Comer todos los días cuesta el sueldo del mes

Si hay algo que no puede faltar todos los días en un hogar, es la comida.
Cuando se arma el presupuesto familiar mensual, la alimentación de la familia y los artículos de la casa, son la parte sustancial de los números que uno saca y empieza a pensar cómo hacer para que nada falte. Rascamos el bolsillo primero, usamos la calculadora una y otra vez, luego buscamos precios y volvemos a hacer la cuenta. Es que la plata tiene que alcanzar, por más que haya algo que siempre quede atrás, la olla debe pararse y los platos deben estar servidos sobre la mesa sin excepción.
Esto nos hace pensar siempre un poco más para saber cómo vamos a encarar el día. La dichosa frase “¿qué vamos a comer hoy?” supone un toque del ingenio diario que todos debemos saber aplicar. Pero como nadie se ha salvado de la excursión al supermercado alguna vez, cuando las responsabilidades apuran, la visita se hace casi a diario y vamos calculando las cosas de otra manera.
Está claro que hay una verdad única. Los precios de los alimentos suben  y comer bien no está al alcance de cualquiera. Tampoco lo está el poder alimentar a una familia todos los días con lo que realmente se requiere para ello. Pero como es necesario hacerlo, para nuestra sección Detrás de los Números, salimos de compras y tratamos de ver cuánto tenemos que gastar para estar bien alimentados.
LA DIARIA
Hay compras que deben hacerse diariamente, aunque hay otras que solo se hacen cada tanto. Lo primero que fuimos a comprar para empezar a llenar la heladera, fue la leche y el pan para el desayuno y la merienda.
Con dos adolescentes en casa, es imposible no tener leche ni pan al servicio del apetito de los chicos, aquí el costo básico asciende a los 109 pesos uruguayos mínimo. Ese costo se hace tomando el costo de cada litro de leche a 25 pesos uruguayos y del pan francés a 17, siendo cuatro las personas que requieren esta comida intermedia.
Si a la misma le queremos agregar manteca, dulce de leche, fiambres, o cualquier otro dulce, el desayuno pasa a costar por lo menos 50 pesos más y ya hablamos de que empezamos el día con un costo no menor a los 150 pesos. Quizás en la tarde pueda aprovecharse la misma compra y agregar quizás un pan francés de 17 pesos, o un litro de leche de 25.
Lo que puede suponernos un costo global que trepa fácilmente entre los 180 y los 190 pesos de costo, solamente a la hora de comprar el desayuno y la merienda.
De ahí pasamos al mediodía, donde la variedad de comidas pueden complicarnos más por su elección que por su preparación. Podemos optar por la más fácil y comprar milanesas de carne, pollo o jamón y queso, a precios que oscilan entre los 115 y los 145 pesos uruguayos. Las que pueden prepararse fritas con aceite de soja a 60 pesos el litro o al horno con un toque de aceite de oliva a 67 pesos los 250 cc. o 100 pesos los 500cc.
A estas las acompañamos con arroz de 29 pesos el paquete de 1 kilogramo. O una ensalada de lechuga y tomate cuyo costo puede oscilar entre los 40 y los 60 pesos, depende de la cantidad que preparemos para acompañar las milanesas. Sumarle el pan que acompaña la comida, francés a 17 pesos o galletitas al agua por 29 pesos, la botella de agua mineral entre 22 y 24 pesos o el refresco entre 52 y 58 pesos.
Pasamos a los postres que pueden estar comprendidos por cremas de 35 pesos más el litro de leche a 25. O una gelatina en caja de 31 pesos, además de frutas, en las que puede gastarse más de 100 pesos si variamos entre naranjas a 18 pesos el kilo, manzanas a 32 pesos el kilo y bananas 30 pesos por kilogramo, para que el alimento sea lo más completo posible.
Aquí estamos hablando de un almuerzo cuyo costo supera los 400 pesos cuando hablamos de una comida casera, liviana y barata que contemple la alimentación de 4 personas. Pero si hablamos de carnes, salsas e incluso tortas, los costos pueden ser superiores y costear un almuerzo y una cena para una familia tipo, el costo no disminuye de entre 400 y 600 pesos diarios.
Por lo tanto, parar la olla diaria y asegurarse que todos coman al menos lo básico en una familia tipo de Uruguay, tiene un costo aproximado entre 600 y 800 pesos diarios, esto, contemplando solamente los gastos mínimos.
n

Si hay algo que no puede faltar todos los días en un hogar, es la comida.

