Catalina Correa – Diputada y candidata del Frente Amplio: “Hicimos una crítica leal al gobierno departamental, pero si vemos algo en lo que no estamos de acuerdo, lo diremos”

EXPERIENCIA ADQUIRIDA EN EL PARLAMENTO
Sin dudas, estos cinco años como legisladora, ha sido una experiencia positiva. En el sentido de que es un lugar en el que tu podes pensar y proyectar cosas, y más que nada, conocés un espectro de posibilidades que no lo tenés desde el territorio. Esa distancia que el diputado acorta desde su territorio y la capital, que en nuestro caso son 500 kilómetros, los que intentamos acortar todas las semanas, hace que hayamos tenido algunos aprendizajes.  correa
Uno de ellos es que, cuando yo, a veces, escucho y oigo todas las propuestas, promesas, y no estoy hablando solamente del Frente Amplio sino que de todos los partidos, uno sabe que, son imposibles llevarlas a cabo para un diputado, porque, el hecho es que no pasa por las buenas intenciones que pueda tener la persona que las hace, y no dudo que las tenga, sino que, se tratan, en su mayoría, de políticas públicas, a nivel nacional, que exceden las posibilidades de una diputación. Esa es una de las cosas que aprendí. Más allá de las buenas intenciones que tengamos, a veces, se nos hace difícil remar contra la corriente.
Si sos del interior, peor. Si sos mujer, peor aún. Y, si venís de una agrupación política que es departamental y que no tiene representación a nivel nacional, tres veces peor. Pero eso, no significa de que uno no haya sabido tejer redes, acercamientos, no solamente con nuestros compañeros diputados del Frente Amplio, sino que también, con compañeros diputados de todos los partidos políticos, por suerte. Eso lo logramos. También, se ha logrado una cierta confianza, quizás por la forma de ser de uno, auténtico, que ha hecho que, sintamos un gusto a poco, que quizás, podríamos haber hecho más cosas de las que hicimos en estos cinco años.
Nos quedó gusto a poco, porque, fueron aprendizajes, el primer año, lo he dicho y lo repito, el cual fue muy confuso, quizás no perdido, pero sí, confuso. A la vez, ese mismo año me tocó ser Presidenta del Frente Amplio a nivel departamental, lo que sumaban dos responsabilidades muy grandes, sumado a que fue una presidencia que no contó con una vicepresidencia, ya que no supimos acordar entre nosotros, diluyéndose entre una cosa y la otra, los esfuerzos que pudiéramos hacer.
Sí se trabajó muchísimo con la gente; se trabajó muchísimo para la gente, y sentimos, que quedaron cosas en el tintero. Y por esas cosas, vamos. Y por esas cosas pedimos la renovación de confianza, justamente, para poder concretar cosas que empezamos, las arrancamos y quedaron ahí, como empantanadas, por no tener, a veces, la ayuda que correspondía, por no saber encontrar, en otros momentos, los caminos adecuados; pero bueno, hemos hecho muchísimas cosas, muchas más de las que a veces se saben. Yo no soy muy mediática; yo prefiero el trabajo en el barrio, el trabajo en el interior profundo, el trabajo con la gente, la atención al público en mi agrupación, es decir, ese contacto mano a mano que, para mí, es fundamental.
HECHOS MÁS QUE PALABRAS
Yo considero que muchas veces es más fácil decir o demostrar una imagen de estar en distintos espacios, de lo cual, capaz, nosotros pecamos de la falta de eso, siento objeto de críticas, inclusive, dentro de nuestra propia agrupación, pero, yo prefiero estar con la gente, estar con los vecinos; o sea, actuar como siempre lo hice, como cuando era Maestra, luego, cuando estuve en el MIDES, después, cuando estuve en la presidencia del Frente Amplio, y cuando llegué a la diputación. Esta siempre fue mi forma de actuar, mi forma de ser, de perfil bajo, a no ser que, las circunstancias me obligaran de acuerdo al lugar que uno ocupa, de estar presente en los medios. Parafraseando a Martínez en el debate presidencial: “hechos más que palabras”. Lo mío es el trabajo silencioso. Creo que es lo más valioso.
