Cumple 10 años la logia masónica integrada exclusivamente por mujeres

Se cumplen 10 años de la formación de la primera logia masónica integrada exclusivamente por mujeres, llamada “logia Fe”, que en 2004 recibió lo que se denomina “libertad de actuación” y los auspicios de la Gran Logia Femenina De Chile.
En los últimos tiempos la masonería femenina uruguaya presentó un crecimiento muy rápido de integrantes y causa interés a nivel mundial por la baja edad que presentan sus miembros.
Si bien en Uruguay desde aproximadamente 1950 la mujer tiene acceso a los ritos masónicos, estos eran en carácter de participación mixta, es decir, las reuniones eran integradas por hombres y mujeres, lo que al principio no fue bien visto por la masonería tradicional.
Bajo el aval de un importante masón de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, el doctor Ciro Jamandreu, las mujeres pertenecientes a la masonería comenzaron a trabajar en la fundación de un grupo allegado y en común a la masonería tradicional, pero diferenciado por el hecho de que sus integrantes serían todas mujeres.
La que inició el camino a la independencia masónica femenina, fue la actual Serenísima Gran Maestra de la Gran Logia de la Masonería Femenina del Uruguay, Alicia Toyos, quien en una entrevista con la periodista Andrea Calvete, relató los comienzos de esta idea de emancipación.
«Nosotros nacimos como la primer logia femenina en 2004 (…) En Uruguay existía solamente masonería mixta y había muchas mujeres que preferían trabajar entre mujeres, pero no tenían la posibilidad. Eran tantas las que estaban esperando que fue explosivo el ingreso de las mujeres a la femenina (…)», señaló Toyos.
La participación de la mujer en los ritos masónicos fue muy discutida hasta hace poco tiempo, todavía se pueden encontrar voces en contra de admitir al sexo femenino en lo que alguna vez se conoció como el “gremio de constructores”.
El diputado por el Partido Colorado Fernando Amado dijo a “El Espectador” que mientras en el año 2008, escribía su primer libro sobre el tema, llamado “En penumbras”, el debate aún existía, aunque agrega que ya está instaurada –de forma mayoritaria- la idea de que la Masonería diferenciada por sexos es positiva.
Una de las pruebas es el sostenido crecimiento del número de participantes y el hecho de ya haber obtenido un lugar de reunión independiente de las reuniones entre los seguidores de la masonería de sexo masculino.
«Hoy día luego de algunos años de funcionamiento bastante intenso en la masonería femenina, la expansión de la masonería femenina es muy notoria y tiene ejemplos muy concretos (…)», expresó Amado.
Una de las características de la Masonería en general, es su hermetismo para comunicar sus ideales abiertamente, si bien siempre hicieron público que defienden el “libre pensamiento” y el respeto a las leyes democráticas, lo privado de sus reuniones y la discreta mención al nombre de sus miembros generan en la sociedad, mitos de todo tipo.
Una de las frases más conocidas de las que se les atribuye a la masonería es “No somos secretos, somos discretos…». Sin embargo, cada vez son más los integrantes de este movimiento que salen a la luz y dicen su afiliación al movimiento sin reparos. En el sitio web de la Gran Logia Femenina del Uruguay por ejemplo, el nombre de Alicia Toyos como Serenísima Gran Maestra no solamente es mencionado, sino que se pueden ver fotos donde ella misma está vestida con indumentarias masónicas, según se afirma desde la página web lo que buscan “el perfeccionamiento espiritual de sus miembros”, procurando mujeres que se comprometan “a trabajar por el bien del prójimo”.

Se cumplen 10 años de la formación de la primera logia masónica integrada exclusivamente por mujeres, llamada “logia Fe”, que en 2004 recibió lo que se denomina “libertad de actuación” y los auspicios de la Gran Logia Femenina De Chile.

En los últimos tiempos la masonería femenina uruguaya presentó un crecimiento muy rápido de integrantes y causa interés a nivel mundial por la baja edad que presentan sus miembros.

Si bien en Uruguay desde aproximadamente 1950 la mujer tiene acceso a los ritos masónicos, estos eran en carácter de participación mixta, es decir, las reuniones eran integradas por hombres y mujeres, lo que al principio no fue bien visto por la masonería tradicional.

Bajo el aval de un importante masón de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, el doctor Ciro Jamandreu, las mujeres pertenecientes a la masonería comenzaron a trabajar en la fundación de un grupo allegado y en común a la masonería tradicional, pero diferenciado por el hecho de que sus integrantes serían todas mujeres.

La que inició el camino a la independencia masónica femenina, fue la actual Serenísima Gran Maestra de la Gran Logia de la Masonería Femenina del Uruguay, Alicia Toyos, quien en una entrevista con la periodista Andrea Calvete, relató los comienzos de esta idea de emancipación.

«Nosotros nacimos como la primer logia femenina en 2004 (…) En Uruguay existía solamente masonería mixta y había muchas mujeres que preferían trabajar entre mujeres, pero no tenían la posibilidad. Eran tantas las que estaban esperando que fue explosivo el ingreso de las mujeres a la femenina (…)», señaló Toyos.

La participación de la mujer en los ritos masónicos fue muy discutida hasta hace poco tiempo, todavía se pueden encontrar voces en contra de admitir al sexo femenino en lo que alguna vez se conoció como el “gremio de constructores”.

El diputado por el Partido Colorado Fernando Amado dijo a “El Espectador” que mientras en el año 2008, escribía su primer libro sobre el tema, llamado “En penumbras”, el debate aún existía, aunque agrega que ya está instaurada –de forma mayoritaria- la idea de que la Masonería diferenciada por sexos es positiva.

Una de las pruebas es el sostenido crecimiento del número de participantes y el hecho de ya haber obtenido un lugar de reunión independiente de las reuniones entre los seguidores de la masonería de sexo masculino.

«Hoy día luego de algunos años de funcionamiento bastante intenso en la masonería femenina, la expansión de la masonería femenina es muy notoria y tiene ejemplos muy concretos (…)», expresó Amado.

Una de las características de la Masonería en general, es su hermetismo para comunicar sus ideales abiertamente, si bien siempre hicieron público que defienden el “libre pensamiento” y el respeto a las leyes democráticas, lo privado de sus reuniones y la discreta mención al nombre de sus miembros generan en la sociedad, mitos de todo tipo.

Una de las frases más conocidas de las que se les atribuye a la masonería es “No somos secretos, somos discretos…». Sin embargo, cada vez son más los integrantes de este movimiento que salen a la luz y dicen su afiliación al movimiento sin reparos. En el sitio web de la Gran Logia Femenina del Uruguay por ejemplo, el nombre de Alicia Toyos como Serenísima Gran Maestra no solamente es mencionado, sino que se pueden ver fotos donde ella misma está vestida con indumentarias masónicas, según se afirma desde la página web lo que buscan “el perfeccionamiento espiritual de sus miembros”, procurando mujeres que se comprometan “a trabajar por el bien del prójimo”.







El tiempo


  • Otras Noticias...