Caída de reservas y de excursiones en Daymán por clausura de termas

Caída de reservas y de excursiones en Daymán por clausura de termas

Lugareño dijo que “nunca había pasado por algo así”

Más allá de que los meses de mayo y junio son considerados como parte de la temporada baja para el sector turístico del departamento, el hecho de que los centros termales estén totalmente cerrados producto del paro de funcionarios de la Intendencia en reclamo por el incumplimiento en el pago de sus salarios, ha impactado de forma negativa tanto en el comercio del lugar como en los hoteles de la zona.
Si bien la mayoría no quiso dar referencias concretas ante la consulta de este diario, muchos de ellos dijeron que están totalmente paralizados ante la situación que se está viviendo, donde los comerciantes de la zona viven del turismo que llega todo el año en mayor o en menor medida a los centros termales de Daymán y Arapey, sin embargo, con la noticia de que la Intendencia ha paralizado todos sus servicios esa situación ha perjudicado enormemente a las comerciantes del lugar.
“No está llegando nadie, Daymán es un desierto, cuando alguna gente viene es para ir a un hotel con piscina, porque buscan tener agua caliente y termal para bañarse, ya que es ese el fin de venirse hasta acá, pero por ahora lo único que vienen son algunos uruguayos y los clientes de determinados lugares”, dijo un comerciante de las termas de Daymán que integra la asociación que se ha conformado hace poco tiempo en busca de soluciones.
“Esto que está pasando ahora echa por tierra muchas de las cosas que nosotros habíamos venido hablando con la Intendencia, lamentamos que así sea porque nos está afectando a todos y en todo sentido. Hace pocas horas, una excursión que iba a venir de Argentina, dijo que suspendían la llegada y que iban a ver si posponían la venida o la suspendían definitivamente, y era gente que llega de excursión a un Hotel de las termas, que se queda a comer en Daymán y que recorre los comercios para comprar en Daymán, pero a toda esa gente por ahora la perdimos”, comentó el comerciante consultado que prefirió dar a conocer su nombre pero no salir a luz para evitar conflictos.
Fuentes hoteleras dijeron por su lado, que vienen trabajando con el mínimo indispensable en captación de clientes y que por ahora no hay reservas ni muchas consulta, porque según adujeron, “la gente sabe lo que esta pasando en Salto, sabe que no hay termas porque se informa en la televisión, sabe que los funcionarios están de paro y nosotros entonces qué estamos esperando, queremos que haya una solución porque esta situación nos está afectando a todos”.
Por estas horas se dieron a conocer datos concretos, acerca de que se van perdiendo por lo menos de recaudar medio millón de pesos solamente por concepto de venta de entradas a las termas del Daymán, debido al paro de los funcionarios.
Esta situación generó malestar entre el sindicato de municipales, cuyos representantes informaron a EL PUEBLO que si bien reconocen y saben que los centros termales están afectados por la medida y están perdiendo de recaudar, actualmente el gremio “no tiene confianza en las actuales autoridades” y si bien denuncia que “se están diciendo muchas cosas por ahí, pero tengo la tranquilidad absoluta de que las cosas van a solucionarse, y si bien sabemos los comercios que están alrededor están perdiendo dinero, nosotros estamos defendiendo nuestro salario porque queremos cobrarlo”.
“La situación es de no creer íbamos de mal en peor, pero ahora no se cómo entrar a la Intendencia y pedir para hablar con alguien porque no hay nadie que atienda, así que vamos a esperar que el nuevo gobierno asuma y actúe porque nos están comiendo los bichos, gracias al paro que hicieron los trabajadores”, manifestó el titular del gremio de municipales en reiteradas ocasiones a la prensa.
No obstante, los comerciantes de Daymán que están afectados por la situación y que se han unido en una Liga de defensa de los intereses comerciales de los que allí trabajan, esperan que la situación se regularice y pedirán ahora una reunión con la ministra del ramo, con la finalidad de que los atienda y llevar un informe con el que se ponga al tanto de la situación por la que están atravesando los comerciantes del lugar.
“Queremos que las cosas se normalicen o que por lo menos haya una solución a esto, porque la gente no va a venir mientras el conflicto siga y no hay muchos servicios para ofrecer en la zona”, dijeron fuentes comerciales de Daymán.
“Nosotros no queremos perdernos de ningún peso más, pero la verdad que es muy triste lo que está ocurriendo nunca me había pasado antes y eso que tengo años en esto”, reflexionaba el comerciante de la zona termal que tiene varios años trabajando en el mismo rubro y que desde hace mucho tiempo está instalado en la zona.