Con la medida del cero kilo no se soluciona el problema, el tema pasa fundamentalmente por la diferencia cambiaria

Con la medida del cero kilo no se soluciona el problema, el tema pasa fundamentalmente por la diferencia cambiaria
En el marco del lanzamiento de la cosecha del arroz, organizado por la Asociación de Cultivadores de Arroz (A.C.A.), llegó hasta nuestra ciudad el senador Pedro Bordaberry en su carácter de integrante de la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca del Senado, acompañado además por los senadores Ernesto Agazzi y Jorge Saravia. “Es la primera vez que la Comisión de Ganadería del Senado se reunía en Salto”, comentó Bordaberry a EL PUEBLO, “me parece una cosa muy buena porque quedarse en el Palacio no está bien, hay que conversar mano a mano con los productores, en este caso con la A.C.A. en Zanja Honda me pareció una buena cosa”.
REALIDAD
ARROCERA
Respecto a la situación de los arroceros Bordaberry estimó que es “buena, pero que tiene, como toda actividad económica, algunos nubarrones en el horizonte. En el caso de los arroceros quizás un poco más que el resto de la actividad porque el año pasado tuvieron un aumento de los costos muy grande que obligó a muchos, principalmente a los que arriendan, que son el 70% de los arroceros, a endeudarse con proveedores, con el sistema financiero, en especial con el Banco de la República. Hoy se está trabajando en el Ministerio de Ganadería, en el A.C.A. y también con la comisión en un fideicomiso para solucionar ese problema del endeudamiento del año pasado. Nos preocupa solucionar el endeudamiento por la pérdida de competitividad, pero más nos preocupa el origen, porque si usted se endeuda un año y se endeuda el otro, es porque los costos del país no le dan, eso ya no es coyuntural sino que es estructural, y hay que atender lo que origina la fiebre, no solamente dar alguna aspirina para salir del paso, y ese es el problema”.
BAGAYEROS
Y CERO KILO
Sobre la situación planteada a partir de la medida adoptada por la Dirección Nacional de Aduanas sobre el cero kilo de mercaderías en el paso de frontera, el legislador colorado enfatizó que “el cero kilo es la manifestación de algo, de una enfermedad, pero solamente estableciendo el cero kilo no se va a solucionar el problema, porque ¿cuál es el origen de lo que está pasando? La enorme brecha cambiaria que hay entre Argentina y Uruguay, porque en Argentina tienen este dólar paralelo a 8.50 y en Uruguay tenemos un dólar que baja, entonces obviamente si se juega con esa diferencia cambiaria, es más conveniente comprar del otro lado del puente y entonces se empiezan con estas medidas que son de atajar penales y que a la larga no tienen efecto, por eso hay que ir al centro del problema”.
Para Bordaberry el problema radica en que al “bajar el dólar perdemos competitividad, y eso habla del costo del país, la inflación, el déficit fiscal, es todo parte de lo mismo, y de eso estuvimos hablando hace unos días en la interpelación al ministro de Economía”.
EL PUEBLO consultó al senador colorado cuál era, desde su óptica, la solución a esta situación planteada en los departamentos fronterizos con Argentina. “Quien no está en la legalidad lo que hay que hacer es abrirle el camino para que ingrese en la legalidad, eso es lo primero, y ayudarlos a integrarse a la legalidad, esa es la base. Cuando hablamos de este tipo de contrabando hablamos de algunas personas que supongo estarán haciendo su sustento y también de otras personas que utilizan a esas otras para dedicarse a la actividad, o sea que es algo complejo en cuanto a entenderlo. El tema pasa fundamentalmente por la diferencia cambiaria y darnos cuenta que si Argentina devalúa como lo está haciendo, y si al día de mañana seguimos teniendo con Brasil una diferencia de 18 puntos con la medida histórica en cuanto a competitividad, obviamente que debiéramos tratar de acompasar nuestra economía sin drama a la realidad regional, porque estamos en el barrio y porque nos va a afectar”.
“No es solamente el que ahora va con el cero kilo, es también el que no va a venir a hacer turismo, es el que está en Montevideo, en San José o en Maldonado y se va en excursión de compras por la diferencia cambiaria a Argentina y por ende deja de adquirir lo que adquiriría acá por esa diferencia cambiaria, que en definitiva se trata del trabajo de los uruguayos. Eso pasa mucho por atacar el déficit fiscal, la inflación y el atraso cambiario, tres partes de una sola trenza que originan este problema económico del que alertamos hace diez días en el Senado cuando citamos al ministro de Economía y que a los pocos días adoptó esta medida (del cero kilo) porque evidentemente no se dio cuenta de lo que estaba pasando”, concluyó.

