Curso intensivo: Política Climática y Energética Global

Lo ofrece el Instituto Saras

El Instituto Saras ofrece un curso intensivo sobre Política Climática y Energía Global.
Para inscribirse al curso completar el formulario de aspiraciones. Período de inscripciones: 21 de mayo al 29 de junio. Cupos limitados.
Particularmente relevante para estudiantes de posgrado y técnicos trabajando en la esfera gubernamental en temáticas de: medio ambiente, políticas públicas, relaciones internacionales, economía, agricultura y energía. Se requiere contar con formación de grado finalizada y preferentemente, con maestrías en curso. Poseer conocimientos básicos sobre problemas ambientales globales y cambio climático.curso001
INTENSIVO
El curso es intensivo. Se requiere tiempo de lectura entre una clase y la siguiente elaboración de un trabajo escrito de aproximadamente 10 páginas relativo a temáticas tratadas en el curso. Cada participante elegirá el o los temas según su interés. El trabajo deberá ser entregado antes del 20 de octubre.
Prof. Eduardo Viola, Profesor Titular del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasilia y miembro del Consejo Asesor de SARAS.
El curso tratará siete problemáticas: La dinámica reciente del sistema internacional: crisis de las democracias, ascenso del autoritarismo y aumento de la conflictividad económica y geopolítica.La aceleración de las tecnologías disruptivas (foco en big data, manufactura 4.0, inteligencia artificial, biología sintética y nanotecnología) y su impacto en las sociedades y en el sistema internacional.La formación y desarrollo del régimen internacional de cambio climático, con foco en el período reciente, desde el Acuerdo de París. La geopolítica y geo-economía de la energía en el sistema internacional.La revolución de las nuevas energías renovables y las posibilidades de avance en relación a un desarrollo económico de bajo carbono.Las políticas domésticas climáticas y energéticas de las grandes potencias: EUA, Unión Europea, China, India, Japón y Rusia.
Las políticas energéticas y climáticas en América Latina: los casos de Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Uruguay. Tras la inscripción, se realizará una selección de los postulantes en caso de superar los cupos.
En la segunda mitad del siglo XX han ocurrido cambios más rápidamente que en ningún otro momento de la historia humana (Millennium Ecosystem Assessment 2005).
Las sociedades humanas dependen de los servicios que los ecosistemas les brindan para la producción de alimento, bienes y el mantenimiento de condiciones sanitarias. Las estrategias actuales de utilización de ecosistemas comprometen su sustentabilidad en el mediano y largo plazo. Asociar este patrón exclusivamente a la falta de interés de los gobiernos e industrias constituye una sobre-simplificación, ya que las alternativas de desarrollo socio-económico pueden no existir o no estar disponibles en el ámbito político o de gestión cuando son requeridas.
El desarrollo social está sustentado en redes de interacciones socio-económicas, de adquisición, transformación, distribución, disposición y reciclado de materias y otros bienes y servicios proporcionados por los ecosistemas. Estos a su vez son el resultado de una compleja red de interacciones dentro de múltiples componentes que los conforman. Los sistemas naturales y socio-económicos están íntimamente imbricados, no obstante, han sido analizados independientemente por las ciencias naturales, exactas, sociales y el arte durante gran parte de la historia de la humanidad. La inconsistencia de esta dicotomía epistemológica está siendo superada mediante el análisis de sistemas complejos generados de la interacción de múltiples sistemas o subsistemas (Ostrom 2009). En este contexto, el análisis de las principales características estructurales y de funcionamiento de los SES (Social and Ecological Systems) representa un marco teórico que pretende superar la incapacidad actual de resolver diferentes problemáticas a escala local, nacional y global.
Distintos marcos teóricos o teorías han abordado diferentes componentes de los SES. Los economistas han avanzado en la comprensión de las dinámicas de flujo y acumulación de capitales, los sociólogos en la estructura de las interacciones humanas y su relación con el ambiente político-económico y geográfico en que están insertas, la geografía y el ordenamiento territorial en la comprensión de las transformaciones territoriales y en el diseño de estrategias para su gestión, los físicos y matemáticos han logrado notables avances en la dinámica de los sistemas complejos, los ecólogos en lo relativo al funcionamiento de los ecosistemas y a los servicios que estos brindan. No obstante, el intento de una necesaria síntesis entre estos marcos teóricos – desarrollados en paralelo pero sin comunicación entre ellos- es muy reciente, no lográndose aún la profundidad requerida para aportar soluciones tangibles a muchas de las problemáticas inminentes (McGinnis & Ostrom 2014). El desarrollo de iniciativas que involucren un amplio espectro académico, con distintas áreas bien representadas y en constante retro-alimentación, es una fase crítica.
Los sistemas complejos involucran un elevado número de elementos, interactuando de forma no-lineal, con el potencial de acumular cambios en el tiempo y eventualmente producir transiciones abruptas hacia nuevos estados, en ocasiones, no deseados (Scheffer 2009).
El estudio de sistemas complejos subraya la importancia de las aproximaciones sistémicas e integradas del manejo de los SES. Una característica de los sistemas complejos es que están definidos más por las interacciones entre las partes que por las partes en sí mismas. Las interacciones entre los componentes del sistema generan propiedades que no pueden predecirse a partir de las partes individuales, fenómeno conocido como emergencia.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...