De insensatos a adivinos

Al menos cuatro personas apostaron en el Reino Unido que Alemania destrozaría 7-1 a Brasil, una jugada que los transformó de locos insensatos en adivinos geniales. Una inversión de 8,50 dólares reportó una ganancia de 4.277. Un británico, incluso, pronosticó que Alemania haría cinco goles en el primer tiempo.

Las tres grandes casas de apuestas británicas pagaban muy bien el 7-1 de Alemania sobre Brasil, como no podía ser de otra manera: Paddy Power y William Hill daban 500 libras por cada libra apostada (500/1) y Ladbrokes el doble (1.000/1).
Nadie acertó en Ladbrokes o William Hill, pero cuatro personas lo hicieron en Paddy Power. La apuesta más alta fue de 5 libras (8,50 dólares) y ese dinero se multiplicó por 500, por lo que el ganador embolsó £2.500 (4.277 dólares).
“Hubo algunos apostadores que parecían estúpidos y que ahora parecen genios”, dijo el portavoz de Paddy Power, Josh Powell.
Ochenta y dos jugadores pronosticaron correctamente que el centrocampista alemán Toni Kroos marcaría dos o más goles, una apuesta que se pagaba 80/1, y uno de ellos puso 20 libras, por lo que obtuvo 1.600.
“Si alguien en el pub te hubiera dicho que apostaba por una de esas cosas antes de empezar el partido, hubieras pensado que la cerveza se le había subido a la cabeza y que estaba loco de atar”, razonó Powell. Pues bien, “ahora no parecen tan locos ni tan tontos”, añadió.
En William Hill, un cliente apostó que los alemanes marcarían seis goles, pero nadie pronosticó que convertirían siete.
Un apostador de Altrincham, una localidad próxima a Manchester, acertó que Alemania iba a marcar cinco goles en la primera parte y su apuesta de 80 peniques (1,3 dólares) se convirtió en 240 libras (410 dólares), es decir un premio de 300/1.
“Es el único resultado correcto que tuvimos”, confirmó el portavoz Joe Crilly. “Aún así, tuvimos una mala noche, porque Alemania tuvo mucho apoyo de los apostadores”, explicó, precisando que más del 65% de las apuestas eran a favor de los europeos.
El gol brasileño, que llegó en el minuto 90 del partido, le costó una fortuna a William Hill. El tanto de Oscar “hizo que tuviéramos que pagar un millón de libras para quienes apostaron que ambos equipos marcarían, que es nuestro segundo tipo de apuesta más popular, detrás de quién ganará el partido”. El gol de Brasil debió dejar en lágrimas a un pobre cliente de Ladbrokes que apostó dos libras a que Alemania ganaría 7 a 0, un marcador que se pagaba 1.000/1.

Las tres grandes casas de apuestas británicas pagaban muy bien el 7-1 de Alemania sobre Brasil, como no podía ser de otra manera: Paddy Power y William Hill daban 500 libras por cada libra apostada (500/1) y Ladbrokes el doble (1.000/1).

Nadie acertó en Ladbrokes o William Hill, pero cuatro personas lo hicieron en Paddy Power. La apuesta más alta fue de 5 libras (8,50 dólares) y ese dinero se multiplicó por 500, por lo que el ganador embolsó £2.500 (4.277 dólares).

“Hubo algunos apostadores que parecían estúpidos y que ahora parecen genios”, dijo el portavoz de Paddy Power, Josh Powell.

Ochenta y dos jugadores pronosticaron correctamente que el centrocampista alemán Toni Kroos marcaría dos o más goles, una apuesta que se pagaba 80/1, y uno de ellos puso 20 libras, por lo que obtuvo 1.600.

“Si alguien en el pub te hubiera dicho que apostaba por una de esas cosas antes de empezar el partido, hubieras pensado que la cerveza se le había subido a la cabeza y que estaba loco de atar”, razonó Powell. Pues bien, “ahora no parecen tan locos ni tan tontos”, añadió.

En William Hill, un cliente apostó que los alemanes marcarían seis goles, pero nadie pronosticó que convertirían siete.

Un apostador de Altrincham, una localidad próxima a Manchester, acertó que Alemania iba a marcar cinco goles en la primera parte y su apuesta de 80 peniques (1,3 dólares) se convirtió en 240 libras (410 dólares), es decir un premio de 300/1.

“Es el único resultado correcto que tuvimos”, confirmó el portavoz Joe Crilly. “Aún así, tuvimos una mala noche, porque Alemania tuvo mucho apoyo de los apostadores”, explicó, precisando que más del 65% de las apuestas eran a favor de los europeos.

El gol brasileño, que llegó en el minuto 90 del partido, le costó una fortuna a William Hill. El tanto de Oscar “hizo que tuviéramos que pagar un millón de libras para quienes apostaron que ambos equipos marcarían, que es nuestro segundo tipo de apuesta más popular, detrás de quién ganará el partido”. El gol de Brasil debió dejar en lágrimas a un pobre cliente de Ladbrokes que apostó dos libras a que Alemania ganaría 7 a 0, un marcador que se pagaba 1.000/1.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...