China fue despedida por compatriotas y argentinos que le tributaron cálido homenaje

China fue despedida por compatriotas y  argentinos que le tributaron cálido homenaje
Seguramente de haber elegido el contexto de sus exequias China Zorrilla, hubiera optado por el que se dio ayer. Desde la salida del féretro del Salón de los Pasos Perdidos en el Parlamento Uruguayo, hasta su último adiós al féretro, los asistentes al cortejo le tributaron un cerrado aplauso.
Al pasar  por el Teatro Solís, donde supo de grandes actuaciones, le aguardaba un grupo de gente de teatro y otros artistas de ambos lados del Río de la Plata, para tributarle también en este emblemático lugar su postrer despedida.
El de ayer fue un jueves de una jornada de duelo oficial en el Uruguay, según resolvió el gobierno a raíz de la muerte de la actriz China Zorrilla. Sus restos fueron velados con honores en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Finalizado el velatorio, se realizó un cortejo fúnebre hasta el Teatro Solís, y luego se dirigió al Cementerio Central, donde fueron enterrados sus restos.
Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz, conocida como China Zorrilla, murió ayer a los 92 años de edad, luego de estar luchando contra un problema respiratorio. La actriz fue internada el domingo por una neumonía y este miércoles falleció en La Asociación Española.
El presidente José Mujica, previo a su retorno desde Finlandia, hizo referencia al fallecimiento de la actriz China Zorrilla.
«China Zorrilla ha contribuido a construir cultura para Uruguay y para el Río de la Plata a lo largo de décadas y décadas. Sumando, como esos pajaritos, palito a palito, con ternura. El Uruguay le dará una despedida como merece y tendrá un tono de tristeza y un tono de alegría por la magnitud de esa vida».
El actor Carlos Perciavalle, uno de sus más grandes amigos dialogó con El Observador, y dijo que la actriz estaba “graciosa, divertida, y además estaba rodeada por el cariño de sus sobrinos, su familia y mucha gente que la quería y no la dejó nunca sola. Estuvo de buen humor hasta el final. Mientras pudo reírse, se rió y disfrutó de la vida”.

Seguramente de haber elegido el contexto de sus exequias China Zorrilla, hubiera optado por el que se dio ayer. Desde la salida del féretro del Salón de los Pasos Perdidos en el Parlamento Uruguayo, hasta su último adiós al féretro, los asistentes al cortejo le tributaron un cerrado aplauso.

Al pasar  por el Teatro Solís, donde supo de grandes actuaciones, le aguardaba un grupo de gente de teatro y otros artistas de ambos lados del Río de la Plata, para tributarle también en este emblemático lugar su postrer despedida.

El de ayer fue un jueves de una jornada de duelo oficial en el Uruguay, según resolvió el gobierno a raíz de la muerte de la actriz

Soledad Silveira y Mujica en el velatorio

Soledad Silveira y Mujica en el velatorio

China Zorrilla. Sus restos fueron velados con honores en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Finalizado el velatorio, se realizó un cortejo fúnebre hasta el Teatro Solís, y luego se dirigió al Cementerio Central, donde fueron enterrados sus restos.

Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz, conocida como China Zorrilla, murió ayer a los 92 años de edad, luego de estar luchando contra un problema respiratorio. La actriz fue internada el domingo por una neumonía y este miércoles falleció en La Asociación Española.

El presidente José Mujica, previo a su retorno desde Finlandia, hizo referencia al fallecimiento de la actriz China Zorrilla.

«China Zorrilla ha contribuido a construir cultura para Uruguay y para el Río de la Plata a lo largo de décadas y décadas. Sumando, como esos pajaritos, palito a palito, con ternura. El Uruguay le dará una despedida como merece y tendrá un tono de tristeza y un tono de alegría por la magnitud de esa vida».

El actor Carlos Perciavalle, uno de sus más grandes amigos dialogó con El Observador, y dijo que la actriz estaba “graciosa, divertida, y además estaba rodeada por el cariño de sus sobrinos, su familia y mucha gente que la quería y no la dejó nunca sola. Estuvo de buen humor hasta el final. Mientras pudo reírse, se rió y disfrutó de la vida”.

Compatriota y amigo personal Carlos Perciavalle estuvo desde el primer momento  en las exequias

Compatriota y amigo personal Carlos Perciavalle estuvo desde el primer momento en las exequias