Coutinho dará dinero de cuota mutual, a ADEOMS para que lo redistribuya entre los funcionarios

4Si municipales ingresan al Sistema Integrado de Salud en enero

Si los funcionarios municipales son comprendidos en el Sistema Nacional Integrado de Salud, a partir del próximo 1º de enero, los aportes que hace la Intendencia de Salto por concepto de gastos mutuales de sus trabajadores al Centro Médico, unos 350 mil pesos mensuales, serán destinados a ADEOMS, para que la gremial decida la manera en que los mismos serán redistribuidos entre los trabajadores de la comuna.

Esta decisión depende de la voluntad del Poder Ejecutivo, según el artículo 74 de la ley 18.211 del Sistema Nacional Integrado de Salud, con lo cual los trabajadores municipales pasarán a percibir los descuentos porcentuales en su salario que establece el sistema. Pero hasta el momento, los funcionarios no pagan de su salario la cuota mutual, costo que está a cargo de la Intendencia.

Pero esa fue la promesa que les hizo ayer de mañana, en una reunión que duró alrededor de una hora y media, el Intendente Germán Coutinho a los representantes del Consejo Directivo de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto (ADEOMS).

La reunión, que fue el desenlace del primer encuentro que mantuvieron ambas partes la semana pasada, estuvo signada por los anuncios del jefe comunal a los trabajadores municipales, los que venían de un duro golpe emocional por el trágico episodio ocurrido el pasado fin de semana, donde en una despedida de año del sector Talleres de la Intendencia de Salto realizada en la Costanera Norte el sábado de tarde, un funcionario de 63 años de edad que estaba en estado de ebriedad mató a otro de 23 años que se había ofrecido a llevarlo para su casa, al darle una puñalada a la altura del abdomen.

Este hecho fue comentado entre los trabajadores con algunos jerarcas previo al encuentro, aunque después de los lamentos retomaron el diálogo, donde al final ambas partes se fueron conformes.

MÁS PLATA

En la reunión hubo anuncios importantes sobre la situación escalafonaria y presupuestal de los funcionarios para el próximo quinquenio. Según fuentes allegadas al sindicato de trabajadores municipales, consultadas por EL PUEBLO, en el encuentro primó un buen clima y esto dio lugar a un principio de acuerdo entre ambas partes, para  que comience a darse un buen relacionamiento a futuro.

Los trabajadores estaban representados por sus principales dirigentes como el presidente de ADEOMS, Antonio Rodríguez, y el secretario general de ese sindicato, Jorge Peruchena. El primero en hablar fue Germán Coutinho, quien les formuló la lista de anuncios que los trabajadores iban escuchando atentamente.

En ese sentido, el jefe comunal les informó que “terminó de estudiar la adecuación escalafonaria” que había mandado suspender en agosto pasado y que fue motivo de un conflicto con el sindicato. Asimismo, indicó que en los próximos días estaría “firmando la resolución que habilita” la misma y les expresó que con esto comenzaban a andar sobre lo que él entendía como “positivo” para el marco administrativo del funcionariado municipal.

Coutinho también les anunció a los trabajadores que se comenzaría a trabajar sobre “un nuevo estatuto” de los funcionarios y que en los casos que correspondan y que así se comprueben “se abonarán las horas extras” que hasta hace un tiempo “no se pagaban”.

Y aunque el intendente no dio cabida al reclamo de ADEOMS de que el aumento salarial para los trabajadores, alcance la media canasta básica (unos 19 mil pesos uruguayos) sí les prometió un aumento gradual durante el quinquenio, que dejó al menos satisfechos a los trabajadores. En ese sentido, el intendente comprometió aumentarles 700 pesos durante el 2011, 800 pesos durante 2012, 900 pesos en 2013 y la suma de 1.000 pesos para los años 2014 y 2015.

Germán Coutinho les prometió a los funcionarios que a partir de su presupuesto “no habrá más grado 0″, por lo tanto “todo aquel que ingrese a trabajar a la intendencia lo hará con grado 3″, con un sueldo promedio entre 6 y 7 mil pesos uruguayos y con la cobertura de salud desde el primer día. Algo que el sindicato reclamó que se cumpliera durante la anterior administración de Ramón Fonticiella donde mantuvo un fuerte enfrentamiento con el entonces jefe comunal para que eliminara lo que ellos consideraban “contratos chatarras”.

PLATA PARA REPARTIR

No obstante, el intendente de Salto, Germán Coutinho, les prometió a los funcionarios municipales que si a partir del 1º de enero del año próximo, a instancias del Poder Ejecutivo, los mismos son absorbidos por el Sistema Nacional Integrado de Salud como la mayoría de los trabajadores, el dinero que abona la Intendencia al Centro Médico por concepto de cuota mutual, unos 350 mil pesos por mes, los otorgará a ADEOMS para que los redistribuya entre todos los funcionarios de la manera que estime más conveniente.

Esto generó satisfacción entre los representantes sindicales, y de la reunión “todos salieron conformes”, dijeron las fuentes consultadas a este diario. Todo indica que se teje un tiempo de buen relacionamiento entre un sindicato partido entre allegados y opositores al Intendente y un jefe comunal que “no quiere” conflictos.