Comunicado de la red pro cuidados ante coronavirus

24 de marzo de 2020
En el marco de la situación que supone la presencia de la actual pandemia de coronavirus en Uruguay, la Red Pro Cuidados llama la atención de las autoridades y de actores de la sociedad civil organizada sobre las precarias condiciones en que se desarrollan los servicios de cuidados, tan necesarios en esta particular coyuntura.
En la primera línea de contacto con la población, además del personal de la salud, se encuentran las personas que trabajan cuidando a quienes no pueden hacerlo por sí mismos, estando más expuestas al contagio del virus y a condiciones muy difíciles de trabajo. En su inmensa mayoría son mujeres que realizan su labor bajo condiciones de informalidad y de alta vulnerabilidad laboral.
Expresamos nuestra especial preocupación en este contexto por las cuidadoras que se desempeñan en la órbita del Programa de Asistentes Personales del Sistema Nacional Integrado de Cuidados. Estas personas trabajadoras -en su inmensa mayoría mujeres-, no cuentan todavía con un claro estatus laboral, lo que coloca a este imprescindible sector de actividad (servicio) entre los más vulnerables del mercado laboral.
Los servicios que presta el colectivo de Asistentes Personales a poblaciones dependientes de mayor edad y en situación de discapacidad, que se mantienen en un régimen de contrato entre privados, son financiados a través de subsidios del Banco de Previsión Social en muchos de los casos. Dicho contrato está aún incipientemente regulado lo que deja por fuera de la normativización aspectos importantes de la relación laboral.
Las retribuciones que reciben por su trabajo, no permite a estas trabajadoras contar con los insumos de protección necesarios para evitar contagios, como alcohol, guantes, tapabocas, etc. Tampoco sus contratantes (en su mayoría beneficiarios de un 100% del subsidio por la prestación del cuidado dada su precariedad económica) están en condiciones de proporcionarles tales herramientas.
La Red Pro Cuidados apela a los actores responsables de generar medidas de barrera sanitaria y al PIT-CNT, como central sindical, a que identifiquen las situaciones de mayor vulnerabilidad de los colectivos de trabajadores/as, a los efectos que, tomen en cuenta y procuren soluciones para el colectivo de Asistentes Personales, que no ha sido mencionado ni atendido hasta ahora en las intervenciones al respecto.