Conformaron una cuadrilla de trabajo y pintarán un CAIF

Conformaron una cuadrilla de  trabajo y pintarán un CAIF

La Cárcel de Salto alcanza población récord: 308 internos

Son 308 los reclusos que actualmente están alojados en el denominado Centro de Rehabilitación de Salto, una cifra absolutamente récord para nuestro medio, y que en los años de historia del recinto carcelario local, que fue creado a mediados de los años 70, para albergar a 80 personas, nunca hubo tanta superpoblación.
“Desde que asumimos hay unas 60 personas más que están alojadas acá”, dijo a EL PUEBLO el director del Centro, el oficial principal Miguel Ángel Catelotti. que el pasado mes de diciembre recibió la cárcel de manos de la Jefatura de Policía de Salto ya que ahora pasó a manos del Instituto Nacional de Rehabilitación, una entidad creada bajo la órbita del Ministerio del Interior cuyo cometido es la instrumentación de políticas que tiendan a la rehabilitación de los reclusos.
En la actualidad la cárcel de Salto, cuenta con un importante número de presos hombres y otro significativo número de mujeres, que aún esperan poder trasladarse hacia el nuevo recinto que está en construcción desde el 2010 y así dejar el estado de hacinamiento con el que cuentan, ya que la cárcel para mujeres se encuentra en un pabellón donde antes eran los fondos de la Seccional Cuarta de Policía.
Pero por el momento, la falta de recursos juega un partido importante y la vieja casona en construcción, lindera al edificio central de la cárcel local, por la calle Defensa casi Paraguay, no está en condiciones de ser habitado.
LAS ACTIVIDADES
Según informó Catelotti a EL PUEBLO, hay al menos una docena de reclusos que conformaron una cuadrilla de albañilería con la que se vienen realizando algunas mejoras en el lugar. Así como también sostuvo que hay un grupo de presos que se dedican a trabajar en panadería y realizan su trabajo “de muy buena manera”.
“Yo creo que hay gente que tiene las herramientas para salir adelante y no se da cuenta, y eso es lo que estaba pasando con un montón de reclusos que tenemos acá, que ahora realizando estos trabajos se están dando cuenta que pueden salir adelante”, dijo el director del establecimiento.
Asimismo, destacó el “inmenso apoyo que recibimos de distintas instituciones de Salto, algo que es increíble y muy bueno que suceda. Por eso estamos preparando a un grupo de presos que irán a realizar la pintada de locales como manera de retribuir el apoyo que nos dan. Por ejemplo, ya estaremos coordinando la pintada de un CAIF y del centro Ciudadela”, dijo.
PROFESIONALES
No obstante, en junio ingresarán 27 nuevos funcionarios a cumplir tareas en el Centro de Rehabilitación de Salto. Entre ellos hay varios profesionales, como el caso de profesores de educación física, asistentes sociales, así como enfermeros.
“Se trata de un plantel estrictamente profesional que trabajará con la idea de cumplir con los cometidos para los que fue creada la institución. En ese sentido, creo que desde que asumimos venimos trabajando con la intención de poder llevar adelante este tipo de tareas, pero ahora con el refuerzo del personal, podremos hacerlo aún mejor”, sostuvo el director del Centro de Rehabilitación de Salto, el oficial principal, Miguel Ángel Catelotti, que trabajó durante 9 años en el Comcar y que en diciembre fue nombrado para dirigir el establecimiento carcelario local.

Son 308 los reclusos que actualmente están alojados en el denominado Centro de Rehabilitación de Salto, una cifra absolutamente récord para nuestro medio, y que en los años de historia del recinto carcelario local, que fue creado a mediados de los años 70, para albergar a 80 personas, nunca hubo tanta superpoblación.

“Desde que asumimos hay unas 60 personas más que están alojadas acá”, dijo a EL PUEBLO el director del Centro, el oficial principal Miguel Ángel Catelotti. que el pasado mes de diciembre recibió la cárcel de manos de la Jefatura de Policía de Salto ya que ahora pasó a manos del Instituto Nacional de Rehabilitación, una entidad creada bajo la órbita del Ministerio del Interior cuyo cometido es la instrumentación de políticas que tiendan a la rehabilitación de los reclusos.

En la actualidad la cárcel de Salto, cuenta con un importante número de presos hombres y otro significativo número de mujeres, que aún esperan poder trasladarse hacia el nuevo recinto que está en construcción desde el 2010 y así dejar el estado de hacinamiento con el que cuentan, ya que la cárcel para mujeres se encuentra en un pabellón donde antes eran los fondos de la Seccional Cuarta de Policía.

Pero por el momento, la falta de recursos juega un partido importante y la vieja casona en construcción, lindera al edificio central de la cárcel local, por la calle Defensa casi Paraguay, no está en condiciones de ser habitado.

LAS ACTIVIDADES

Según informó Catelotti a EL PUEBLO, hay al menos una docena de reclusos que conformaron una cuadrilla de albañilería con la que se vienen realizando algunas mejoras en el lugar. Así como también sostuvo que hay un grupo de presos que se dedican a trabajar en panadería y realizan su trabajo “de muy buena manera”.

“Yo creo que hay gente que tiene las herramientas para salir adelante y no se da cuenta, y eso es lo que estaba pasando con un montón de reclusos que tenemos acá, que ahora realizando estos trabajos se están dando cuenta que pueden salir adelante”, dijo el director del establecimiento.

Asimismo, destacó el “inmenso apoyo que recibimos de distintas instituciones de Salto, algo que es increíble y muy bueno que suceda. Por eso estamos preparando a un grupo de presos que irán a realizar la pintada de locales como manera de retribuir el apoyo que nos dan. Por ejemplo, ya estaremos coordinando la pintada de un CAIF y del centro Ciudadela”, dijo.

PROFESIONALES

No obstante, en junio ingresarán 27 nuevos funcionarios a cumplir tareas en el Centro de Rehabilitación de Salto. Entre ellos hay varios profesionales, como el caso de profesores de educación física, asistentes sociales, así como enfermeros.

“Se trata de un plantel estrictamente profesional que trabajará con la idea de cumplir con los cometidos para los que fue creada la institución. En ese sentido, creo que desde que asumimos venimos trabajando con la intención de poder llevar adelante este tipo de tareas, pero ahora con el refuerzo del personal, podremos hacerlo aún mejor”, sostuvo el director del Centro de Rehabilitación de Salto, el oficial principal, Miguel Ángel Catelotti, que trabajó durante 9 años en el Comcar y que en diciembre fue nombrado para dirigir el establecimiento carcelario local.