Carlos Lecueder afirmó que Salto Shopping termina el año 2014 con “buenos resultados” y consolidado hacia el futuro

Carlos Lecueder afirmó que Salto  Shopping termina el año 2014 con “buenos resultados” y consolidado hacia el futuro
«Salto Shopping está terminando un año muy particular, porque amplió sus instalaciones dos veces, cosa que no es normal”, comenzó diciendo en la conferencia de prensa brindada ayer el contador Carlos Lecueder, Administrador del Salto Shopping, un lugar del cual dijo que se siente “orgulloso”, no solo porque admitió que su abuelo es salteño, sino por cómo se gestó ese emprendimiento comercial.
Lecueder contó en un momento determinado que el Salto Shopping salió luego de un tercer intento por crearse, tras dos instancias que resultaron fallidas. Recordó cuando en el año 1993 un grupo de salteños había ido a Montevideo especialmente a hablar con su padre, que también era un empresario dedicado a la creación de este tipo de emprendimientos, para construir un Shopping en Salto.
Pero narró que eso no fue posible porque a los interesados del momento les dijeron que entonces estaban “en pleno proceso de construcción y creación de los shopping de Tres Cruces y el de Portones (Carrasco)”, por lo cual dejaron la iniciativa para más adelante.  Así señaló que unos dos años más tarde, otro grupo de empresarios locales también concurrió a su encuentro en la capital del país,  para lograr un resultado favorable a esta propuesta y en ese momento, su padre había fallecido y ellos estaban con la reciente apertura del Shopping de Tres Cruces.
Aunque una vez en Buenos Aires, en un congreso de empresarios impulsores de Shopping Centers, se encontró con un salteño a quien ya conocía. “Era el ‘Piojo’ Martinicorena y se me acercó y me dijo Lecueder vine a Buenos Aires a conocerlo a usted, porque juntos vamos a poner un shopping en Salto”, y ahí “dije sí, vamos a hacerlo, porque me dije a mi mismo, bueno, la tercera es la vencida. Y era una deuda importante que tenía con Salto, mi abuelo era salteño, y mi padre quería poner el shopping acá, pero lamentablemente falleció antes y no llegó a verlo”.
Tras esto, Lecueder reivindicó su orgullo porque el Shopping de salto atravesó etapas muy difíciles ya que fue inaugurado en el año 2000, pero destaca la supervivencia de ese centro comercial y en la rueda de prensa ofrecida ayer ponderó sus nuevas atracciones.
COMERCIO
“Nosotros abrimos en el año 2000 y pasamos por momentos muy difíciles, incluso nos encontramos con gente que nos decía que esto iba a cerrar y nosotros les afirmábamos que no, pero para eso tuvimos que hacer un esfuerzo enorme”, dijo.
Señaló que pasada la crisis del 2002 “nos empezamos a recuperar y a caminar mejor. Y eso nos llevó a poder consolidarnos, lo primero era subsistir, lo segundo era cambiar los comercios que andaban mal por otros que anduvieran bien, y lo tercero era generar una buena mezcla comercial para que la gente viniera y todo eso se fue cumpliendo”.
El reconocido empresario y signado por el diario El Observador en 2013 como una de las cien personas “Más Influyentes” del país, Carlos Lecueder, sostuvo que en el año 2014, consolidaron todo ese proceso del Salto Shopping con “dos ampliaciones, logrando un viejo anhelo nuestro de tener al Banco República entre nosotros. Eso promovió una reorganización de locales, algunos que se mudaron, otros que se instalaron en otro lado y la venida de nuevos comercios que consolidaron el sector comercial en la zona de Nivel 1, sobre el acceso que da a la avenida Batlle”.
Indicó que por otro lado, tenían la información de que los cines “no estaban andando y que había espacio en exceso alrededor de los cines y ahí la alternativa fue una remodelación, pero manteniendo los cines porque los mismos son importantes para el Shopping, porque agrega el servicio de entretenimiento y más aún para la ciudad de Salto porque no hay otro cine”.
Lecueder aseguró que antes “había tres salas pero ahora dejamos dos aunque mejoradas con tal de que el servicio cinematográfico sea mejor. El operador buscó alianzas para encontrar mejores películas y mejor programación, entonces por otro lado tendremos un relanzamiento del cine. No obstante, hicimos una ampliación para que justo en la tercer sala que desapareció se pudiera generar más espacio comercial, donde instalamos a comercios como Hering y a Multiahorro Hogar”.
Añadió que una “novedad importante” fue la de instalar “una escalera mecánica más para la más cómoda circulación del Nivel 1 al Nivel 2, y de esa forma ayudar a que el Nivel 2 tenga un mayor flujo”.
Insistió en que estas incorporaciones lo que hacen es “consolidar el complejo para que sea más fuerte, tenga más novedades y más servicios. Y ese movimiento del Banco República hacia el Shopping, generó que el local del BROU sea nuestro y la semana que viene vamos a abrir Office 2000, y si bien en este caso se trata de un comercio cuyo local está afuera del Shopping, está conectado y se están construyendo conexiones para dejar un Shopping mejor y distinto”.
Por su parte, Lecueder sostuvo que “terminamos el 2014 muy contentos y si miramos el resto del país los uruguayos no hemos comprado tanto y los comercios no han tenido un buen año, también ha habido una pequeña recesión comercial que ha hecho que las ventas bajen”.
Pero el Shopping de Salto aprovechando la movida por la venta de las tradicionales fiestas, instrumentó una promoción donde por cada compra los consumidores tendrán la chance de llevarse una silla de playa, por una “suma simbólica”. La promoción durará hasta fin de año y busca promover las ventas en ese centro comercial.

