Conservatorio Sagaría brinda hoy espectáculo a beneficio de Aldeas Infantiles SOS

Adhiriéndose al Día Internacional de la Música

El Conservatorio Sagaria recientemente anunció  que en el marco del Día Internacional de la Música ofrecerá hoy en el Teatro Larrañaga un gran espectáculo con su alumnado a total beneficio de Aldeas Infantiles SOS. El evento dará comienzo a las 21 horas y el costo de las entradas es de 80 pesos. Las mismas  se pueden adquirir en la oficina de Aldeas Infantiles, en calle Uruguay 672 local 30 teléf. 473230915; o de lo contrario en el Conservatorio Sagaria, 25 de agosto 260; telef 47323370

El Conservatorio Sagaría, prestigiosa academia de nuestro medio celebró el año pasado sus cincuenta años de existencia.

Allí se brindan clases de solfeo, acordeón, batería, piano, teclado electrónico, guitarra, bajo y canto.

Funciona bajo la dirección de la Prof. Silvia Sagaría.

En el Larrañaga desfilarán por el escenario del teatro, niños y jóvenes de todas las edades que tienen planificado un espectáculo sorpresa para el público.

Ya es política del conservatorio apoyar instituciones de bien social, y en este caso la elegida ha sido Aldeas Infantiles SOS, que cuenta con diversos programas de fortalecimiento y acogimiento familiar, para quienes lo necesita.

PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO FAMILIAR

En 2005, con la cooperación de la Unión Europea, Aldeas Infantiles S.O.S puso en marcha un programa de fortalecimiento familiar para la prevención del abandono infantil en la ciudad de Salto aplicando un enfoque innovador que no sólo se centraba en las necesidades de los niños, sino que también requería de una fuerte implicación por parte de las mujeres y las familias para cumplir los objetivos del programa.

De esta manera, se implicaba a la comunidad dándole un papel activo en la transformación de su propia realidad.

Actualmente el programa atiende un total de 470 niños y a sus familias y cuenta con cinco centros comunitarios que funcionan en infraestructuras proporcionadas por las propias comunidades (centros comunitarios, clubes deportivos, parroquias) y también en un centro social que posee su propia infraestructura.

El programa funciona sobre cuatro componentes: niño, mujer, familia y comunidad.

Los niños de la comunidad de hasta 9 años de edad, asisten a los centros comunitarios y al centro social donde se le proporcionan cuidados integrales, educación, controles periódicos de salud, alimentación equilibrada, actividades extraescolares y se les permite participar en actividades recreativas y en talleres de expresión con el fin de reforzar su conciencia sobre sus derechos, dándoles la oportunidad de desarrollarse para aspirar a un futuro mejor.

Por su parte, las familias participan en diferentes actividades de apoyo que incluyen talleres sobre la violencia doméstica, salud sexual y reproductiva, derechos de la familia y de la mujer y afectividad dentro de la familia al tiempo que se ha puesto en marcha un sistema de micro créditos y una bolsa de trabajo.

La formación profesional es una herramienta básica para mejorar las condiciones de vida de las mujeres y sus familias, en consecuencia se han puesto en marcha talleres para el aprendizaje de confitería, panadería casera, corte y confección, tejido de punto y ganchillo y conservación de alimentos.

La comunidad se ha implicado con el programa y mantiene un contacto permanente con las comisiones vecinales y con las instituciones de la zona.

OBJETIVOS Y ESTRATEGIAS

Promover el desarrollo infantil: proporcionar el espacio adecuado para el desarrollo de los niños y la integración con sus familias como una manera de contrarrestar las tasas crecientes de malnutrición y desnutrición a edades tempranas.

Prevenir el abandono infantil: evitar que los niños pasen su tiempo libre en las calles o abandonarlos en centros educativos, dándoles acogida en el centro social.

Proporcionar apoyo a las mujeres y a la familia: dar prioridad a madres solteras y madres jefas de hogar, proporcionándoles apoyo en cuestiones relacionadas con sus derechos y oportunidades, en asuntos jurídicos, alimentación, desarrollo de sus hijos, formación profesional y en salud sexual y reproductiva.

Promover el desarrollo de la comunidad: proporcionar a la comunidad una base de apoyos a través del establecimiento de redes con diferentes instituciones y organizaciones.

La estrategia para alcanzar estos objetivos se articula a través de la participación activa de la comunidad en el programa aplicando un modelo de corresponsabilidad.