Danzaluz obtiene reconocimiento en Torneo Sudamericano Universal Dance

El pasado 23 de noviembre, las alumnas de la Academia “Danzaluz Escuela de Danzas” de las profesoras Carola y Noella Repetto asistieron al Torneo Sudamericano Universal Dance, que se llevó a cabo en la ciudad de Córdoba, danzaluz002Argentina. Las mismas se presentaron en la categoría contemporáneo con la coreografía “Human”, con la cual en la selectiva de Salto de dicho torneo obtuvieron el premio a mejor coreografía, clasificando a Córdoba, y allí se consagraron campeonas. Las alumnas destacadas son Rocío Silva, Mariana da Costa, Valentina Cardozo, Paula Aranda, Leticia Botaro y Camila Pereira. Universal Dance es la única final realizada en Argentina, donde están los mejores grupos y bailarines de más de 22 disciplinas de la danza y los ritmos urbanos. La técnica de los alumnos deberá plasmar la suma de todos los conocimientos por parte del profesor sin perder el hilo que la conduce (movimientos ligados). En esta disciplina solo participaron coreografías con pasos básicos y movimientos de Danza Contemporánea. Se exige que los bailarines tengan una técnica de la Danza Contemporánea aceptable, observando en ellos, un claro dominio del cuerpo, de su eje y de los miembros superiores e inferiores, extensión de rodillas y puntas de los pies para los movimientos que lo requieran. La técnica y el armado coreográfico define el nivel (promocional, elite o master) del grupo participante. La evaluación se basa en una correcta ejecución y energía de los movimientos, alineación postural, buen manejo del peso del cuerpo y colocación articular, logrando así, fluidez y seguridad global. Se tendrá en cuenta la precisión y expresión de las diferentes posiciones de las manos, la utilización de los brazos y también de las piernas y las combinaciones que realicen entre ellos, las cuales deberán ser precisas, fijando cada posición y cuidando siempre la correcta colocación de la espalda. Suman mayor puntaje aquellos bailarines que realicen diversidad de giros, grandes saltos, entradas y salidas al piso, propias y originales del contemporáneo. Es importante demostrar el manejo de dinámicas opuestas, como fuerte-suave, cortado-ligado, abierto- cerrado, etc.

COMPOSICIÓN COREOGRÁFICA:
Es el proceso del armado (principio, desarrollo y final) de la coreografía; donde solo se deberá ver Danza Contemporánea “pura”, combinaciones de patrones de movimientos, y pasos específicos como: saltos, giros, elevaciones de piernas, battements y secuencias de piso –suelo. La Danza Contemporánea, como medio de expresión y lenguaje artístico, posee códigos que le son propios, el docente deberá recurrir a ellos para la realización de la obra. En este ítem, se evaluará: la impresión general y el conjunto de lo que se ve sobre el escenario, es decir, la coreografía en su totalidad.
Si la idea que el profesor quiso plasmar en su coreografía se ve a simple vista y si se desarrolla de forma armónica de principio a fin. Los bloques coreográficos y poses deben ser representativos de esta danza. Transiciones creativas e innovadoras, sumado a un buen aprovechamiento del espacio y a la dinámica interacción entre los bailarines del conjunto elevarán el puntaje. Los bailarines podrán hacer entradas y salidas, pero no deberán estar más de 6 octavas consecutivas detrás / fuera del escenario. Sumarán en este ítem: Las interpretaciones, la complejidad de los movimientos junto a la utilización de los elementos escénicos como cánones y firmas/ sellos memorables. En conclusión: este ítem habla de la coreográfica como producción integral: coherencia en la selección y utilización de la música, el movimiento, la expresividad, el vestuario, integrándose todos ellos de forma armónica para mostrar una clara idea de lo que el profesor – coreógrafo pensó para la realización de la coreografía.

MANEJO ESCÉNICO Y UTILIZACIÓN DEL ESPACIO:
El manejo escénico es la forma en que los integrantes del grupo se mueven y utilizan el espacio arriba del escenario, tanto individualmente, como siendo parte irremplazable de su grupo. Es la “buena disposición” de los integrantes durante la coreografía. En el caso de las coreografías grupales, el compañerismo aquí juega un papel fundamental. Mostrar una interacción física y dinámica entre los integrantes es exhibir la habilidad para el sentido del compañerismo a través de la coreografía. La coreografía debe integrar a los participantes de una manera creativa. Las ventajas de ser más de una persona bailando, deben ser utilizadas efectivamente a través de: variación de direcciones, trayectorias, niveles, desplazamientos, formaciones y elevaciones. Se observará, la originalidad y creatividad en las figuras y firmas, y como se llega al armado de las mismas. La realización de distintas formaciones, como así también el uso de todo el escenario.