Consejo de Disciplina de AEBU interrogó ayer a las 13 afiliadas que ocuparon

5Los 13 ocupantes en ocasión de la desocupación del local el pasado 24 de setiembre.

Órgano sindical consultó sobre decisión de ocupar y lectura de proclama

Durante la pasada jornada integrantes del Consejo de Disciplina de la Asociación de Bancarios del Uruguay (AEBU) se hicieron presentes en Salto, a los efectos de tomar declaración a las 13 trabajadoras de la Ex Rilomán (afiliadas a AEBU) que ocuparon el local sindical de la seccional Salto de dicho gremio por 33 días. Ocho trabajadoras fueron citadas por la mañana y cinco lo fueron por la tarde.

INTERROGATORIO POR MOTIVOS DE LA OCUPACIÓN

Según pudo saber EL PUEBLO la actuación del Consejo de Disciplina, que fuera dispuesta por resolución del Consejo Central de AEBU  de fecha 23/08/2010, consistió en interrogar a cada una de las afiliadas respecto de “los motivos de la lectura de la proclama en ocasión del paro parcial del 19/08/2010 y sobre los motivos de la decisión de ocupar el local sindical”. Otros aspectos sobre los que se les consultó refiere a sobre si el local dispuesto en la seccional para el trabajo que las afiliadas cumplían en la Cooperativa de Servicios Empresariales que integran, era verdaderamente un lugar de trabajo o de reunión. En el lugar se advirtió la presencia de personas encargadas de la seguridad que impidieron el ingreso al local, cerraron la puerta principal, y solo se permitió el ingreso de la trabajadora que debía comparecer ante el órgano estatutario. Incluso se llegó a impedir el ingreso de la abogada que acompañaba a las afiliadas, extremo que luego se revirtió.

QUE DICE EL ESTATUTO DE AEBU

Según lo dispone el Estatuto de AEBU el “Consejo de Disciplina está constituido por cinco miembros”, que sesionarán cada vez que lo requieran las circunstancias por citación del Consejo Central. Los afiliados pueden llegar a ser sancionados con medidas que van desde la observación, suspensión en sus derechos sociales hasta un máximo de seis meses y la separación. El afiliado podrá oponer sus defensas en los plazos que se establecieren. “Una vez citado el Consejo de Disciplina deberá expedirse en un plazo máximo de noventa días pudiendo solicitar al Consejo Central una prórroga por única vez con un plazo máximo de treinta días.  Las Sanciones -si las hubiere- serán propuestas por el Consejo de Disciplina al Consejo Central, el que dispondrá su pertinencia. Todas ellas podrán ser recurridas por el o los involucrados ante el Consejo Central dentro de los 30 días posteriores a su comunicación. En todo caso, antes de adoptar decisión, el Consejo Central deberá dar vista de las actuaciones al interesado por el término de 10 días hábiles perentorios dentro de cuyo plazo el afiliado podrá articular su defensa. La resolución a recaer deberá ser fundada”.