Celebración del 1º de Mayo encuentra a Salto con nuevas organizaciones sindicales pero con los mismos reclamos

Celebración del 1º de Mayo encuentra a Salto con nuevas organizaciones sindicales pero con los mismos reclamos

Nuevos sindicatos y nuevos dirigentes

En la jornada de mañana se celebra un día de una enorme significación para el mundo del trabajo.  El 1º de mayo de 1886 la huelga que se venía realizando por la exigencia de una jornada laboral de ocho horas estalló de costa a costa en los Estados Unidos de América, en donde más de cinco mil fábricas fueron paralizadas y 340 mil obreros salieron a calles y plazas a manifestar su exigencia. En Chicago los sucesos tomaron rápidamente un sesgo violento, que culminó en la masacre de la plaza Haymarket (el 4 de mayo) y en un posterior juicio contra los dirigentes anarquistas y socialistas de esa ciudad, cuatro de los cuales (Engel, Spies, Parsons y Fischer ) fueron ahorcados el 11 de noviembre de 1887.

La actualidad nacional y local sigue encontrando a trabajadores en lucha, en reclamo de derechos y beneficios. EL PUEBLO abordó a nuevos dirigentes sindicales, de organizaciones de reciente constitución, que están haciendo las primeras “armas” y que compartieron parte de sus necesidades y expectativas en un departamento en el que los conflictos laborales no son para nada extraños. De esta forma dialogamos con trabajadoras domésticas, empleados de estaciones de servicio, y de centros que atienden a discapacitados, la nueva generación sindical que va tomando contacto con las viejas estrategias de lucha que tradicionalmente han llevado adelante los trabajadores sindicalizados en el país-.

Domésticas: de a poco el gremio se ha ido consolidando y gana afiliadas

Desde el 2009 la organización que nuclea a las empleadas domésticas cuenta con presencia en Salto. EL PUEBLO dialogó con la dirigente Patricia López que expresó “que de a poco se ha ido consolidando el gremio, y cada día recibimos más consultas sobre trabajadoras que quieren afiliarse y asesorarse sobre los derechos”. Si bien hay “muchas compañeras que han tenido sus aumentos como corresponde, pero otras no. Es la lucha de todos los días. El SUTD (Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas) se reúne en el local de FENAPES (Artigas 775) los sábados a las 18 horas y en AUTE (Sarandí 257) a las 19:30 hs.

López confirmó que “en Salto se sigue dando mucho trabajo en negro”, aunque han disminuido las quejas sobre salarios no pagos o aumentos no otorgados. Igualmente relató que hay muchas domésticas que no se animan a reclamar y “muchas veces en el ministerio de Trabajo no se brinda un buen asesoramiento”. También una de las preocupaciones es “la salud laboral, más cuando en Salto no se habla y no se trabaja mucho sobre ese tema”. En la tarea diaria “utilizamos muchos productos de limpieza que son tóxicos que pueden afectar la salud de las trabajadoras”.  Indicó que en mayo “viajamos a Montevideo a un encuentro con la gente de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y trabajadores de todo el país y de otros países de la región).

Estaciones de Servicio

Por organizarnos hemos sufrido despidos y persecución

Héctor Trinidad, trabajador de la estación de servicio “Parada 19” expresó a EL PUEBLO que en la empresa conformaron un sindicato hace un año, y son un comité de base de la Unión de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (UNTMRA). “Nos costó constituir la organización, con un par de tropezones, pérdida de compañeros por la presión que metió la empresa”. Considera que a ninguna empresa le gusta “que haya un sindicato adentro, esa es la verdad. Cada vez que el trabajador aprende cuales son sus derechos los patrones complican. Al comienzo éramos 10 y ahora somos 7, pero la vamos llevando lindo”. Los reclamos pasan por “el cumplimiento de los convenios vigentes, con las medias horas de descanso que se nos debe. En una jornada de 8 horas tenemos que descansar media, pero eso no se respetó nunca. Logramos que se respetara, nos mandan a hacer la media hora en el vestuario, pero el reclamo nuestro es cobrar la plata que se nos debe por el tiempo que no se cumplió con el descanso. El patrón dice que no nos debe, y estamos en un tire y afloje por ese tema, negociando con propuestas que van y vienen para intentar llegar a un acuerdo”. Trinidad expresa que “el trabajador afiliado al sindicato tiene roces con el patrón, y que afecta en la relación laboral: la realidad es que se señalan con varas distintas. Si no estás afiliado tenés los domingos libres, cuando querés te vas al Carnaval, te mandan a hacer cursos a Montevideo para capacitarse, pero los que estamos afiliados no”.

