Debate sobre Sistema Nacional de Cuidados

Debate sobre Sistema Nacional de Cuidados

Los participantes pusieron en común las debilidades y fortalezas referidas a la primera infancia, adultos mayores y personas con discapacidad dependiente.

Para director de MIDES “recibir cuidados en una situación de dependencia es un derecho”

En Salto se lanzó ayer el primer encuentro – debate sobre la creación del Sistema Nacional de Cuidados    

Se cumplió ayer – realizándose la apertura en Salto, de lanzamiento de un nuevo proyecto que propone la construcción de un Sistema Nacional de Cuidados – que contemple ciertas situaciones de sectores bien puntuales. En el caso es: la primera infancia, la tercera edad y la población con discapacidad.

La primera instancia  – de 22 que se desarrollarán en todo el país – se efectuó en nuestro departamento, “teniendo en cuenta que existe una labor de larga data de las organizaciones sociales y diversas instituciones”.

La consigna para el presente año es tener una propuesta bien definida, posteriormente en el 2012 seguir el trámite legislativo y posteriormente en el 2013 comenzar a desplegar lo que se entiende como un sistema efectivo.

PROTECCIÓN SOCIAL

El Gobierno nacional recientemente ha definido dentro de sus planteos prioritarios “avanzar en una política social de protección de tres colectivos: niños de 0 a 3 años, personas con discapacidad que las lleva a ser dependientes para emprender las tareas básicas de la vida cotidiana y adultos mayores, que en muchos casos tienen algo grado de dependencia”. Esas fueron las expresiones del Director Nacional de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social, Andrés Scagliola, ante la consulta de EL PUEBLO.

DIAGÓSTICO: HAY INSUFICIENCIAS

Se ha advertido mediante diagnóstico que tanto las estructuras públicas como privadas padecen de insuficiencias y es necesario rever la calidad, tanto en los servicios como en la capacitación de cuidadores y cuidadoras (teniendo en cuenta que la mayoría que ejercen este trabajo, son mujeres). Subrayó Scagliola que “recibir cuidados en una situación de dependencia es un derecho, y no solamente es responsabilidad de la familia. El Estado también debe hacerse cargo. Algunas de las funciones impulsadas desde el Estado -como educación, salud pública, seguridad social, entre otras- si bien aportan a la reproducción social, no han sido concebidas como parte de un Sistema de Cuidados integral, por lo que no cubren en extenso las necesidades de cuidados de las familias”.

RESPONSABILIDAD DEL ESTADO

En un plano de intercambio realizado ayer en la Regional Norte se estudió la manera de adaptar el sistema a la situación de Salto y cual es la problemática que encara el departamento. Se procura construir “una respuesta que básicamente se hará efectiva mediante una combinatoria de servicios públicos y prestaciones para adquirir servicios privados”. El planteo se ha hecho para trabajar en conjunto varios ministerios y organismos del Estado.

Scagliola expresó que “antes las temáticas como la salud y la educación se resolvían en el seno familiar; luego fueron roles asumidos por el Estado y ahora surge otra función que es la del cuidado donde se entiende que si es un derecho, necesariamente debe haber una responsabilidad estatal.

SISTEMA DE CUIDADOS

El Sistema de Cuidados -que actualmente está en proceso de diseño- apunta a profundizar la nueva matriz de protección social de corte universalista de la Reforma Social. Implica antes que nada un cambio cultural, valorar las tareas de cuidados y promover la corresponsabilidad entre las familias y el Estado, así como entre mujeres y hombres dentro del hogar.

Este sistema permitirá socializar los costos vinculados a las tareas de cuidado, así como generar servicios públicos, o bien estimular y regular la oferta privada. Busca, entre otras cosas, mejorar la oferta existente en materia de cuidados, tanto en calidad como en acceso, ampliar y crear servicios de cuidados, formalizar y formar a las personas que hoy se encuentran ocupadas en el sector y a quienes podrían ser potenciales trabajadores.

REALIDAD SALTEÑA

Del análisis de la realidad en Salto, según adelantó el director nacional, “surgen disparidades geográficas y una preocupación por atender las áreas rurales, las poblaciones más pequeñas y algunos sectores del norte y el oeste de la ciudad. “Lo bueno es que la gente aquí ha puesto en común las experiencias, se conoce, establece redes y pueden seguir trabajando en conjunto”.