Centros CAIF de Salto atienden a decenas de niños y madres apostando a mejorar sus condiciones de vida

a importancia de la labor que vienen realizando los Centros de Atención a la Infancia y la Familia, (CAIF) desde su creación, y el impacto que han tenido en la enseñanza de los niños de nuestro medio, fueron explicadas por uno de los fundadores de estas actividades, el empresario del transporte, Samuel Sitrín, quien actualmente ostenta la presidencia de tres centros de esta naturaleza.
Sitrín habló con EL PUEBLO y se refirió a las tareas que vienen llevando adelante los distintos CAIF que cumplen actividades en nuestro medio desde hace varios años.
Asimismo, el precursor de estos centros historió sobre los mismos, diciendo que “el primer CAIF que se formó en Salto fue el del barrio Don Atilio, luego vino el del barrio Williams, y el tercero fue el CAIF Los Gallitos, que funciona en la Jefatura de Policía”.
“Es interesante dar a conocer la educación que brindan los CAIF, y además sería muy bueno que hubieran más en todo el país”, dijo. Comentó que en los centros de esta naturaleza, hay profesionales destacadas que atienden a los más pequeños y que ese grupo, al que también lo conforman docentes generan una base sólida educativa para el desarrollo del niño, que tras la concurrencia a este tipo de centros, posteriormente ingresa en forma directa a la educación inicial.
ASPECTOS DESTACADOS
Dijo asimismo, que uno de los aspectos más destacados que tienen este tipo de centros, es que los profesionales le hacen un seguimiento a los niños y en el caso de “que encuentren que alguno de ellos presenta algún tipo de problemas ya sea de temperamento o de alguna índole, les prestan una atención dedicada a cada uno con la finalidad de que los mismos puedan rehabilitarse sin problemas y esa educación y contención que les dan a estos niños es de gran ayuda para su desarrollo futuro”, señaló Sitrín.
Asimismo, comentó que dos veces por semana concurren a los distintos CAIF médicos contratados que realizan una revisión de los pequeños que allí asisten, con la finalidad de proporcionarles atención, sobre todo en el caso de que haya alguno de los educandos que presente problemas de salud.
Destacó por su lado, que en el caso del centro CAIF, Los Gallitos, del cual Samuel Sitrín es actualmente su presidente, han conseguido hace algunos años un micro que cumple la función de ir a la casa de los niños, a buscarlos para llevarlos y traerlos al lugar.
Ponderando las funciones que cumplen estos lugares de atención a la infancia y la familia, Samuel Sitrín, dijo que allí se le brinda alimentación a los más pequeños y que además se le hace un seguimiento a los mismos y sus familias.
A los CAIF concurren las madres desde que están embarazadas a quienes se les dan charlas de apoyo y luego se inscriben con sus niños, concurriendo al lugar hasta la edad de educación inicial.
Sitrín, fundador y actualmente presidente de tres centros CAIF de Salto, informó que las partidas asignadas por el Estado muchas son insuficientes. Pero que la población local así como distintas instituciones de nuestro medio, muchas veces mancomunan esfuerzos para que los mismos puedan funcionar adecuadamente. Actualmente hay una serie de centros CAIF en distintos puntos de Salto que atienden a decenas de niños y mujeres de Salto.
Lsitrina importancia de la labor que vienen realizando los Centros de Atención a la Infancia y la Familia, (CAIF) desde su creación, y el impacto que han tenido en la enseñanza de los niños de nuestro medio, fueron explicadas por uno de los fundadores de estas actividades, el empresario del transporte, Samuel Sitrín, quien actualmente ostenta la presidencia de tres centros de esta naturaleza.
Sitrín habló con EL PUEBLO y se refirió a las tareas que vienen llevando adelante los distintos CAIF que cumplen actividades en nuestro medio desde hace varios años.
Asimismo, el precursor de estos centros historió sobre los mismos, diciendo que “el primer CAIF que se formó en Salto fue el del barrio Don Atilio, luego vino el del barrio Williams, y el tercero fue el CAIF Los Gallitos, que funciona en la Jefatura de Policía”.
“Es interesante dar a conocer la educación que brindan los CAIF, y además sería muy bueno que hubieran más en todo el país”, dijo. Comentó que en los centros de esta naturaleza, hay profesionales destacadas que atienden a los más pequeños y que ese grupo, al que también lo conforman docentes generan una base sólida educativa para el desarrollo del niño, que tras la concurrencia a este tipo de centros, posteriormente ingresa en forma directa a la educación inicial.
ASPECTOS DESTACADOS
Dijo asimismo, que uno de los aspectos más destacados que tienen este tipo de centros, es que los profesionales le hacen un seguimiento a los niños y en el caso de “que encuentren que alguno de ellos presenta algún tipo de problemas ya sea de temperamento o de alguna índole, les prestan una atención dedicada a cada uno con la finalidad de que los mismos puedan rehabilitarse sin problemas y esa educación y contención que les dan a estos niños es de gran ayuda para su desarrollo futuro”, señaló Sitrín.
Asimismo, comentó que dos veces por semana concurren a los distintos CAIF médicos contratados que realizan una revisión de los pequeños que allí asisten, con la finalidad de proporcionarles atención, sobre todo en el caso de que haya alguno de los educandos que presente problemas de salud.
Destacó por su lado, que en el caso del centro CAIF, Los Gallitos, del cual Samuel Sitrín es actualmente su presidente, han conseguido hace algunos años un micro que cumple la función de ir a la casa de los niños, a buscarlos para llevarlos y traerlos al lugar.
Ponderando las funciones que cumplen estos lugares de atención a la infancia y la familia, Samuel Sitrín, dijo que allí se le brinda alimentación a los más pequeños y que además se le hace un seguimiento a los mismos y sus familias.
A los CAIF concurren las madres desde que están embarazadas a quienes se les dan charlas de apoyo y luego se inscriben con sus niños, concurriendo al lugar hasta la edad de educación inicial.
Sitrín, fundador y actualmente presidente de tres centros CAIF de Salto, informó que las partidas asignadas por el Estado muchas son insuficientes. Pero que la población local así como distintas instituciones de nuestro medio, muchas veces mancomunan esfuerzos para que los mismos puedan funcionar adecuadamente. Actualmente hay una serie de centros CAIF en distintos puntos de Salto que atienden a decenas de niños y mujeres de Salto.






El tiempo


  • Otras Noticias...