El gremio “en este poco tiempo de vida ha llegado a todos los límites en cuanto a las medidas que han tomado: marchas, cortes de calle, ocupación. Son medidas extremas que implicaron que maduráramos de un golpe”. Reconoció el “apoyo de la UNTMRA, del PIT CNT, que siempre están para asesorarte”. Considera que en Salto está creciendo el movimiento sindical, “y eso es muy bueno”.

Hogar Millán

“Éramos un grupo chico pero decididos a constituirnos”

Lorena Alanis pertenece al Sindicato de Trabajadores del Hogar Millán (SITRAMI) e indicó a EL PUEBLO que “hace unos dos años que constituyeron un sindicato en su lugar de trabajo.

Somos unos 10 afiliados más o menos, pero empezamos siendo 5”. Lo importante en el inicio fue “que estábamos decididos, porque éramos un grupito chico del turno de la tarde.

Habían cosas que no nos estaban gustando, que queríamos reclamar y derechos que exigir”. Expresó que “no hubo ninguna complicación con los directivos del Hogar, más cuando conformamos un sindicato sin tener problemas de sueldo”.

Cuando se conformó el sindicato “lo primero que logramos fue un acuerdo para poder rotar el día libre los fines de semana, porque necesitábamos estar con nuestros hijos”. Otro aspecto que se reclamó fue “el cumplimiento de ciertos beneficios acordados en los Consejos de Salarios, como la ropa de trabajo. Lo presentamos y por suerte con la empresa no tuvimos problema: cada cosa que tenemos que reclamar, la presentamos el Consejo de Salarios y acceden”. Otro reclamo fue “el de contar con un baño exclusivo para los funcionarios, y se construyó como pedimos”.

El Hogar Millán atiende un total de 56 “discapacitados permanentes en convenio con INAU: niños, adolescentes y algunos mayores también”.  Son más de 20 funcionarios, y no han llegado a “tomar medidas gremiales extremas, porque mantenemos un diálogo aunque hemos tenido cruces de palabras con respeto, pero nunca hemos hecho un paro o similar”.

Alanis considera que “desde el principio contamos con el apoyo de FUECYS (sindicato del sector de empleados del comercio y servicios), y a medida que fuimos ganando experiencia pudimos colaborar con la conformación de nuevos sindicatos”. Para la dirigente la idea pasa “porque la gente se sienta apoyada y tome la decisión de agruparse, sin miedo, ya que se cuenta con el apoyo también del PIT CNT”.

Centro Integral Flavia

El más nuevo de todos

Hace 15 días se acaba de conformar quizá el sindicato más nuevo de Salto. Es el Sindicato de Funcionarios del Centro Integral Flavia, SIFUCIF. Eliana Cabrera e Inés Dalmao son dos trabajadoras del lugar que dialogaron con EL PUEBLO manifestando que “no fue difícil la situación de agruparse y constituirse”. En el centro trabajan unos 20 funcionarios y el nacimiento de la organización sindical, que reúne a 14, radicó a partir de reclamos salariales y también otros aspectos como la ropa de trabajo. “Queríamos saber si se nos estaba pagando como se acordó en los Consejos de Salarios”, y también plantearon la posibilidad de que sus turnos de trabajo “sean rotados o variados todos los meses”. Este último reclamo se basa en que “se hacen muy largos los turnos. Al comienzo rotaban cada 6 meses, luego cada 4 y en la actualidad cada 3 meses. Trabajan 6 horas seguidas y quieren que la rotación sea más seguida para “aliviar los horarios de todos, porque durante el invierno es matador salir a las 12 de la noche”. “No queremos ir a chocar con nadie, pero buscamos algo que sea justo para todos”.