En el marco del lanzamiento de la cosecha del arroz, organizado por la Asociación de Cultivadores de Arroz (A.C.A.), llegó hasta nuestra ciudad el senador Pedro Bordaberry en su carácter de integrante de la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca del Senado, acompañado además por los senadores Ernesto Agazzi y Jorge Saravia. “Es la primera vez que la Comisión de Ganadería del Senado se reunía en Salto”, comentó Bordaberry a EL PUEBLO, “me parece una cosa muy buena porque quedarse en el Palacio no está bien, hay que conversar mano a mano con los productores, en este caso con la A.C.A. en Zanja Honda me pareció una buena cosa”.

REALIDAD ARROCERA

Respecto a la situación de los arroceros Bordaberry estimó que es “buena, pero que tiene, como toda actividad económica, algunos nubarrones en el horizonte. En el caso de los arroceros quizás un poco más que el resto de la actividad porque el año pasado tuvieron un aumento de los costos muy grande que obligó a muchos, principalmente a los que arriendan, que son el 70% de los arroceros, a endeudarse con proveedores, con el sistema financiero, en especial con el Banco de la República. Hoy se está trabajando en el Ministerio de Ganadería, en el A.C.A. y también con la comisión en un fideicomiso para solucionar ese problema del endeudamiento del año pasado. Nos preocupa solucionar el endeudamiento por la pérdida de competitividad, pero más nos preocupa el origen, porque si usted se endeuda un año y se endeuda el otro, es porque los costos del país no le dan, eso ya no es coyuntural sino que es estructural, y hay que atender lo que origina la fiebre, no solamente dar alguna aspirina para salir del paso, y ese es el problema”.

BAGAYEROS Y CERO KILO

Sobre la situación planteada a partir de la medida adoptada por la Dirección Nacional de Aduanas sobre el cero kilo de mercaderías en el paso de frontera, el legislador colorado enfatizó que “el cero kilo es la manifestación de algo, de una enfermedad, pero solamente estableciendo el cero kilo no se va a solucionar el problema, porque ¿cuál es el origen de lo que está pasando? La enorme brecha cambiaria que hay entre Argentina y Uruguay, porque en Argentina tienen este dólar paralelo a 8.50 y en Uruguay tenemos un dólar que baja, entonces obviamente si se juega con esa diferencia cambiaria, es más conveniente comprar del otro lado del puente y entonces se empiezan con estas medidas que son de atajar penales y que a la larga no tienen efecto, por eso hay que ir al centro del problema”.

Para Bordaberry el problema radica en que al “bajar el dólar perdemos competitividad, y eso habla del costo del país, la inflación, el déficit fiscal, es todo parte de lo mismo, y de eso estuvimos hablando hace unos días en la interpelación al ministro de Economía”.

EL PUEBLO consultó al senador colorado cuál era, desde su óptica, la solución a esta situación planteada en los departamentos fronterizos con Argentina. “Quien no está en la legalidad lo que hay que hacer es abrirle el camino para que ingrese en la legalidad, eso es lo primero, y ayudarlos a integrarse a la legalidad, esa es la base. Cuando hablamos de este tipo de contrabando hablamos de algunas personas que supongo estarán haciendo su sustento y también de otras personas que utilizan a esas otras para dedicarse a la actividad, o sea que es algo complejo en cuanto a entenderlo. El tema pasa fundamentalmente por la diferencia cambiaria y darnos cuenta que si Argentina devalúa como lo está haciendo, y si al día de mañana seguimos teniendo con Brasil una diferencia de 18 puntos con la medida histórica en cuanto a competitividad, obviamente que debiéramos tratar de acompasar nuestra economía sin drama a la realidad regional, porque estamos en el barrio y porque nos va a afectar”.

“No es solamente el que ahora va con el cero kilo, es también el que no va a venir a hacer turismo, es el que está en Montevideo, en San José o en Maldonado y se va en excursión de compras por la diferencia cambiaria a Argentina y por ende deja de adquirir lo que adquiriría acá por esa diferencia cambiaria, que en definitiva se trata del trabajo de los uruguayos. Eso pasa mucho por atacar el déficit fiscal, la inflación y el atraso cambiario, tres partes de una sola trenza que originan este problema económico del que alertamos hace diez días en el Senado cuando citamos al ministro de Economía y que a los pocos días adoptó esta medida (del cero kilo) porque evidentemente no se dio cuenta de lo que estaba pasando”, concluyó.