentrada ahora en la falta de energía eléctrica en algunos lugares, sobre todo en varios pueblos del interior como Belén, Campo de Todos y Nueva Hespérides.
Hasta la tarde de ayer aún permanecían estas tres zonas sin energía eléctrica, mientras que La Chinita que sufrió el mismo problema ya se había solucionado, así como Colonia 18 donde los daños fueron importantes.
Sergio Acuña del Comité de Emergencia, en diálogo con EL PUEBLO hizo un balance de la situación que atravesó nuestro departamento con la última tormenta y aseguró que se está trabajando para restablecer todo a la normalidad lo más pronto posible.
En este sentido dijo que “Belén es uno de los cetros poblados más perjudicados por la cantidad de población que allí vive lo que dificulta poder auxiliar con normalidad a todos sus habitantes”, allí están sin energía eléctrica y con muy poca agua potable.
Desde el Comité de Emergencia se envió otro grupo de electrógeno (que se suma al que ya había sido enviado por las autoridades de UTE) lo que ha permitido bombear el agua y “de a poco se está normalizando este suministro”.
La dificultad en esta zona se debió a un problema generado en el acceso al pueblo, donde se rompieron varias líneas del tendido de energía eléctrica y eso generó un trabajo más complejo en su restauración, “pero tenemos conocimiento que se está trabajando para restablecer el servicio lo más pronto posible” dijo Acuña.
En la zona de Nueva Hespérides, hubo un problema similar al de Belén, donde sus moradores carecen de energía eléctrica y por consiguiente de agua potable. En esta zona el Comité envió una cuadrilla del Sector de Alumbrado Público de la Intendencia para colaborar con la tares de los funcionarios de UTE, y se está abasteciendo a la población con camiones de agua potable.
En Campo de Todos, sucedió el  mismo problema que los pueblos anteriores tras la tormenta y se está trabajando para restablecer el servicio con la mayor brevedad, comentó el jerarca.
Por su parte, en la ciudad el mayor problema fue de árboles caídos y ramas que obstruyeron el tránsito en varias arterias de tránsito, así como diez viviendas que sufrieron la voladura de techos en toda el casco urbano de Salto. En su mayoría correspondientes a viviendas precarias en su construcción, y en el día de hoy se terminaría de solucionar esta situación por parte del Comité.
Acuña, señaló que “la advertencia no se comportó como tal, porque se mencionó una tormenta más leve para esta zona” destacó.

La situación generada tras la última tormenta está concentrada ahora en la falta de energía eléctrica en algunos lugares, sobre todo en varios pueblos del interior como Belén, Campo de Todos y Nueva Hespérides.

Hasta la tarde de ayer aún permanecían estas tres zonas sin energía eléctrica, mientras que La Chinita que sufrió el mismo problema ya se había solucionado, así como Colonia 18 donde los daños fueron importantes.

Sergio Acuña del Comité de Emergencia, en diálogo con EL PUEBLO hizo un balance de la situación que atravesó nuestro

Columnas y cables  caídos en la zona de   barrio Albisu,  una de las  más castigadas.

Columnas y cables caídos en la zona de barrio Albisu, una de las más castigadas.

departamento con la última tormenta y aseguró que se está trabajando para restablecer todo a la normalidad lo más pronto posible.

En este sentido dijo que “Belén es uno de los cetros poblados más perjudicados por la cantidad de población que allí vive lo que dificulta poder auxiliar con normalidad a todos sus habitantes”, allí están sin energía eléctrica y con muy poca agua potable.

Desde el Comité de Emergencia se envió otro grupo de electrógeno (que se suma al que ya había sido enviado por las autoridades de UTE) lo que ha permitido bombear el agua y “de a poco se está normalizando este suministro”.

La dificultad en esta zona se debió a un problema generado en el acceso al pueblo, donde se rompieron varias líneas del tendido de energía eléctrica y eso generó un trabajo más complejo en su restauración, “pero tenemos conocimiento que se está trabajando para restablecer el servicio lo más pronto posible” dijo Acuña.

En la zona de Nueva Hespérides, hubo un problema similar al de Belén, donde sus moradores carecen de energía eléctrica y por consiguiente de agua potable. En esta zona el Comité envió una cuadrilla del Sector de Alumbrado Público de la Intendencia para colaborar con la tares de los funcionarios de UTE, y se está abasteciendo a la población con camiones de agua potable.

En Campo de Todos, sucedió el  mismo problema que los pueblos anteriores tras la tormenta y se está trabajando para restablecer el servicio con la mayor brevedad, comentó el jerarca.

Por su parte, en la ciudad el mayor problema fue de árboles caídos y ramas que obstruyeron el tránsito en varias arterias de tránsito, así como diez viviendas que sufrieron la voladura de techos en toda el casco urbano de Salto. En su mayoría correspondientes a viviendas precarias en su construcción, y en el día de hoy se terminaría de solucionar esta situación por parte del Comité.

Acuña, señaló que “la advertencia no se comportó como tal, porque se mencionó una tormenta más leve para esta zona” destacó.