Con Rúben Silveira Cardozo, presidente del Liceo Rural de Colonia Lavalleja y una vida en comisiones

Pueblo Lavalleja. Por: Yamandú Leal.

Un incansable trabajador de las comisiones aunque en la actualidad se desempeña en la del Liceo Rural de Colonia Lavalleja, con él, dialogamos sobre la Fiesta Huellas de Tradición, que cada año realiza este centro educativo en nuestra localidad.

-¿Cómo vio esta fiesta hermosa, la 17º Edición de Huellas de Tradición?

-Estuvimos agradeciendo en la radio local a la población y aprovechando esta nota quiero agradecer a todos aquellos que vinieron desde Salto para colaborar con la actividad. Agradecerles a todas las personas de las zonas más alejadas de nuestro pueblo, porque quedamos contentos de que haya más de tres mil personas, también está el hecho de que hicimos todo lo posible para que la misma saliera lo mejor que se pudiera.
Pasamos tres meses reuniéndonos con el fin de mostrarle a la gente un gran espectáculo, aunque si bien no queremos ser más que nadie, como este festival está declarado de Interés Departamental, es que hayamos, que queremos mostrarle a la gente un festival que sea lo mejor posible. Ponernos las pilas y mostrarle a la gente a dos escenarios buena actividad de campo con 460 caballos en ese desfile gaucho que superó al del año pasado.
También queremos pedir disculpas si hubo algún error porque la fiesta se está haciendo tan grande que nos supera en las expectativas. Pero ya estamos evaluando para el año próximo corregir varios defectos del año pasado. Queremos agradecerle a los gurises del liceo que van a ser los más beneficiados.

-Nosotros como padres y vecinos no podemos hacer más que apoya la fiesta, pero los lectores se preguntarán si ¿has integrado alguna otra comisión?
-Integro comisiones desde el año 1981.

-¿Cuáles fueron esas comisiones?

-Todo arrancó cuando tenía 22 años de edad cuando era jugador y Tesorero de la Comisión Directiva de Lavalleja F.C. En 1986 me fui a vivir con mi familia a Villa Constitución y mi hija entró a la escuela, la que tiene cumplidos 37 años y yo me arrimé a la Escuela Nº100. Pero en 1991 volví a Lavalleja y mi hija fue a la Escuela Nº18 y me arrimé a esa escuela estando 20 años colaborando con la misma. En 1994 traje una idea desde Constitución que fue hacer el baile de las quinceañeras y desde entonces la fiesta se hace todos los años.

-¿Quiere decir que el precursor fuiste tú?

-Exactamente. Por 1998 trabajé para que se abriera el Centro CAIF “Felices los Niños” y estuve dos años como presidente del mismo. Luego en 2004 creamos una liga de Baby Fútbol con unos 30 y pico de vecinos, mis gurises tenían cerca de 8 años y jugamos casi una decena de campeonatos, preciosa la gurisada salió muy buena esa generación.
Entre 2008 y 2010 estuve a cargo de Taller FC en la Presidencia, pagando Jota Ele y las entradas.
Después desde 2011 y 2012 integrré la comisión de la Policlínica donde después de varias reuniones me dieron una suma de 60 mil pesos que se los entregué a la médica del lugar para que se hiciera allí la sala de internación. También en esa época apoyé los inicios de la Orquesta local Garras de Amor. En 2015 me arrimé al Liceo Rural de Pueblo Lavalleja y también desde ese año integro el Municipio como Concejal.
Este año no había dinero para la policlínica y hablé con la médica del lugar y con el presidente de la Comisión e hicimos tres Bingos recaudando la suma de 40 mil pesos. Todo eso me ha servido para tener una vida muy rica trabajando en distintas comisiones esto sin duda te ayuda para crecer en la vida y tiene un sentido personal. Un saludo para todos los lectores de EL PUEBLO. Agradezco al Municipio, al Alcalde que siempre estuvo y a quienes nos dieron aliento para que el Festival Huellas de Tradición tuviera tanto éxito.