Brasil comprará autos uruguayos sin impuestos

El gobierno brasileño dispondrá en unos 15 días mecanismos para exonerar a Uruguay de las obligaciones que impone a vehículos importados. 

Una breve llamada de la presidenta Dilma Rousseff a José Mujica puso las cosas en claro. En esa comunicación del viernes pasado la mandataria llevó tranquilidad a Uruguay de que quedaría exento del alcance del impuesto de 30% que Brasil impuso a las importaciones de autos, fundamentalmente buscando desalentar el ingreso de vehículos provenientes de China.

Ese día, en Nueva York, el canciller Luis Almagro y su colega Antonio Patriota, comenzaron a delinear el acuerdo. Patriota llamó a Itamaraty para dar instrucciones directas de que Uruguay no debía ser afectado, dijeron a El Observador fuentes de Presidencia.

Ahora con las cartas vistas y un acuerdo sobre la mesa, el gobierno hace también una lectura positiva de la estrategia “dialoguista” que desarrolla en política exterior, cuando en estos días se escuchó a empresarios y dirigentes políticos reclamar al Poder Ejecutivo una actitud más enérgica para hacerse respetar.

Este martes el presidente Mujica anunció que se alcanzó un acuerdo con Brasil para el sector automotor y que se continúa negociando sobre otros temas. Esta vez la sintonía política de dos mandatarios de izquierda funcionó para un negocio que en lo que va del año redituó ventas para Uruguay por US$ 88 millones, en un sector que da trabajo a mil personas.

La semana pasada, Mujica mencionó públicamente por primera vez la hipótesis de retirarse del Mercosur, lo que marcaba el malestar del gobierno ante las trabas que reiteradamente imponen Brasil y Argentina al comercio.

Con ese telón de fondo, una delegación oficial negoció este martes en Brasilia los detalles que garanticen a las armadoras de vehículos instaladas en Uruguay el no pago del impuesto que las dejaría sin posibilidades de competir.

La delegación fue integradapor el  subsecretario de Economía Luis Porto; Sebastián Torres, director Nacional de Industrias y Alvaro Ons, director de Integración de la Cancillería, quienes lograron destrabar la situación planteada.

En una declaración conjunta, ambos países señalaron que Brasil se comprometió a adoptar “en el más breve plazo posible” las medidas necesarias para que la importación de automóviles de Uruguay se beneficie con la “reducción” del impuesto.

Porto especificó a El Observador desde Brasilia que la “reducción” llevará la tasa a cero por ciento, lo que significa volver a la situación anterior.

Se estima que el trámite puede implicar unos 15 días debido a aspectos procesales del ordenamiento jurídico de Brasil. Pero también las delegaciones acordaron profundizar la integración productiva de sus economías estimulando la creación de joint ventures entre empresas de los dos países. En particular se incentivará las alianzas productivas en la cadena automotriz para acelerar el ritmo de incorporación de contenido regional a los vehículos y autopartes.

Porto explicó a El Observador que el acuerdo se logró “siguiendo la estrategia marcada por el presidente Mujica”, con quien ayer se comunicó por teléfono varias veces a lo largo del día para contarle la marcha de las negociaciones.

La delegación uruguaya explicó a su contraparte que entendía las presiones a las que está sometido Brasil por la crisis internacional y que comprendía los objetivos del plan “Brasil Maior”, por el cual la administración Rousseff busca aumentar la competitividad de la industria nacional a partir de incentivos, innovación tecnológica y agregar valor.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...