Cecilia Curbelo presentó su libro “Aunque ella Esté”, centrado en la exposición de los jóvenes frente a las redes sociales

Por cuarta vez la escritora Cecilia Curbelo – que se ha centrado en historias adolescentes – ha visitado nuestro departamento para presentar su nueva novela intitulada “Aunque ella esté” donde se aborda la realidad de la exposición de los jóvenes frente a las redes sociales.
La novela trata de una chica de catorce años que se llama Morgana. Si uno ve solamente las fotografías que ella sube a las redes, se encuentra con una joven muy provocativa y sexualizada… maquillada, peinada y producida a la que se le da más edad de la que en verdad tiene.

El público escolar siguió con mucho interés la exposición de la escritora

El público escolar siguió con mucho interés la exposición de la escritora

Morgana tiene miles de seguidores en las redes, sin embargo su vida cibernética no se condice con la real.
“Creo que es un hecho muy común en la realidad que vivimos, de intentar mostrar una vida que no es la que tenemos” – reflexionó la escritora.
A través del libro Cecilia puede llegar a muchos jóvenes, padres y docentes ahondando en los vínculos con los adolescentes y ver de qué forma establecer los límites sin desconocer que el mundo de ellos hoy se cimenta en el universo de internet.
Cecilia Curbelo presentó su libro “Aunque ella esté” el jueves por la tarde en el Teatro Larrañaga al que acudieron escolares y adolescentes, con los que pudo intercambiar muchos pensamientos.
“En las redes siempre estamos sonriendo o compartiendo una actividad super divertida y esto en la etapa adolescente se vuelve como una adicción” – indicó la autora.
A través de ese tipo de fotos se trata de juntar “Likes” entendiendo que de esa forma los jóvenes pueden transformarse en una especie de líderes, de referentes.
Pero en la vida misma, la realidad choca contra ese “Me gusta” que es fácil lograrlo en las redes sociales.
Justamente en la novela se produce un choque en la vida cibernética de Morgana con su vida cotidiana. Es el darse cuenta de que todo lo que subimos a las redes, no sabemos quiénes lo están recibiendo.
“Los adultos somos confiados pero tenemos cierta cuota de desconfianza pues nos la dio la experiencia… los adolescentes no. Por ello es bueno que los jóvenes tomen conciencia de que todo lo que suben a las redes y lo hacen público allí queda… no hay marcha atrás.”
Lo cierto es que todo tiene consecuencias y las jóvenes generaciones tienen que tener en claro esta realidad.
“A ALGUIEN LE ESTOY IMPORTANDO”
-¿Cuál es su reflexión en cuanto a la situación de vulnerabilidad de los jóvenes frente a las redes?
-“Esta sensación que nos hace sentir como que estamos acompañados y rodeados, resulta todo lo contrario. Lo que nos trae es una soledad inmensa. Aquellos jóvenes que tienen en las redes miles de seguidores, en la vida real están solos. Esa vulnerabilidad los induce a buscar algo más allá que los haga sentir bien. Es plantearse un desafío y lograr llamar la atención de alguien.
Se está difundiendo en la actualidad una serie – Por trece razones – que arranca con la historia de una chica que se quita la vida y de hecho mucha gente está en contra de esa serie.
Desde mi punto de vista considero que es positivo que los jóvenes miren con sus padres esta serie porque esta da un espacio a la reflexión y permite que se desenmascaren un montón de cosas que son reales y viven en la atmósfera de escuelas y liceos y todavía siguen siendo un tema tabú.
Estos temas hay que enfrentarlos y no hacer como que no existieran. Creo que el trabajo más difícil de un padre es encarar, ver la realidad y tratar de acompañar a los hijos”.