Broglio dijo que le gustaría seguir en el cargo como director de Hacienda porque está “para ayudar” al intendente de turno

Broglio dijo que le gustaría seguir en el cargo como director de Hacienda porque está “para ayudar” al intendente de turno

Intendencia espera concretar el fideicomiso Daymán por más de 1.200 millones de pesos.

Las deudas que dejó la administración anterior todavía pesan sobre las arcas del actual gobierno departamental, según se desprende de una extensa entrevista realizada por EL PUEBLO al Encargado del Departamento de Hacienda de la Intendencia de Salto, Cr. Carlos Broglio.
Se trata de un funcionario de 20 años de carrera de la administración que fue designado provisoriamente por el intendente de Salto, Andrés Lima, donde da a conocer los pormenores que intentan concretar el fideicomiso Daymán para antes de fin de año.
El funcionario de carrera que ocasionalmente ocupa la dirección de Hacienda informó a este diario que de concretarse el fideicomiso Daymán para el mes de octubre, la mitad de dicho dinero se utilizaría para precancelar los dos fideicomisos anteriores (Salto Siete y Arapey) y el dinero restante sería para terminar de pagar las deudas de los proveedores que en algunos casos esperan cobrar desde el año 2013, así como también para comprar máquinas, ómnibus y hacer obras. Dicho fideicomiso tiene previsto ser por un monto de 330 millones de UI (Unidades Indexadas) equivalente a poco más de 1.200 millones de pesos, los que serán a pagar a 15 años.
FIDEICOMISO DAYMÁN
“Ahora estamos trabajando en el fideicomiso Daymán que está basado un poco en lo que hemos presentado en la Junta (Departamental) antes de finalizar el período de gobierno anterior, cuando se había autorizado un fideicomiso a pagar en 15 años por un monto de un poco más de 1.000 millones de pesos”, comenzó explicando Broglio.
Antes ya se habían hecho dos fideicomisos, amparados en esa resolución, el fideicomiso Salto VII que se hizo para pagar sueldos y después el Fideicomiso “Arapey” con el cual se cancelaron deudas con el Banco Santander y la empresa de corredores de bolsa, Renmax (que eran también del período anterior) y se canceló el contrato con la empresa Perwill S.A. que ya había hecho un anticipo de 75 millones de pesos a la administración anterior en marzo del 2015 y había comenzado a trabajar, pero tras un acuerdo se le devolvió el anticipo y se le pagó una suma para rescindir el contrato por parte de la actual administración, donde se canceló su actividad.
Ambos fideicomisos se hicieron con emisiones a 8 años y el inversor fue el Banco República que compró los títulos a ese plazo.
“Ahora con el fideicomiso Daymán pretendemos pagar la totalidad de esos dos fideicomisos con el BROU y haríamos una nueva emisión a 15 años, donde precancelaríamos los dos fideicomisos existentes, pagaríamos a todos los proveedores que todavía quedan del gobierno anterior que son un monto de 350 millones de pesos más o menos y después estamos viendo si se van a comprar máquinas, ómnibus y obras, que se prevén hacer, porque todo eso tiene que constar en el mismo fideicomiso Daymán”, agregó el Contador.
Se trata de 330 millones de UI (Unidades Indexadas) que corresponden a un equivalente de alrededor de 1.200 millones de pesos. De dicho monto, la mitad de este nuevo fideicomiso se vuelca para pagar los otros dos fideicomisos anteriores y la mitad restante sería para comprar máquinas, ómnibus y hacer obras.
TODAVÍA SE DEBEN 350 MILLONES DE PESOS A PROVEEDORES
Todavía hay 650 proveedores a los que se les debe unos 350 millones de pesos aproximadamente, informó el contador Carlos Broglio. En lo que respecta a la relación con dichos proveedores, el jerarca señaló que con el inicio de la gestión de este nuevo fideicomiso se han planteado opciones para incluirlos en el mismo y estaba previsto que se pagara a fines de mayo o fines de junio, pero las gestiones apuntan a que ahora se hará antes de fines de octubre.
