Decisión de incrementar valor del peso argentino en centros termales municipales viene dando resultado

Decisión de incrementar valor del peso argentino en  centros termales municipales viene dando resultado
Contrarrestando las medidas proteccionistas impuestas por el gobierno argentino, donde a los ciudadanos de ese país que gasten fuera del mismo, recibirán un 15 por ciento de recargo en sus pagos, referidos exclusivamente a las compras realizadas con cheques o tarjetas de créditos, así como también a los giros de dinero de los que puedan ser objeto estando en el exterior, el gobierno de Salto lanzó una campaña para atraer a turistas argentinos durante las vacaciones de setiembre, con una medida económica que busca favorecer el tipo de cambio y generar una condición de equilibrio yendo a contrapelo de la resolución de la peculiar mandataria de aquel país, Cristina Fernández.
Según dijo el intendente de Salto, Germán Coutinho, a EL PUEBLO, la resolución fue firmada días pasados y entró en vigor el pasado jueves 13 de setiembre, donde se resolvió que los turistas argentinos que sean usuarios de los servicios de la Intendencia de Salto tanto en las termas del Arapey como en las del Daymán, verán incrementado el valor de la moneda de su país en un 15 por ciento.
La medida económica será aplicable tanto en la venta de las entradas como de los hospedajes que sean de propiedad municipal. “De esa forma el gobierno local busca contrarrestar las medidas que impuso el gobierno de la República Argentina a sus ciudadanos cuando viajan hacia Uruguay, que les provoca el encarecimiento en la contratación de servicios turísticos durante su estadía”, afirmó un comunicado remitido por la Oficina de Prensa de la Intendencia de Salto.
Se trata de una política de promoción turística que el intendente de Salto trasladó incluso al resto de sus colegas de la región, al comentarla en la reunión del Congreso de Intendentes en la capital del país, y que en cierta medida establece una visión de oposición a las medidas económicas que el gobierno de Fernández de Kirchner adoptó como una política proteccionista de su país, lo que incluso hizo disparar el alza de precios en los balnearios argentinos, previendo una llegada masiva de residentes a sus costas.
Mientras tanto, la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este hacía saber su incertidumbre por la situación planteada ante esta coyuntura, lo que supone un panorama adverso.
Sin embargo, la situación obligó al gobierno local a proponer una medida que impulse el turismo local, manteniendo los niveles de afluencia turística que hasta el momento son señalados como “óptimos” por parte del gobierno.
En ese sentido, la Intendencia de Salto dispuso que los ciudadanos de origen argentino que acrediten esa condición cuando abonen los servicios que adquieren en moneda argentina, el valor de la misma será tomada a la tasa de cambio que haya fijado el Banco de la República Oriental del Uruguay el último día del mes anterior, la que se verá incrementada en un 15 %”.
POR AHORA SOLO
EL PUÚBLICO
Consultado sobre este asunto, Coutinho amplió a EL PUEBLO que les remitió una invitación a las autoridades del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS) y a los empresarios privados del sector hotelero, gastronómico y afines, para que consideren la posibilidad de tomar una medida similar a nivel de sus empresas y puedan beneficiarse con la venta de servicios a los turistas argentinos, sin sufrir reticencias ante las medidas gubernamentales de Argentina.
La idea del jefe comunal de invitar a los empresarios privados que giran en rubros donde expenden servicios a los turistas, obedece a que Coutinho consideró que si lo hacen, “se podrá mantener una importante presencia de turistas argentinos, como ocurre habitualmente en nuestro medio, sobre todo por la cercanía con la región, y en ese sentido, pueden seguir  viniendo, como creo que lo harán sin mayores dificultades porque Salto los atiende bien, los recibe bien y hasta les brinda facilidades como éstas”, señaló.
La medida económica que aplicó el Gobierno Departamental estará vigente hasta finales del mes de setiembre, ya que la idea es buscar que la misma impacte básicamente en las vacaciones de primavera, donde un importante número de argentinos se moviliza habitualmente hacia la región termal. Asimismo, el jefe comunal salteño dijo a este diario que no descarta volver a implementarla más adelante, en el caso de que la situación lo amerite para otra época de vacaciones, si persisten medidas proteccionistas de este tipo, que puedan generar un hecho negativo para el turismo salteño.
RESPUESTA EN
DAYMÁN Y ARAPEY
No obstante, fuentes de los centros termales consultados por EL PUEBLO admitieron que la medida está siendo implementada y hasta el momento ha dado resultados, ya que es bien aceptada por los visitantes argentinos. Sobre todo en el caso de Arapey donde además de la entrada, el precio de los alojamientos es conveniente.
Asimismo, en el caso de Daymán, el fin de semana hubo un pico de venta que osciló las 6 mil entradas vendidas, de las cuales una franja importante pertenece a visitantes argentinos. Fuentes del sector consignaron a este diario, que en la actualidad se está registrando un 80 por ciento de ocupación en los hoteles, al tiempo que esperan para  este miércoles que esa cifra trepe al 90 por ciento, por las vacaciones de primavera.

