Cada año, 150 niños de todo el país reciben asistencia por quemaduras graves ocasionadas en el uso de la pirotecnia

Los cohetes con estruendo también generan lesión auditiva en perros y gatos

Unos 150 niños deben ser asistidos en diferentes centros asistenciales en todo el país año tras año en estas fechas por quemaduras provocadas al maniobrar elementos pirotécnicos. En muchos casos las quemaduras provocan lesiones permanentes y ponen en riesgo o comprometen algunas partes del cuerpo en los menores. Desde ASSE (Administración de Servicios del Estado), se hizo hincapié en apelar a la responsabilidad de los padres en estos casos, evitando que los niños manipulen la pirotecnia. De esta forma, se señala que quienes decidan hacer uso de la pirotecnia que lo hagan de forma responsable y eviten que los cohetes y juegos artificiales estén al alcance de la mano de los niños, porque la pirotecnia “no es un juguete” para los más chicos y puede provocar serias lesiones.
Cientos de casos de niños con quemaduras en las manos, en el rostro y otras partes del cuerpo se atienden en los centros de salud por el uso de pirotecnia en las tradicionales fiestas lo que transforma un momento de alegría y disfrute en un momento angustia y desesperación para los niños y la familia.
TAMBIÉN SE GENERAN LESIONES EN LOS ANIMALES
Las protectoras de animales y grupos de rescate, también exhortan a evitar el uso de la pirotecnia con estruendo y en su lugar usar aquellas que únicamente emiten luces de forma de evitar un daño a los miles de perros que sienten con mayor pesar esta época del año por tantos ruidos intensos. Muchos perros sufren de sobremanera el ruido generado con el estallido de los cohetes, sobre todo aquellos de gran estruendo como los tradicionales cohetes bomba y otros que provocan un sonido estrepitoso.
En esta fecha es común que los animales se desorienten ante tanto ruido, huyan despavoridos y muchos se pierden de sus hogares.
Así lo hizo saber a EL PUEBLO, la Dra. Ana María Quintan de PRODEA (Protectora de Animales), quien señaló que a través de las redes sociales exhortan a la población a tomar conciencia sobre los daños que ocasiona el uso de la pirotecnia sobre todo en los perros.
Por este motivo, desde varias protectoras de animales se exhorta a evitar el uso de este tipo de pirotecnia que daña sensiblemente a los perros y en su lugar hacer más uso de las bengalas o luces que se pueden admirar con mayor soltura y no provocan este efecto en los canes.
El Dr. Veterinario Ruben Rattín, señaló que la pirotecnia es mala para los perros, gatos, aves y muchos animales más. Los perros particularmente, tienen un nivel de audición mucho más elevado que los humanos, el oído del perro es 10 mil veces más sensible que el del hombre.
“Es sumamente perjudicial, le genera un factor de estrés y una lesión auditiva, por eso hay tantos perros sordos a temprana edad”, comentó el especialista. En este sentido, señaló que existen varios proyectos de ley en el Senado de la República para modificar la ley de pirotecnia en el país de forma similar a lo que se hizo en algunas provincias de Entre Ríos. En el vecino país, en Concordia, está prohibido el uso de pirotecnia con estruendo y únicamente se permiten las que emiten luces y no tienen ruido.
“El cuidado de los animales es conciencia a nivel mundial, Argentina ya viene legislando y nosotros como siempre venimos de atrás en ese sentido. No buscamos una prohibición de la pirotecnia sino una modificación para evitar la pirotecnia con ruido”, agregó Rattín.