Bonomi viene en diciembre a traspasar cárcel de la órbita de Jefatura al Instituto de Rehabilitación e inaugurará obras

Bonomi viene en diciembre a traspasar cárcel de la órbita de Jefatura al Instituto de Rehabilitación e inaugurará obras
El jueves 5 de diciembre está previsto que el Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, visite Salto para participar del traspaso que hará la Jefatura de Policía de Salto, de la Cárcel Departamental, ahora denominado Centro de Rehabilitación, a manos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) que también depende de dicha cartera.
En esa oportunidad, Bonomi aprovechará la ocasión para dejar inaugurado el sistema de cámaras filmadoras que la Jefatura de Policía se encuentra colocando en estos momentos en distintos puntos de la ciudad, con la finalidad de reforzar el sistema de seguridad y mejorarlo con elementos más sofisticados. Además de inaugurar una sala de cómputos y de seguimiento de los móviles con equipos de última tecnología que fueron aportados por la cartera que dirige el visitante.
En ese tren la policía de Salto busca mejorar el sistema de seguridad poniéndose a la vanguardia, contando para ello con equipos de última generación y en ese aspecto, será el ministro del Interior el que dé el sello de aprobación al comienzo de una nueva era para política de seguridad de la policía salteña.
LA EX CÁRCEL
DEPARTAMENTAL
El hecho de que la ex cárcel departamental cambie de manos y pase a la órbita de un instituto más especializado sobre el tema, vislumbra un atisbo de aliento en la carrera por mejorar un sistema penal que en los últimos tiempos, por las carencias que tiene para el cumplimiento de sus cometidos, genera más preocupación que satisfacciones por la falta de resultados positivos.
En ese aspecto, es que el gobierno tomó la decisión de pasarle la posta al Instituto Nacional de Rehabilitación para que se haga cargo de las cárceles departamentales, y entre ellas figura la de Salto, que actualmente cuenta con el triple de población carcelaria de la cantidad que fue estimada como máximo al construirla y con muchos problemas estructurales que también impactan en el desarrollo de los internos durante su tiempo de reclusión.
En ese aspecto, el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, dijo a EL PUEBLO que considera un “paso positivo” el hecho de que la cárcel deje de ser una dependencia más de la Jefatura local, la que cuenta con diversos problemas para la atención de esta unidad y en ese aspecto, se verá más liberada y podrá destinar los recursos a otra parte.
Asimismo, el jerarca había admitido a este diario hace un tiempo que el hecho de que los policías sean los que convivan con los reclusos “no es lo más indicado”, atendiendo el caso de que son los mismos funcionarios policiales quienes les dan captura, los llevan ante un juez y después los deben vigilar durante su prisión.
“No es lo más recomendable, lo bueno es tener policías preparados para prevenir y combatir el delito en las calles, pero no para estar todo el tiempo adentro de una cárcel vigilando a la misma persona a la que le dio captura afuera”, comentó en un diálogo informal con periodistas de este medio, el máximo jerarca policial del departamento.
En ese orden, es que ahora, tras gestiones realizadas por el comando de la Jefatura de Policía local, la cárcel departamental que se encuentra con un sinnúmero de problemas y carencias, como la superpoblación, los problemas edilicios y la falta de recursos para paliar la situación, y que ahora se denomina Centro de Rehabilitación, será entregado el próximo 5 de diciembre en un acto protocolar que será presidido por el ministro del Interior, al Instituto Nacional de Rehabilitación.
La entidad trabajará con una serie de funcionarios especializados en la educación y contención de los reclusos, con la finalidad de lograr mejorar los resultados de recuperación de presos y tender de esa manera a bajar los índices de reincidencia.
Actualmente la cárcel departamental alberga a unos 250 presos, cuando su capacidad locativa es de 80 presos. Los mismos están distribuidos en 10 pabellones internos, en la chacra policial y en la cárcel de mujeres, la que en los últimos tiempos ha visto crecer a su población de manera significativa, principalmente por la comisión de delitos relacionados al tráfico de estupefacientes.
LAS CÁMARAS
DE FILMACIÓN
En otro orden, la Policía espera contar con la mayor cantidad posible de cámaras de seguridad instaladas en los distintos puntos de nuestra ciudad, cuando el jueves 5 de diciembre el ministro Bonomi visite Salto.
Si bien la empresa encargada de la colocación y monitoreo de las mismas, fijó como plazo final los últimos días del mes de diciembre para la instalación de todas las cámaras de seguridad, las autoridades creen que en los próximos días ya habrá un avance, en cuanto a este tema, debido a que el mismo tiene como finalidad mejorar la prevención de delitos y combatir los que  pese a la presencia de las cámaras igualmente puedan producirse.
Al tiempo que la Jefatura de Policía ha sido remodelada en sus reparticiones y lugares de trabajo, algo que si bien ya viene funcionando, se prevé que sea inaugurado oficialmente por el secretario de Estado.
En ese aspecto, es que según informaron a EL PUEBLO las altas fuentes policiales consultadas al respecto, la Policía maneja como fechas probables de la venida del ministro Bonomi a Salto entre el jueves 5 y el sábado 7 de diciembre.

