De los 10.000 perros testeados en estos 4 años, 700 fueron positivos con Leishmaniasis y muy pocos no se sacrificaron

Desde que empezó el proceso de detección de casos de canes positivos con Leishmania en Salto, en 2015 y tras más de 4 años de trabajo, van más de 10.000 los perros testeados de los cuales unos 700 fueron diagnosticados como positivos.

Hasta la fecha, de esa cifra que engloba unos 700 canes, la mayoría han sido eutanasiados y solo un mínimo porcentaje no han sido sacrificados.
Esta información, ofrecida a EL PUEBLO por las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) en oportunidad de la visita de la experta en Leishmaniasis de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), volvió a poner sobre el tapete la libertad de los propietarios de los perros para sacrificarlos o no.
Así, lo hizo saber la Directora de Zoonosis del MSP, Gabriela Willat, al señalar que esa decisión de sacrificar al perro es del propietario del mismo y hasta el momento no hay ninguna ley que lo imponga.
Willat, afirmó que “no se ha forzado a nadie a sacrificar a los perros, eso es algo que corre por la voluntad de los propietarios”. Ante la presencia de un can positivo “se informa sobre los riesgos y es la población la que toma la decisión, pero en general la gente toma conciencia del tema”, agregó Willat.Sobre el mismo tema, la Directora Departamental de Salud, Cristina González, remarcó que en los casos de perros positivos cuyos dueños no quieren sacrificarlos el MSP ha tratado de trabajar en conjunto con los jueces y fiscales pero desde estos ámbitos se ha afirmado que “no tienen claro cuál es la situación al respecto y si pueden hacer uso de las herramientas judiciales”.
Por ese motivo, esos casos se han comenzado a trasladar a la COTRIYBA (Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal) a nivel nacional y la CODETRYVA (Comisión Departamental de Tenencia Responsable y Bienestar Animal) a nivel departamental. De esta forma, “ese organismo que estudia el bienestar animal es quien puede ver en perros (positivos de Leishmania) que están en sufrimiento porque están sufriendo una enfermedad”.
SE EXHORTA A NO VIAJAR CON PERROS POSITIVOS
En un momento donde muchos salteños se van de vacaciones y llevan sus perros con ellos, EL PUEBLO consultó sobre el control que se realiza al respecto.
Sobre este tema, la Directora de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MSP), Lucía Alonso, recordó que en el plan de control y la normativa vigente en materia de lucha contra la Leishmaniasis está comprendida la restricción de mover animales de zonas endémicas a lugares donde no los hay. Asimismo, comentó que “eso corre por la responsabilidad de los propietarios de los animales y es preocupante en los lugares donde está el vector que es donde hacemos más énfasis. En el sur del país la Leishmaniasis no es un riesgo inminente pero instamos a los propietarios de los perros a no trasladar perros positivos fuera de la ciudad de Salto”, agregó.

PERROS QUE SE MOVILIZARON POR LA CRECIENTE
También, hubo muchos perros que durante la creciente fueron trasladados. “Muchas personas se movilizaron y llevaron sus perros a casas de vecinos o amigos porque no se admiten animales en los alojamientos que se ofreció a los desplazados”, reconoció la Directora Departamental de Salud. Así que, dentro de nuestra ciudad hubo también una movilidad importante de animales con la creciente.

EL CONTROL DE LOS TERRENOS
La Directora de Epidemiología se refirió también en este sentido a la responsabilidad de todos las personas de mantener sus terrenos limpios para contribuir en la lucha contra la Leishmaniasis. “El control de los terrenos, el desmalezamiento, eliminar la materia orgánica, los restos de poda, etc, porque ahí es donde se juega el partido en las viviendas de aquí de Salto y que es parte de la responsabilidad de todos los ciudadanos”, comentó. Las acciones una vez que se implementan requieren un seguimiento con instancias en los terrenos donde se diagnosticaron los casos y más aún en una ciudad como la nuestra, atravesada por arroyos, que se desbordan con frecuencia a causa de las crecientes o las enchorradas y que además deja expuesta una vasta área con una importante vegetación.