Damnificados por las inundaciones ascendió a 479 personas y la altura del río podría llegar hoy a 13,30 metros

Damnificados por las inundaciones ascendió a 479 personas  y la altura del río podría llegar hoy a 13,30 metros

Hay alerta por inseguridad en las zonas afectadas.

Carolina tiene 41 años de edad y seis hijos cuyas edades van entre los 17 y 1 año de vida. Cuando EL PUEBLO la encontró en la fría tarde de ayer, estaba en la puerta de una de las habitaciones que el Club Salto Uruguay tiene en sus patios internos y que en estos momentos las ha destinado para albergar a las personas que están padeciendo una nueva creciente del río Uruguay, que ahora se viene con todo y que de un momento a otro, aumentó medio metro su previsión como por arte de magia.
Ella estaba con su hijo Jeremías de 1 año de edad, en brazos, el nene estaba inquieto y quería gatear a toda costa por el lugar, mientras a pocos metros había dos jóvenes que estaban practicando básquetbol como si nada ocurriera, mientras ellos observaban como si estuvieran en una plaza.
“Está aburrido”, dijo la madre mientras agarraba a Jeremías en sus brazos y trataba de abrigarlo porque así como él, ella y el resto de sus hijos, están atravesando por un estado gripal.
“El doctor que vino hoy a vernos (ya que salud pública envía un control sanitario a diario para todas las personas que están atravesando por esta situación), el que nos mandan desde el Hospital, nos dio los remedios que tenemos que tomar para mejorar, pero ya los levantamos y ahora estamos acá, llevándola, qué le vamos a hacer”, dijo a este diario con tono de desolación.
Carolina ya ha vivido esta experiencia en más de una oportunidad pero la misma no le deja de resultar triste y compleja. Comentó que antes el río subía cada cuatro o cinco años, pero ahora todos los años pasa algo y en alguna oportunidad, llega a haber crecientes hasta dos veces por año. Y ella en cada oportunidad, pierde algo.
“Ahora perdimos las camas de los niños y algunas otras cosas que lamentablemente no pudimos rescatar. Pero bueno, siempre es un volver a empezar. Nosotros vivimos en la zona de Paso del Bote por Colón entre Cervantes y Varela y se trata de un lugar que es de la familia de mi esposo y allí no pagamos alquiler”, indicó.
Por esa razón es que permanecen en el lugar, ya que irse de allí les supondría tener que abonar una renta para lo cual no cuentan con los ingresos suficientes. “Mi esposo es pintor, hace trabajos de todo tipo, pero ahora en los últimos tiempos y más con el clima así, no ha tenido trabajo y la está remando, sale todos los días a ver si consigue algo”, contó a este diario mientras Jeremías se le iba gateando para el lado de la cancha de básquetbol.
ESPERAN POR VIVIENDAS
El pasado domingo el intendente de Salto, Andrés Lima, estuvo visitándolos según contó nuestra entrevistada. Allí Lima les dijo que la comuna estaba construyendo viviendas para las personas damnificadas por las inundaciones y que las mismas serían entregadas una vez estuvieran prontas. “Ojalá que se apure, porque para nosotros sería muy bueno poder contar con un lugar donde ir a vivir en el que no tengamos que estar saliendo cada vez que crece el río, porque encima que somos personas de bajos recursos, tenemos que sufrir pérdidas por las crecientes”, afirmó Carolina.
En el Club Salto Uruguay hay dos familias que están alojadas y que reciben allí la alimentación que les hacen llegar los efectivos del Ejército Nacional y el personal de la Intendencia, al tiempo que funcionarios de salud pública, son los encargados de llevar a cabo el control sanitario.
SEGURIDAD
Otro de los problemas que se presentan cuando ocurren este tipo de situaciones son los de la inseguridad que afectan a las casas de las personas inundadas, así como también los comercios. En el caso de estos últimos, uno de los principales del local VJ Sunset, Juan José del Valle, denunció a través de su cuenta de la red social Facebook, con fotografías explícitas los daños sufridos por su local en la Costanera Norte.
Asimismo, la Prefectura del Puerto de Salto estableció un sistema de vigilancia en toda la zona afectada, aunque carecen de los recursos adecuados para mantener seguridad constante en la parte que está presente la crecida.
CRECIÓ
Anoche la cota del río Uruguay llegó a los 12,75 metros de altura frente al puerto de Salto, y se elevó a 479 personas el número de evacuados en Salto por la creciente del río Uruguay.
El Centro Coordinador de Emergencias Departamental (CECOED), informó las 479 personas integran 131 familias que fueron afectadas y que permanecen fuera de sus hogares.
EL DETALLE
La cota está situada en 12,75 metros, con 131 familias y 479 personas. Los evacuados son 50, los que se encuentran en carpas cerca de sus hogares son 149 y los autoevacuados que se encuentran desplazados en distintos lugares son 280.
Por su parte, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande informó que se produjeron nuevas precipitaciones en la cuenca del río Uruguay y los diferentes modelos meteorológicos continúan pronosticando precipitaciones en la cuenca para los próximos días. Con las maniobras realizadas por la represa, el nivel en los puertos crecerá sin superar los 13,30 metros en Salto.
La ocurrencia de nuevas precipitaciones podrá modificar esta programación, produciendo la necesidad de incrementar los niveles en los puertos. En tanto que el nivel del lago de Salto Grande tenderá a 34.89 m. Todos los vertederos de la represa están abiertos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...