Cambiarán el sentido de calle Diego Lamas de Blandengues a Rodó para salida de los ómnibus

Cambiarán el sentido de calle Diego Lamas de  Blandengues a Rodó para salida de los ómnibus

Fue una charla amena, en la que ambos se vieron cara a cara y fueron francos para empezar una conversación de la cual esperan ver sus frutos. Palabras más, palabras menos, así definió el encuentro que tuvo ayer por la mañana el intendente de Salto, Andrés Lima, con el empresario Carlos Alberto Lecueder, una de las 50 personalidades más influyentes del país en la última década y que tiene importantes inversiones en nuestro departamento, como por ejemplo, el Salto Shopping y Terminal de la cual su grupo es el Administrador. Aunque Lecueder va por más, y como todo emprendedor, término que le gusta usar para definirse, tiene la idea de convertir algunas cosas a nuevas cerca de la zona donde está ubicado el emprendimiento que lo caracteriza, el Shopping Center y esa fue una de las razones por las cuales también quería conocer al actual gobernante del departamento.
“Él pidió la reunión porque quería conocerme y porque también quería saber qué pensábamos acerca de las políticas que acercan lo público con lo privado, pero también quería tener información de primera mano sobre la situación económica de la Intendencia, porque dijo que tenía algunos datos sobre todo lo que había pasado, acerca de cómo recibimos la administración departamental, pero quería saber un poco más, sobre todo de cómo veníamos saliendo de la situación económica que nos dejaron”, dijo el intendente Andrés Lima a EL PUEBLO al ser consultado ayer sobre el encuentro mantenido con los principales del grupo Lecueder y sobre su acercamiento a uno de los principales empresarios del país.
Minutos después, en una conferencia de prensa que hizo Lecueder en la administración del Salto Shopping, dio a conocer sus impresiones sobre Lima; “me pareció una buena persona, un gobernante que tiene rumbo y que sabe adónde quiere ir”, dijo ante los periodistas que estaban presentes en ese lugar.
Pero no vino solo, Lecueder estuvo acompañado de sus socios estratégicos, el Dr. Luis Muix y el Dr. Ramiro Rodríguez Villamil, quien además de ser el presidente de la sociedad anónima que administra el Salto Shopping, tiene un extenso currículum como destacadísimo educador y periodista, además de empresario de los medios de comunicación.
Rodríguez Villamil (que ya ha sido entrevistado por EL PUEBLO para su sección semanal Al Dorso algunos años atrás) es el director del Liceo Francés en Montevideo, además es uno de los emblemáticos fundadores del prestigioso Semanario Búsqueda y desde siempre columnista de ese diario en su sección de “Humor o no”, bajo el seudónimo de Kid Gragea (uno de los humoristas políticas más destacados del país) y es incluso hasta hoy uno de los principales accionistas de Radio Sarandí (AM 690) de Montevideo.
En ese encuentro, que se llevó a cabo en el despacho del jefe comunal, estuvieron presentes además de Lima, el secretario general de la Intendencia, el Lic. Fabián Bochia, el Dr. César Sánchez y el Esc. Pablo Amarillo (éstos últimos, integrantes de la Unidad de Planificación Estratégica de la comuna). La reunión duró casi una hora, donde los participantes hablaron largo y tendido de todos los temas.
LAS OBRAS PROYECTADAS
En esa oportunidad, según dijo el intendente Lima a EL PUEBLO “le hice saber a Lecueder y sus socios que la Intendencia no está por un lado y los empresarios por otro, por el contrario, queremos trabajar en conjunto con el sector privado para lograr inversión y mano de obra para Salto, mejorando la infraestructura y con esto los servicios, la ciudad debe avanzar hacia un modelo de desarrollo diferente y en ese camino estamos”. Sostuvo que el empresario capitalino quería saber “cuáles eran los números de la Intendencia y saber cómo estábamos parados frente a la crisis con la que recibimos a la administración en julio de este año y ahí le di un panorama de cómo habíamos recibido la Intendencia, de los esfuerzos que están haciendo todos los salteños para soportar los problemas que tenemos y de cómo estamos proyectando el futuro, con un esquema de trabajo, planificado y ordenado, y sobre todo con el cumplimiento de las obligaciones que las iremos haciendo paso a paso pero ordenadamente para tener margen de acción en estos cinco años”.
Lima dijo que le transmitió a Lecueder que una de las obras que ya están proyectadas para el año que viene es “cambiar la circulación de los ómnibus que salen de la Terminal y para eso vamos a cambiar el sentido de la circulación por calle Diego Lamas, la misma irá hacia el este, entonces los ómnibus saldrán por esa calle hacia la avenida Rodó y de ahí tomarán por Reyles hasta las Cuatro Bocas y allí seguirán su destino, algunos hacia el sur y otros hacia el norte. Pero sucederá cuando la avenida Reyles esté pronta y mejoraremos el estado de la calle Diego Lamas en el tramo hasta Rodó y también el estado de la avenida Rodó para que soporte el pasaje de los ómnibus. De esa forma agilizaremos el tránsito por la avenida Blandengues que ya está muy cargada. A Lecueder le pareció bien y también a nosotros”.
“También le pedimos que nos den sugerencias con el predio ubicado frente al Shopping que nos dará AFE en comodato para ver cómo podemos aprovecharlo en conjunto con la Terminal, y quedamos de seguir avanzando en ese tema”, dijo Lima a EL PUEBLO.