«Salto Shopping está terminando un año muy particular, porque amplió sus instalaciones dos veces, cosa que no es normal”, comenzó diciendo en la conferencia de prensa brindada ayer el contador Carlos Lecueder, Administrador del Salto Shopping, un lugar del cual dijo que se siente “orgulloso”, no solo porque admitió que su abuelo es salteño, sino por cómo se gestó ese emprendimiento comercial.

Lecueder contó en un momento determinado que el Salto Shopping salió luego de un tercer intento por crearse, tras dos instancias que resultaron fallidas. Recordó cuando en el año 1993 un grupo de salteños había ido a Montevideo especialmente a hablar con su padre, que también era un empresario dedicado a la creación de este tipo de emprendimientos, para construir un Shopping en Salto.

Pero narró que eso no fue posible porque a los interesados del momento les dijeron que entonces estaban “en pleno proceso de construcción y creación de los shopping de Tres Cruces y el de Portones (Carrasco)”, por lo cual dejaron la iniciativa para más adelante.  Así señaló que unos dos años más tarde, otro grupo de empresarios locales también concurrió a su encuentro en la capital del país,  para lograr un resultado favorable a esta propuesta y en ese momento, su padre había fallecido y ellos estaban con la reciente apertura del Shopping de Tres Cruces.

Aunque una vez en Buenos Aires, en un congreso de empresarios impulsores de Shopping Centers, se encontró con un salteño a quien ya conocía. “Era el ‘Piojo’ Martinicorena y se me acercó y me dijo Lecueder vine a Buenos Aires a conocerlo a usted, porque juntos vamos a poner un shopping en Salto”, y ahí “dije sí, vamos a hacerlo, porque me dije a mi mismo, bueno, la tercera es la vencida. Y era una deuda importante que tenía con Salto, mi abuelo era salteño, y mi padre quería poner el shopping acá, pero lamentablemente falleció antes y no llegó a verlo”.

Tras esto, Lecueder reivindicó su orgullo porque el Shopping de salto atravesó etapas muy difíciles ya que fue inaugurado en el año 2000, pero destaca la supervivencia de ese centro comercial y en la rueda de prensa ofrecida ayer ponderó sus nuevas atracciones.

COMERCIO

“Nosotros abrimos en el año 2000 y pasamos por momentos muy difíciles, incluso nos encontramos con gente que nos decía que esto iba a cerrar y nosotros les afirmábamos que no, pero para eso tuvimos que hacer un esfuerzo enorme”, dijo.

Señaló que pasada la crisis del 2002 “nos empezamos a recuperar y a caminar mejor. Y eso nos llevó a poder consolidarnos, lo primero era subsistir, lo segundo era cambiar los comercios que andaban mal por otros que anduvieran bien, y lo tercero era generar una buena mezcla comercial para que la gente viniera y todo eso se fue cumpliendo”.

El reconocido empresario y signado por el diario El Observador en 2013 como una de las cien personas “Más Influyentes” del país, Carlos Lecueder, sostuvo que en el año 2014, consolidaron todo ese proceso del Salto Shopping con “dos ampliaciones, logrando un viejo anhelo nuestro de tener al Banco República entre nosotros. Eso promovió una reorganización de locales, algunos que se mudaron, otros que se instalaron en otro lado y la venida de nuevos comercios que consolidaron el sector comercial en la zona de Nivel 1, sobre el acceso que da a la avenida Batlle”.

Indicó que por otro lado, tenían la información de que los cines “no estaban andando y que había espacio en exceso alrededor de los cines y ahí la alternativa fue una remodelación, pero manteniendo los cines porque los mismos son importantes para el Shopping, porque agrega el servicio de entretenimiento y más aún para la ciudad de Salto porque no hay otro cine”.

Lecueder aseguró que antes “había tres salas pero ahora dejamos dos aunque mejoradas con tal de que el servicio cinematográfico sea mejor. El operador buscó alianzas para encontrar mejores películas y mejor programación, entonces por otro lado tendremos un relanzamiento del cine. No obstante, hicimos una ampliación para que justo en la tercer sala que desapareció se pudiera generar más espacio comercial, donde instalamos a comercios como Hering y a Multiahorro Hogar”.

Añadió que una “novedad importante” fue la de instalar “una escalera mecánica más para la más cómoda circulación del Nivel 1 al Nivel 2, y de esa forma ayudar a que el Nivel 2 tenga un mayor flujo”.

Insistió en que estas incorporaciones lo que hacen es “consolidar el complejo para que sea más fuerte, tenga más novedades y más servicios. Y ese movimiento del Banco República hacia el Shopping, generó que el local del BROU sea nuestro y la semana que viene vamos a abrir Office 2000, y si bien en este caso se trata de un comercio cuyo local está afuera del Shopping, está conectado y se están construyendo conexiones para dejar un Shopping mejor y distinto”.

Por su parte, Lecueder sostuvo que “terminamos el 2014 muy contentos y si miramos el resto del país los uruguayos no hemos comprado tanto y los comercios no han tenido un buen año, también ha habido una pequeña recesión comercial que ha hecho que las ventas bajen”.

Pero el Shopping de Salto aprovechando la movida por la venta de las tradicionales fiestas, instrumentó una promoción donde por cada compra los consumidores tendrán la chance de llevarse una silla de playa, por una “suma simbólica”. La promoción durará hasta fin de año y busca promover las ventas en ese centro comercial.