Contrarrestando las medidas proteccionistas impuestas por el gobierno argentino, donde a los ciudadanos de ese país que gasten fuera del mismo, recibirán un 15 por ciento de recargo en sus pagos, referidos exclusivamente a las compras realizadas con cheques o tarjetas de créditos, así como también a los giros de dinero de los que puedan ser objeto estando en el exterior, el gobierno de Salto lanzó una campaña para atraer a turistas argentinos durante las vacaciones de setiembre, con una medida económica que busca favorecer el tipo de cambio y generar una condición de equilibrio yendo a contrapelo de la resolución de la peculiar mandataria de aquel país, Cristina Fernández.

Según dijo el intendente de Salto, Germán Coutinho, a EL PUEBLO, la resolución fue firmada días pasados y entró en vigor el pasado jueves 13 de setiembre, donde se resolvió que los turistas argentinos que sean usuarios de los servicios de la Intendencia de Salto tanto en las termas del Arapey como en las del Daymán, verán incrementado el valor de la moneda de su país en un 15 por ciento.

La medida económica será aplicable tanto en la venta de las entradas como de los hospedajes que sean de propiedad municipal. “De esa forma el gobierno local busca contrarrestar las medidas que impuso el gobierno de la República Argentina a sus ciudadanos cuando viajan hacia Uruguay, que les provoca el encarecimiento en la contratación de servicios turísticos durante su estadía”, afirmó un comunicado remitido por la Oficina de Prensa de la Intendencia de Salto.

Se trata de una política de promoción turística que el intendente de Salto trasladó incluso al resto de sus colegas de la región, al comentarla en la reunión del Congreso de Intendentes en la capital del país, y que en cierta medida establece una visión de oposición a las medidas económicas que el gobierno de Fernández de Kirchner adoptó como una política proteccionista de su país, lo que incluso hizo disparar el alza de precios en los balnearios argentinos, previendo una llegada masiva de residentes a sus costas.

Mientras tanto, la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este hacía saber su incertidumbre por la situación planteada ante esta coyuntura, lo que supone un panorama adverso.

Sin embargo, la situación obligó al gobierno local a proponer una medida que impulse el turismo local, manteniendo los niveles de afluencia turística que hasta el momento son señalados como “óptimos” por parte del gobierno.

En ese sentido, la Intendencia de Salto dispuso que los ciudadanos de origen argentino que acrediten esa condición cuando abonen los servicios que adquieren en moneda argentina, el valor de la misma será tomada a la tasa de cambio que haya fijado el Banco de la República Oriental del Uruguay el último día del mes anterior, la que se verá incrementada en un 15 %”.

POR AHORA SOLO

EL PUÚBLICO

Consultado sobre este asunto, Coutinho amplió a EL PUEBLO que les remitió una invitación a las autoridades del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS) y a los empresarios privados del sector hotelero, gastronómico y afines, para que consideren la posibilidad de tomar una medida similar a nivel de sus empresas y puedan beneficiarse con la venta de servicios a los turistas argentinos, sin sufrir reticencias ante las medidas gubernamentales de Argentina.

La idea del jefe comunal de invitar a los empresarios privados que giran en rubros donde expenden servicios a los turistas, obedece a que Coutinho consideró que si lo hacen, “se podrá mantener una importante presencia de turistas argentinos, como ocurre habitualmente en nuestro medio, sobre todo por la cercanía con la región, y en ese sentido, pueden seguir  viniendo, como creo que lo harán sin mayores dificultades porque Salto los atiende bien, los recibe bien y hasta les brinda facilidades como éstas”, señaló.

La medida económica que aplicó el Gobierno Departamental estará vigente hasta finales del mes de setiembre, ya que la idea es buscar que la misma impacte básicamente en las vacaciones de primavera, donde un importante número de argentinos se moviliza habitualmente hacia la región termal. Asimismo, el jefe comunal salteño dijo a este diario que no descarta volver a implementarla más adelante, en el caso de que la situación lo amerite para otra época de vacaciones, si persisten medidas proteccionistas de este tipo, que puedan generar un hecho negativo para el turismo salteño.

RESPUESTA EN

DAYMÁN Y ARAPEY

No obstante, fuentes de los centros termales consultados por EL PUEBLO admitieron que la medida está siendo implementada y hasta el momento ha dado resultados, ya que es bien aceptada por los visitantes argentinos. Sobre todo en el caso de Arapey donde además de la entrada, el precio de los alojamientos es conveniente.

Asimismo, en el caso de Daymán, el fin de semana hubo un pico de venta que osciló las 6 mil entradas vendidas, de las cuales una franja importante pertenece a visitantes argentinos. Fuentes del sector consignaron a este diario, que en la actualidad se está registrando un 80 por ciento de ocupación en los hoteles, al tiempo que esperan para  este miércoles que esa cifra trepe al 90 por ciento, por las vacaciones de primavera.