“Como se han dilatado un poco los plazos hemos resuelto no hacer quitas y se les va a pagar a los proveedores el 100% de lo que se les debe ni bien salga el fideicomiso”, dijo Broglio en su calidad de encargado del departamento de Hacienda y Administración de la comuna, algo que para él es fundamental, dado el tiempo que llevan esperando para poder cobrar, ya que en algunos casos hay empresas que vienen esperando desde el 2013.
SE CONCRETARÍA A FINES DE OCTUBRE
Sobre los trámites para que se concrete este nuevo fideicomiso, el contador Carlos Broglio señaló que el mismo consta de varias etapas y que “por el momento estamos en la formulación detallada de lo que se debe a cada proveedor, ya que el fideicomiso será quien les pague directamente a ellos pero tenemos que incluirlos en el contrato del fideicomiso. También hay trámites ante el Banco Central que llevan tiempo y el proceso de admisión en la Bolsa que también lleva su tiempo, porque hay que hacer publicaciones y seguir algunos mecanismos previstos”, comentó, pero las autoridades esperan que se concrete para el mes de octubre.
1.200 MILLONES AL AÑO PARA EL RUBRO CERO
Broglio fue consultado también por el Rubro Cero (que son los sueldos de los funcionarios) de la Intendencia de Salto, y en ese sentido dijo que “el rubro cero está cerca del 70% del presupuesto de la Intendencia y permanentemente estamos haciendo ajustes para que no se escape de las manos. Ese rubro implica 1.100 o 1.200 millones de pesos al año aproximadamente”, señaló.
Asimismo, sobre la economía municipal dijo que “la cobranza hay que gestionarla para que se cumpla y de esa forma poder bajar la morosidad, también hay que controlar los gastos para que no sean excesivos y estén acordes al programa económico financiero”.
También remarcó que por todos los rubros, lo que preocupa en este momento es que “salga el fideicomiso porque así le podemos pagar a los proveedores que ya llevan años en una deuda que no la cobran (…) y así se van a poder encarrilar los proyectos que tiene planificado hacer la propia Intendencia”.
“ESTOY PARA SUMAR Y APOYAR”
Sobre su actual gestión al frente de un área decisiva en la comuna y su papel en la administración anterior, sobre todo el día que debió concurrir a la Junta Departamental a dar explicaciones por la deuda de la Intendencia en representación de la anterior administración colorada, Broglio señaló, “yo soy un funcionario de carrera, mi situación es que me encargan la Dirección del Departamento de Hacienda que es un cargo político y de particular confianza y eso lo determina el intendente, se asume y se cesa si el intendente lo requiere o si el funcionario quiere renunciar”.
Broglio dijo que en su caso se desenvuelve “como director, pero sigo siendo funcionario y ocupo ocasionalmente la Dirección de Hacienda y cuando no lo sea más, volveré a mi cargo. Yo no soy político, ni militante activo, la política si bien es un tema que interrelaciono en mi actividad hace muchos años, también tomo decisiones por fuera de eso”.
Aclaró que “sabe que hubo opiniones encontradas por este tema, pero yo estoy a las órdenes para trabajar con el Intendente que esté de turno. Yo no vivo esto desde el punto de vista político sino como funcionario, quiero que la Intendencia ande bien y en lo que me pidan apoyo, estoy a la orden porque estoy para sumar y apoyar, no lo miro con un tinte político sino que en tanto las cosas salgan bien, a mi criterio, no tengo ningún problema en apoyar al intendente de turno, no salgo a defender a un partido u otro”.
Consultado sobre si le gustaría continuar en dicho cargo, dijo “sí, me gusta, es algo que conozco, siempre trabajé muy vinculado a ello, en algunas administraciones más que en otras, pero siempre estuve vinculado porque hace años que estoy en la Intendencia”, agregó.