Cuando se arma el presupuesto familiar mensual, la alimentación de la familia y los artículos de la casa, son la parte sustancial de los números que uno saca y empieza a pensar cómo hacer para que nada falte. Rascamos el bolsillo primero, usamos la calculadora una y otra vez, luego buscamos precios y volvemos a hacer la cuenta. Es que la plata tiene que alcanzar, por más que haya algo que siempre quede atrás, la olla debe pararse y los platos deben estar servidos sobre la mesa sin excepción.

Esto nos hace pensar siempre un poco más para saber cómo vamos a encarar el día. La dichosa frase “¿qué vamos a comer hoy?” supone un toque del ingenio diario que todos debemos saber aplicar. Pero como nadie se ha salvado de la excursión al supermercado alguna vez, cuando las responsabilidades apuran, la visita se hace casi a diario y vamos calculando las cosas de otra manera.

Está claro que hay una verdad única. Los precios de los alimentos suben  y comer bien no está al alcance de cualquiera. Tampoco lo está el poder alimentar a una familia todos los días con lo que realmente se requiere para ello. Pero como es necesario hacerlo, para nuestra sección Detrás de los Números, salimos de compras y tratamos de ver cuánto tenemos que gastar para estar bien alimentados.

LA DIARIA

Hay compras que deben hacerse diariamente, aunque hay otras que solo se hacen cada tanto. Lo primero que fuimos a comprar para empezar a llenar la heladera, fue la leche y el pan para el desayuno y la merienda.

Con dos adolescentes en casa, es imposible no tener leche ni pan al servicio del apetito de los chicos, aquí el costo básico asciende a los 109 pesos uruguayos mínimo. Ese costo se hace tomando el costo de cada litro de leche a 25 pesos uruguayos y del pan francés a 17, siendo cuatro las personas que requieren esta comida intermedia.

Si a la misma le queremos agregar manteca, dulce de leche, fiambres, o cualquier otro dulce, el desayuno pasa a costar por lo menos 50 pesos más y ya hablamos de que empezamos el día con un costo no menor a los 150 pesos. Quizás en la tarde pueda aprovecharse la misma compra y agregar quizás un pan francés de 17 pesos, o un litro de leche de 25.

Lo que puede suponernos un costo global que trepa fácilmente entre los 180 y los 190 pesos de costo, solamente a la hora de comprar el desayuno y la merienda.

De ahí pasamos al mediodía, donde la variedad de comidas pueden complicarnos más por su elección que por su preparación. Podemos optar por la más fácil y comprar milanesas de carne, pollo o jamón y queso, a precios que oscilan entre los 115 y los 145 pesos uruguayos. Las que pueden prepararse fritas con aceite de soja a 60 pesos el litro o al horno con un toque de aceite de oliva a 67 pesos los 250 cc. o 100 pesos los 500cc.

A estas las acompañamos con arroz de 29 pesos el paquete de 1 kilogramo. O una ensalada de lechuga y tomate cuyo costo puede oscilar entre los 40 y los 60 pesos, depende de la cantidad que preparemos para acompañar las milanesas. Sumarle el pan que acompaña la comida, francés a 17 pesos o galletitas al agua por 29 pesos, la botella de agua mineral entre 22 y 24 pesos o el refresco entre 52 y 58 pesos.

Pasamos a los postres que pueden estar comprendidos por cremas de 35 pesos más el litro de leche a 25. O una gelatina en caja de 31 pesos, además de frutas, en las que puede gastarse más de 100 pesos si variamos entre naranjas a 18 pesos el kilo, manzanas a 32 pesos el kilo y bananas 30 pesos por kilogramo, para que el alimento sea lo más completo posible.

Aquí estamos hablando de un almuerzo cuyo costo supera los 400 pesos cuando hablamos de una comida casera, liviana y barata que contemple la alimentación de 4 personas. Pero si hablamos de carnes, salsas e incluso tortas, los costos pueden ser superiores y costear un almuerzo y una cena para una familia tipo, el costo no disminuye de entre 400 y 600 pesos diarios.

Por lo tanto, parar la olla diaria y asegurarse que todos coman al menos lo básico en una familia tipo de Uruguay, tiene un costo aproximado entre 600 y 800 pesos diarios, esto, contemplando solamente los gastos mínimos.

Los Números:

25 pesos un litro de leche

17 pesos un pan francés

115 a 145 pesos un kilogramo de milanesas

22 a 24 pesos un agua mineral

52 a 58 pesos un refresco de 2 litros

De 400 a 800 pesos diarios de almuerzo y/o cena