El jueves 5 de diciembre está previsto que el Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, visite Salto para participar del traspaso que hará la Jefatura de Policía de Salto, de la Cárcel Departamental, ahora denominado Centro de Rehabilitación, a manos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) que también depende de dicha cartera.

En esa oportunidad, Bonomi aprovechará la ocasión para dejar inaugurado el sistema de cámaras filmadoras que la Jefatura de Policía se encuentra colocando en estos momentos en distintos puntos de la ciudad, con la finalidad de reforzar el sistema de seguridad y mejorarlo con elementos más sofisticados. Además de inaugurar una sala de cómputos y de seguimiento de los móviles con equipos de última tecnología que fueron aportados por la cartera que dirige el visitante.

En ese tren la policía de Salto busca mejorar el sistema de seguridad poniéndose a la vanguardia, contando para ello con equipos de última generación y en ese aspecto, será el ministro del Interior el que dé el sello de aprobación al comienzo de una nueva era para política de seguridad de la policía salteña.

LA EX CÁRCEL

DEPARTAMENTAL

El hecho de que la ex cárcel departamental cambie de manos y pase a la órbita de un instituto más especializado sobre el tema, vislumbra un atisbo de aliento en la carrera por mejorar un sistema penal que en los últimos tiempos, por las carencias que tiene para el cumplimiento de sus cometidos, genera más preocupación que satisfacciones por la falta de resultados positivos.

En ese aspecto, es que el gobierno tomó la decisión de pasarle la posta al Instituto Nacional de Rehabilitación para que se haga cargo de las cárceles departamentales, y entre ellas figura la de Salto, que actualmente cuenta con el triple de población carcelaria de la cantidad que fue estimada como máximo al construirla y con muchos problemas estructurales que también impactan en el desarrollo de los internos durante su tiempo de reclusión.

En ese aspecto, el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, dijo a EL PUEBLO que considera un “paso positivo” el hecho de que la cárcel deje de ser una dependencia más de la Jefatura local, la que cuenta con diversos problemas para la atención de esta unidad y en ese aspecto, se verá más liberada y podrá destinar los recursos a otra parte.

Asimismo, el jerarca había admitido a este diario hace un tiempo que el hecho de que los policías sean los que convivan con los reclusos “no es lo más indicado”, atendiendo el caso de que son los mismos funcionarios policiales quienes les dan captura, los llevan ante un juez y después los deben vigilar durante su prisión.

“No es lo más recomendable, lo bueno es tener policías preparados para prevenir y combatir el delito en las calles, pero no para estar todo el tiempo adentro de una cárcel vigilando a la misma persona a la que le dio captura afuera”, comentó en un diálogo informal con periodistas de este medio, el máximo jerarca policial del departamento.

En ese orden, es que ahora, tras gestiones realizadas por el comando de la Jefatura de Policía local, la cárcel departamental que se encuentra con un sinnúmero de problemas y carencias, como la superpoblación, los problemas edilicios y la falta de recursos para paliar la situación, y que ahora se denomina Centro de Rehabilitación, será entregado el próximo 5 de diciembre en un acto protocolar que será presidido por el ministro del Interior, al Instituto Nacional de Rehabilitación.

La entidad trabajará con una serie de funcionarios especializados en la educación y contención de los reclusos, con la finalidad de lograr mejorar los resultados de recuperación de presos y tender de esa manera a bajar los índices de reincidencia.

Actualmente la cárcel departamental alberga a unos 250 presos, cuando su capacidad locativa es de 80 presos. Los mismos están distribuidos en 10 pabellones internos, en la chacra policial y en la cárcel de mujeres, la que en los últimos tiempos ha visto crecer a su población de manera significativa, principalmente por la comisión de delitos relacionados al tráfico de estupefacientes.

LAS CÁMARAS

DE FILMACIÓN

En otro orden, la Policía espera contar con la mayor cantidad posible de cámaras de seguridad instaladas en los distintos puntos de nuestra ciudad, cuando el jueves 5 de diciembre el ministro Bonomi visite Salto.

Si bien la empresa encargada de la colocación y monitoreo de las mismas, fijó como plazo final los últimos días del mes de diciembre para la instalación de todas las cámaras de seguridad, las autoridades creen que en los próximos días ya habrá un avance, en cuanto a este tema, debido a que el mismo tiene como finalidad mejorar la prevención de delitos y combatir los que  pese a la presencia de las cámaras igualmente puedan producirse.

Al tiempo que la Jefatura de Policía ha sido remodelada en sus reparticiones y lugares de trabajo, algo que si bien ya viene funcionando, se prevé que sea inaugurado oficialmente por el secretario de Estado.

En ese aspecto, es que según informaron a EL PUEBLO las altas fuentes policiales consultadas al respecto, la Policía maneja como fechas probables de la venida del ministro Bonomi a Salto entre el jueves 5 y el sábado 7 de diciembre.