Cayó en el Pacífico

La caída del ‘UARS’ se produjo en la mañana anterior pero aún no se ha determinado con exactitud el momento ni el lugar.

El satélite incontrolado UARS, de la NASA, que ha tenido en vilo a todo el mundo durante una semana, ha caído por fin. La entrada en la atmósfera se produjo ayer y, según los datos de la Fuerza Aérea estadounidense (Joint Space Operations Center, en la base de Vandenberg, California), el satélite entró sobre el Océano Pacífico, pero la localización exacta y el momento no se ha determina aún con precisión.