Cuestionan que gobierno nacional pague 15 millones de dólares al expropiar estancia donde habría estado Artigas

Cuestionan que gobierno nacional pague 15 millones de dólares al expropiar estancia donde habría estado Artigas

Ante la inminente expropiación de la estancia El Hervidero, decisión adoptada en los últimos tiempos por parte del gobierno nacional, el Dr. Carlos Peirano, conocedor del lugar remitió a nuestra Redacción una carta donde expone su punto de vista sobre este asunto y cuestiona a las autoridades por haber tomado la decisión sin tener “una razón de fondo” y por “no haber visitado el lugar” antes de tomar la decisión.  

La carta:

Parada Daymán, Viernes 22 de agosto de 2014

Algunas preguntas referentes a Purificación:

Ante la inquietante pretensión de expropiar la parte medular de la Estancia El Hervidero, me dirijo a los Señores Gobernantes y muy especialmente a los Señores integrantes de la Comisión Pro Purificación de Paysandú y a la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación.

¿Consideran necesario destruir una ejemplar explotación agropecuaria para recordar y homenajear el Emplazamiento del Cuartel y Villa de Purificación, creando un segundo parque, cuando a tan sólo 7 kilómetros de la misma ya hay otro parque construido, donde efectivamente estuvo la hoy desaparecida Purificación y donde está erigido desde hace más de 100 años el más importante monumento al Prócer del País?

¿Si hay coincidencia entre los historiadores que el solar que ocupó la Villa de Purificación tenía una extensión de 15 a 20 hectáreas, por qué quieren hacer un parque de 192 hectáreas cercano al ya existente?

¿Qué persiguen con este proyecto? ¿Un homenaje recordando el Solar de La Villa de Purificación donde realmente no estuvo, o detrás de todo esto hay un emprendimiento turístico escondido?

¿Es necesario hacer un gasto de US$ 15.000.000 (quince millones de dólares USA) con esta finalidad? ¿No les parece que nuestro País tiene otras necesidades más urgentes para atender?

¿En caso de seguir adelante con este proyecto, qué le van a decir a los visitantes, cuando vean la inmensa casa que mandó construir el Sr. Nicanor Amaro en 1892, 40 años después de la muerte de Artigas? ¿Que allí vivió Artigas, cuando nada de él se ha encontrado?

Con respecto a la ubicación donde estuvo asentado el campamento.

¿Tienen la necesaria certeza del lugar exacto donde estuvo emplazado el campamento, que amerite proceder a expropiar y desmantelar una estancia? ¿Por qué ningún dirigente político (con excepción del Sr. Intendente de Paysandú Don Bertil Bentos) ha visitado el lugar?

¿Cómo pueden tomar una determinación tan importante (para la familia propietaria del establecimiento y la sociedad toda) sin conocer profundamente los argumentos y estar debidamente informados? ¿No será que este tema, por su referencia al prócer, promueve a una aprobación instantánea sin la debida discusión y estudio, como debe procederse en toda investigación científica seria?

¿Están bien informados?  ¿Han leído el libro del diario de viaje del científico botánico francés Auguste de Sainte-Hilaire (“Al Sur del Brasil, Al Norte Del Río de la Plata”) que pasó por el lugar el 10 de enero de 1821 y sitúa Purificación al pie de la Meseta? ( La traducción del libro fue publicada por la Universidad de la República en 2005).

¿Leyeron a Isidoro de María? Este historiador (1815-1906) no fue testigo presencial, pero tenía una hermana, Josefa, casada con el hijo mayor de Artigas, José María Artigas Villagrán, en cuya casa frecuentaba con seguidores de Artigas, quienes sostenían que el Prócer acostumbraba a subir a la meseta todas las tardes a mirar la entrada del sol y poner en orden sus pensamientos. Esto no sería posible si el campamento estuviera tan lejos como está La Estancia que quieren confiscar.

¿Vieron el informe de los investigadores Doctor López Mazz, Profesora Ana Frega, Licenciada Carmen Curbelo y Doctor Antonio Lezama, quienes estuvieron en el lugar en el año 2003? En su valioso y extenso informe, se expresan reiteradamente en forma condicional (más de 200 veces, podría… debería…).

Dejan claramente en evidencia que se necesita continuar, ampliar, profundizar los estudios para asegurar el sitio donde realmente estuvo el campamento. En ningún momento ponen en riesgo su prestigio profesional asegurando, afirmando que está todo laudado y que tienen certeza del lugar exacto donde estuvo emplazada la Villa de Purificación.

Mi propuesta:

Propongo que si ese dinero está disponible, se destine a obras de Mevir y ayude a solucionar el problema de vivienda de aproximadamente 1000 familias, que hoy no cuentan con un techo digno.

Realizar un estudio minucioso, con la necesaria probidad y verdadero rigor científico sin presiones ni ataduras de ningún tipo y cuando se sepa exactamente dónde fue el lugar en que estuvo ubicado el campamento Artiguista, levantar allí un monolito, para que puedan concurrir a rendir homenaje todas las personas que así lo deseen.