LA AGRUPACIÓN HUMANISTA
En un principio, cuando empezaron los problemas en la agrupación, fue un cuesta arriba; fue muy doloroso desde los afectos y desde la confianza. Ahora, el tener a un compañero que uno ve que no va hacia el mismo o en el mismo camino, pero está allí, a que te diga abiertamente, bueno, yo me voy de acá porque no me siento contento por lo que ustedes me cuestionan, yo no estoy de acuerdo con sus cuestionamientos, es feo.
Yo manifesté en aquella famoso conferencia de prensa que hicimos para informar que el intendente se había ido de la agrupación, que sentí que me había sacado una mochila de encima. Una mochila pesada. Fue como sentirnos liberados para ser como somos, transparentes, muy críticos, incluso, de nuestra propia fuerza política. Siempre digo que es muy fácil criticar a los partidos de oposición; lo bueno y lo transparente es ser autocrítico, porque, si yo exijo que haya transparencia en otros partidos políticos, muchísimo más tengo que exigir que lo haya dentro de mi fuerza política.
CRÍTICA CON LEALTAD
Nosotros hemos hecho una crítica leal al gobierno departamental; una crítica que nunca fue en desmedro del mismo. Ha sido una crítica, inclusive, hasta en decisiones, aveces, personales del intendente que, iban en contra de lo que nosotros pregonábamos como agrupación humanista, en donde toda la gente tiene que estar en el centro de nuestras preocupaciones. Por eso, nosotros, somos humanistas, para nosotros, el ser humano es el centro de las preocupaciones, del humanismo. Pero, si empezás a hacer de eso un clientelismo político, nosotros, nunca lo vamos a apañar. Nunca vamos a decir que está bien. Si vemos algo en lo que no estamos de acuerdo, lo vamos a decir.
MÚLTIPLES CANDIDATURAS A LA DIPUTACIÓN
Muchos pueden pensar que la multiplicidad de candidaturas a la diputación sea una estategia, para obtener votos, y otros, que por ahí, no se pudo llegar a acuerdos entre los distintos sectores del Frente. Yo me inclino por esta última opción. Más que nada, nosotros, hemos intentado desde que empezamos con el “grupo de los 11” en lograr acuerdos (ahora quedamos un grupo más pequeño), y no pudimos lograrlo, hasta que decidimos ir a la candidatura, solos. Muchos otros compañeros tomaron la misma opción, y analizamos en la Agrupación Humanista esta situación, y dijimos, bueno, tenemos que mirar lo que tiene de malo y de bueno. Lo que tiene de malo, es que al haber esa diversidad y teniendo en cuenta que un diputado vale 8 o 9 mil votos, los números dan una cifra que es imposible de lograr. Entonces, lo positivo es para nosotros, que el trabajo en la calle, en los barrios, es la diaria, no es una zafra. Entonces, cada candidatura tendrá que salir a buscar sus votos. Y eso, de alguna manera es una buena cosa para el Frente Amplio, porque va a sumar, lo que le permitiría, y estoy convencida que pasará, ganar estas elecciones y las departamentales.
LA MILITANCIA
La militancia ha decaído no solamente en el Frente Amplio, sino que en todo el orden social. Nos hemos aquietados o, en muchos casos, sobre todo la gente joven, ha cambiado la forma de comunicación, que teníamos nosotros los mayores: el boletín, el puerta a puerta, el boca a boca. Y, lo ha pasado a la comunicación por medio de las redes sociales, que son medios tan válidos como cualquier otro. Los jóvenes hoy, los hay, obviamente, es difícil que vayan a una reunión, a un comité, político a escuchar hablar de política; prefieren comunicarse a su manera, lo que está bien.
Son cosas de una nueva era. Quizás no es tanto una merma, pero sí una nueva forma de comunicarse.
EL DEBATE PRESIDENCIAL
Sentí que el debate fue muy capitalino, muy montevideano. No sentí jamás, que el interior estuviera presente con nuestras problemáticas, con nuestras dificultades, con ese Uruguay al norte del Río Negro, que es otra dimensión.
Yo no creo que Lacalle Pou y Martínez, desconozcan el interior, sé que lo han recorrido muchas veces, pero, el interior no estuvo allí, yo no me sentí allí.
Capaz que muchos compañeros hayan sentido lo mismo, porque, los logros del Frente Amplio si bien son nacionales, creo que existe un interior que debió estar más presente.