Delegación de docentes salteños viajó al Primer Encuentro de Red Global para fortalecer interacción con la comunidad

Docentes de la Escuela Nº120 trasladaron su experiencia al centro educativo.

Una delegación de docentes de Salto viajó a Montevideo al primer encuentro de Red Global, proyecto que se desarrolla en 9 escuelas del departamento. La jornada fue enriquecedora y sirvió para delinear el trabajo del año. La interacción antes del viaje y durante la jornada fortaleció aún más los vínculos.

Abocados a impulsar una nueva propuesta educativa tanto desde el rol que ocupa la institución como agente de cambio en el medio en el que está inserto, como en la postura de los docentes en su concepción del quehacer educativo, es la tarea incansable que buscan llevar a cabo los docentes de la Escuela Nº120 de Salto.
Al llegar a los centros educativos nos encontramos con instituciones dinámicas, con una impronta propia, donde el compromiso de toda la comunidad educativa se ve reflejada ya desde sus pasillos y donde el ambiente está plagado de un sentimiento impulsado por el aprender y construir algo en forma conjunta.
“Las nuevas pedagogías requieren que un docente cuente con un repertorio de estrategias, que pueden ir desde el aprendizaje basado en proyectos a través de la instrucción directa hasta un modelo basado en la investigación. Pero la clave es que el docente asuma un rol altamente proactivo en impulsar el proceso de aprendizaje, utilizando cualquier estrategia que funcione para un estudiante o una tarea específica y analizando cuál estrategia funciona mejor”, así lo remarca el especialista Michael Fullan.

POR UN OBJETIVO CLARAMENTE DEFINIDO
Al transitar por los pasillos de este centro educativo se puede observar claramente que la misión del mismo es incluir en todos los sentidos a todos los miembros que conforman esta institución.
En palabras de sus maestras María Toriani y María José Méndez, el centro ha transitado por un cambio de paradigma, “desde la integración a la inclusión”, logrando de esta manera el compromiso de los docentes y las familias en la mejora de la calidad de los aprendizajes.
De esta forma se toma en cuenta al niño tal y como es, atendiendo a las diferencias y particularidades individuales que lo hacen un ser distinto y distinguible entre los demás, cargado de emociones, un pasado y un trayecto por recorrer.
Las adaptaciones curriculares, los proyectos áulicos y proyectos de convivencia son algunas de las herramientas que contribuyen en el desarrollo de la gestión institucional. Además hay un fuerte énfasis en la detección, derivación y seguimiento de los alumnos en sus diferencias individuales de forma tal de contribuir en los avances individuales. Todo esto contribuye en lo que conforma las “historias escolares protegidas”.
Se busca también atender y sostener los vínculos con las familias de forma tal que éstas sean un pilar fundamental en el desarrollo de los estudiantes. Por su parte, los espacios y tiempos se optimizan a través de la implementación de agendas, acuerdos colectivos y el uso significativo de recursos y tecnología de las que dispone la institución.

GENERAR NUEVAS ESTRUCTURAS
Se observa claramente que la gestión institucional no tiene una estructura simple, sino que a través de acuerdos y decisiones del colectivo docente se han implementado formas de actuar que favorecen no sólo el aprendizaje de los niños, sino la gestión de las actividades de aula.
Las clases y los docentes se encuentran organizados por sectores de trabajo de forma tal que permite la intervención conjunta. Los docentes planifican en forma colaborativa proyectos que permiten fortalecer las áreas de mejor desempeño académico de cada uno pero donde también se generan líderes que contribuyen con el seguimiento del aprendizaje de los niños.
En esta estructura, se busca dar una continuidad los procesos cognitivos de los niños paro lo que institucionalmente implementaron la figura del “maestro garantía” cuya finalidad es “garantizar” la continuidad de los aprendizajes de todos los alumnos así como también respetar y valorar las acciones tomadas por el docente del grado anterior considerándolas decisiones profesionales que se deberán continuar para mantener la coherencia institucional y de esta forma beneficiar al alumnado”.
La búsqueda constante del cambio en la postura educativa y en la mejora de los aprendizajes se ha transformado en más que una forma de actuar sino en una forma de ser institucional de los centros educativos.