De no ser así, si seguimos insistiendo con esta utopía infundada, tendríamos que conversar con la Comisión Directiva del Club Nacional de Fútbol, a los efectos de proceder a expropiar el Parque Central, ubicado donde fuera sin duda alguna La Quinta de La Paraguaya, donde se nombró a Artigas Jefe de los Orientales y ni que hablar de la expropiación de los Hospitales Británico e Italiano, que fueron construidos en el solar donde se realizó el Congreso de Tres Cruces y se redactaron Las Instrucciones de año XIII. Dr. Carlos Peirano Tornini.

nte la inminente expropiación de la estancia El Hervidero, decisión
adoptada en los últimos tiempos por parte del gobierno nacional, el Dr. Carlos Peirano, conocedor del lugar remitió a nuestra Redacción una carta donde expone su punto de vista sobre este asunto y cuestiona a las autoridades por haber tomado la decisión sin tener “una razón de fondo” y por “no haber visitado el lugar” antes de tomar la decisión.   La carta:
Parada Daymán, Viernes 22 de agosto de 2014
Algunas preguntas referentes a Purificación:
Ante la inquietante pretensión de expropiar la parte medular de la Estancia El Hervidero, me dirijo a los Señores Gobernantes y muy especialmente a los Señores integrantes de la Comisión Pro Purificación de Paysandú y a la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación.
¿Consideran necesario destruir una ejemplar explotación agropecuaria para recordar y homenajear el Emplazamiento del Cuartel y Villa de Purificación, creando un segundo parque, cuando a tan sólo 7 kilómetros de la misma ya hay otro parque construido, donde efectivamente estuvo la hoy desaparecida Purificación y donde está erigido desde hace más de 100 años el más importante monumento al Prócer del País?
¿Si hay coincidencia entre los historiadores que el solar que ocupó la Villa de Purificación tenía una extensión de 15 a 20 hectáreas, por qué quieren hacer un parque de 192 hectáreas cercano al ya existente?
¿Qué persiguen con este proyecto? ¿Un homenaje recordando el Solar de La Villa de Purificación donde realmente no estuvo, o detrás de todo esto hay un emprendimiento turístico escondido?
¿Es necesario hacer un gasto de US$ 15.000.000 (quince millones de dólares USA) con esta finalidad? ¿No les parece que nuestro País tiene otras necesidades más urgentes para atender?
¿En caso de seguir adelante con este proyecto, qué le van a decir a los visitantes, cuando vean la inmensa casa que mandó construir el Sr. Nicanor Amaro en 1892, 40 años después de la muerte de Artigas? ¿Que allí vivió Artigas, cuando nada de él se ha encontrado?
Con respecto a la ubicación donde estuvo asentado el campamento.
¿Tienen la necesaria certeza del lugar exacto donde estuvo emplazado el campamento, que amerite proceder a expropiar y desmantelar una estancia? ¿Por qué ningún dirigente político (con excepción del Sr. Intendente de Paysandú Don Bertil Bentos) ha visitado el lugar?
¿Cómo pueden tomar una determinación tan importante (para la familia propietaria del establecimiento y la sociedad toda) sin conocer profundamente los argumentos y estar debidamente informados? ¿No será que este tema, por su referencia al prócer, promueve a una aprobación instantánea sin la debida discusión y estudio, como debe procederse en toda investigación científica seria?
¿Están bien informados?  ¿Han leído el libro del diario de viaje del científico botánico francés Auguste de Sainte-Hilaire (“Al Sur del Brasil, Al Norte Del Río de la Plata”) que pasó por el lugar el 10 de enero de 1821 y sitúa Purificación al pie de la Meseta? ( La traducción del libro fue publicada por la Universidad de la República en 2005).
¿Leyeron a Isidoro de María? Este historiador (1815-1906) no fue testigo presencial, pero tenía una hermana, Josefa, casada con el hijo mayor de Artigas, José María Artigas Villagrán, en cuya casa frecuentaba con seguidores de Artigas, quienes sostenían que el Prócer acostumbraba a subir a la meseta todas las tardes a mirar la entrada del sol y poner en orden sus pensamientos. Esto no sería posible si el campamento estuviera tan lejos como está La Estancia que quieren confiscar.
¿Vieron el informe de los investigadores Doctor López Mazz, Profesora Ana Frega, Licenciada Carmen Curbelo y Doctor Antonio Lezama, quienes estuvieron en el lugar en el año 2003? En su valioso y extenso informe, se expresan reiteradamente en forma condicional (más de 200 veces, podría… debería…).
Dejan claramente en evidencia que se necesita continuar, ampliar, profundizar los estudios para asegurar el sitio donde realmente estuvo el campamento. En ningún momento ponen en riesgo su prestigio profesional asegurando, afirmando que está todo laudado y que tienen certeza del lugar exacto donde estuvo emplazada la Villa de Purificación.
Mi propuesta:
Propongo que si ese dinero está disponible, se destine a obras de Mevir y ayude a solucionar el problema de vivienda de aproximadamente 1000 familias, que hoy no cuentan con un techo digno.
Realizar un estudio minucioso, con la necesaria probidad y verdadero rigor científico sin presiones ni ataduras de ningún tipo y cuando se sepa exactamente dónde fue el lugar en que estuvo ubicado el campamento Artiguista, levantar allí un monolito, para que puedan concurrir a rendir homenaje todas las personas que así lo deseen.
De no ser así, si seguimos insistiendo con esta utopía infundada, tendríamos que conversar con la Comisión Directiva del Club Nacional de Fútbol, a los efectos de proceder a expropiar el Parque Central, ubicado donde fuera sin duda alguna La Quinta de La Paraguaya, donde se nombró a Artigas Jefe de los Orientales y ni que hablar de la expropiación de los Hospitales Británico e Italiano, que fueron construidos en el solar donde se realizó el Congreso de Tres Cruces y se redactaron Las Instrucciones de año XIII.
Dr. Carlos Peirano Tornini.