Con alta concurrencia y notable éxito se cumplió avant premier de “IPOLL”, del joven cineasta Diego Ferrés

Con alta concurrencia y notable éxito se cumplió avant premier de “IPOLL”, del joven cineasta Diego Ferrés
Con la sala 1 del Cine Shopping a lleno se estrenó el cortometraje “Ipoll” producción y creación del joven cineasta emergente Diego Ferrés, que con tan solo 17 años logró captar a la audiencia con un guión de suspenso y ribetes de terror, inspirado en las leyendas que desde hace años circundan el Liceo No. 1 de Salto.
Con un presupuesto casi nulo, una cámara – especialmente diseñada para tales efectos – y creación pura, el joven Ferrés logró plasmar una historia de cinco adolescentes, cuyos personajes son interpretados por Federico Villar, Delfina Milder, Natalia Benítez, Julio Brajús y Micaela Corbella, que deciden pasar una noche en las instalaciones del liceo, intrigados por los sucesos que se despliegan en el habla popular.
“Ipoll” comienza con una charla de amigos y luego va intensificando el suspenso a lo largo del corto, que mantiene en vilo a la audiencia hasta el final.
En la previa, Diego Ferrés agradeció a todos aquellos que hicieron posible la realización del filme, acompañado por los jóvenes protagonistas y brindó detalles de cómo fue realizado el trabajo, que demandó cinco meses.
Consultado el cineasta por sus logros teniendo muy pocos recursos a su merced respondió que”no se contó con presupuesto; nosotros somos todos gurises; la cámara ya la tenía porque venía haciendo otras cosas con ella.
Con respecto al guión señaló que se fue imaginando cada escena y fue así viendo qué tomas y ángulos iba a necesitar.
“Las primeras dos escenas las fui armando…luego una noche comencé a escribir y  a lo largo de las filmaciones fui agregando detalles o modificándole escenas” – relató.
Ferrés manifestó haber visto el filme antes de ser presentado en sociedad y al revivirlo con el público estuvo más pendiente de las reacciones que de la pantalla.
“Afortunadamente salió todo bien y la experiencia fue única” – enfatizó.

Con la sala 1 del Cine Shopping a lleno se estrenó el cortometraje “Ipoll” producción y creación del joven cineasta emergente Diego Ferrés, que con tan solo 17 años logró captar a la audiencia con un guión de suspenso y ribetes de terror, inspirado en las leyendas que desde hace años circundan el Liceo No. 1 de Salto.

Con un presupuesto casi nulo, una cámara – especialmente diseñada para tales efectos – y creación pura, el joven Ferrés logró plasmar una historia de cinco adolescentes, cuyos personajes son interpretados por Federico Villar, Delfina Milder, Natalia Benítez, Julio Brajús y Micaela Corbella, que deciden pasar una noche en las instalaciones del liceo, intrigados por los sucesos que se despliegan en el habla popular.

“Ipoll” comienza con una charla de amigos y luego va intensificando el suspenso a lo largo del corto, que mantiene en vilo a la audiencia hasta el final.

En la previa, Diego Ferrés agradeció a todos aquellos que hicieron posible la realización del filme, acompañado por los jóvenes protagonistas y brindó detalles de cómo fue realizado el trabajo, que demandó cinco meses.

Consultado el cineasta por sus logros teniendo muy pocos recursos a su merced respondió que”no se contó con presupuesto; nosotros somos todos gurises; la cámara ya la tenía porque venía haciendo otras cosas con ella.

Con respecto al guión señaló que se fue imaginando cada escena y fue así viendo qué tomas y ángulos iba a necesitar.

“Las primeras dos escenas las fui armando…luego una noche comencé a escribir y  a lo largo de las filmaciones fui agregando detalles o modificándole escenas” – relató.

Ferrés manifestó haber visto el filme antes de ser presentado en sociedad y al revivirlo con el público estuvo más pendiente de las reacciones que de la pantalla.

“Afortunadamente salió todo bien y la experiencia fue única” – enfatizó.