La tarea que desarrollan las entrevistadas refiere a su rol de cuidadoras: “Los cuidamos, les cortamos el pelo, los bañamos, le cortamos las uñas, hacemos de todo”. Los 33 usuarios del servicio del centro “son atendidos entre 3 o 4 personas por turno sin contar con el auxiliar de limpieza y la cocinera”. También “cuando hay personal suficiente dentro del hogar para hacerse cargo hay posibilidad de salir a paseos públicos a distraerse, que es necesario que estén afuera, para poder también insertarse en la sociedad obteniendo su lugar”.

En los últimos meses hubo de todo: ocupaciones, cortes de ruta y despidos

Promedio de los últimos nueve meses en Salto: cada

nueve días se registra un conflicto colectivo de trabajo

na simple observación de algunos de los conflictos sindicales de los últimos nueve meses, a través de las distintas ediciones de EL PUEBLO, permite conformarse una idea real: los trabajadores organizados han estado al frente de medidas consideradas extremas, como la ocupación y cortes de vías de tránsito. Casi 30 han sido los conflictos registrados de donde han surgido despidos, algunos considerados antisindicales, y envíos al seguro de desempleo por más de una industria o empresa local.

EMPLEADOS MUNICIPALES A LA CABEZA

Los sectores en los que más conflictos se han dado en la ciudad en dicho período de tiempo fueron el de los empleados municipales, sea con referencia a temas salariales, condiciones de trabajo, régimen horario (incluye horas extras), estabilidad laboral, adecuaciones. A nivel del PIT CNT hubo 3 paros generales, que incluyeron un corte de ruta nacional y una ocupación de la oficina del Ministerio de Trabajo, sumado a un hecho de mucha significación: la expulsión del dirigente Mario Altamiranda. Una situación considerada como histórica fueron los 33 días que permaneció ocupado el local sindical de AEBU por parte de 13 ex trabajadoras de la financiera Riloman.  Otro sector conflictivo es el de las estaciones de servicio, que han sido ocupadas y en algunos casos se han producido despidos de dirigentes sindicales. La industria frigorífica fue también objeto de envíos al seguro de paro y de despido de personal. Finalmente también fue histórica, por así llamarla, la ocupación durante 11 días del edificio central de la Regional Norte por parte de sus funcionarios no docentes, en reclamo de más presupuesto.

CUADRO EXPLICATIVO

EL PUEBLO agrega un cuadro explicativo de los principales conflictos verificados en los últimos 9 meses en el departamento, que sirve de muestra evidente del mundo de las relaciones laborales, a veces convulsionado, pero también con reglas de funcionamiento propias de los intereses en juego, por parte de los involucrados directos.

FFOSE rechaza el proyeto Aratiri

En una declaración pública, el 36º Congreso Nacional de delegados de FFOSE declaró en las últimas horas su más enérgico rechazo al proyecto de minería a cielo abierto “ Aratirí” , en base a que:

1- Es un hecho la más absoluta expropiación de nuestros recursos naturales.

2- Por tratarse de minas “ a cielo abierto”, su incidencia sobre nuestro ecosistema es gravísima. En caso de concretarse, generará una grave contaminación de aire, tierra y especialmente el agua.

3- La afectación para los pequeños y medianos productores del agro, la pecuaria y la lechería de las zonas adyacentes a la explotación.

4- Atenta contra el modelo de Uruguay Natural, destruyendo zona paisajística, zonas de patrimonio de la humanidad y teniendo incidencia altamente negativa para el turismo.

Por lo antedicho se resuelve:

1) Comunicar a la población nuestra honda preocupación por el tema.

2) Trasladar el tema al PIT-CNT, para que el conjunto del movimiento sindical se pronuncie.

3) Contactar a parlamentarios, organizaciones sociales y demás actores de la sociedad para aglutinar fuerzas y tomar directa incidencia sobre el tema.

Paso Severino, 27 de abril de 2011







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...