Denuncian tala indiscriminada de árboles en predios públicos y privados de Arenitas Blancas

Mediante una carta remitida a la dirección de EL PUEBLO, el periodista Luis Bértiz, domiciliado en Arenitas Blancas, aboga para que la Intendencia y demás autoridades de una vez  por todas, paren con el talado indiscriminado de árboles, tanto del ornato público, como de predios particulares en Arenitas Blancas.
Bértiz revela dos casos concretos y aporta además las fotografías que ilustran la presente nota.
A continuación transcribimos la nota remitida por Bértiz.
Brevemente trataré de narrarle un hecho acaecido hace pocos días en Arenitas Blancas, no sólo con el propósito de que el mismo cobre el correspondiente estado público, sino, fundamentalmente; para reclamarle a las autoridades que adopten de una vez por todas, las medidas del caso.
El pasado martes ingresó por calle Zapicán un camión de considerables dimensiones y una especie de tractor con pala cargadora, para proceder a la tala de árboles que se encontraban dentro de un predio particular y, de paso, cortar dos enormes eucaliptos (de entre 50 o 60 años cada uno) que pertenecían al ornato público.
Por eso mi señora se presentó ante los depredadores que ya tenían sus motosierras en marcha, para advertirles que los árboles del ornato público no se podían cortar, salvo disposición municipal o judicial.
Uno de los “monteadores”, en tono burlesco, le dijo que no sabía que en Arenitas Blancas “había una intendenta…” a lo que mi señora respondió que no disponía de semejante título que confiere la ciudadanía cada cinco años, sino que simplemente era “una vecina, que paga rigurosamente sus impuestos” y  que por lo tanto se siente en todo su derecho de reclamarle a las autoridades el cumplimiento de las leyes vigentes.
Para abreviar: el “monteador” dijo que había sido contratado por un constructor y le dio el número del celular de quien había “impartido la orden…”
A esta altura de los acontecimientos Sr. Director, me involucro yo: llamo al celular, efectivamente me atiende el señor Fulano de Tal y le advierto que detenga inmediatamente la tala de árboles o lo denunciaría a la Policía por robo y violación de la Ley de Protección de los Recursos Naturales.
Aguardamos unos minutos y como las motosierras no se apagaban, llamé a la Oficina de Parques y Paseos públicos y a la Policía, advirtiéndoles de lo que estaba ocurriendo y que si no acudían al lugar en menos de cinco minutos, después sería tarde porque los árboles ya habrían sido talados.
La respuesta Municipal fue excelente: en contados minutos se hicieron presentes en el lugar dos funcionarios y en obvia demostración de que no había autorización de ninguna índole, las motosierras se apagaron y el camión y el tractor se retiraron de lugar.
Por la tarde dialogamos con el Sr. Fabricio Castillo, encargado de Parques y Paseos Públicos de la Intendencia, le relaté lo ocurrido y lo felicité por el rápido y eficaz procedimiento de sus funcionarios.
Aproveché la oportunidad para invitarlo a conocer los distintos lugares de Arenitas Blancas donde sus históricos árboles han sido trozados y robados e incluso le hice saber de un caso concreto de la tala de enormes árboles que se encontraban en los accesos al barrio porque iban a construir una vivienda… Y de ello le adjunto fotos.
En este caso la tala la hizo la propia Intendencia y después de la “masacre” el dueño de los predios puso un cartel de venta y desistió de construir… burlándose de la Intendencia y de todos los que pagando impuestos “hacemos funcionar” al gobierno departamental.
Sr. Director: ganamos una pequeña batalla, pero vamos perdiendo la guerra…
Aquí los vecinos estamos cansados de escuchar el rugir de motosierras y de ver con impotencia como se incumplen las leyes vigentes con una impunidad absoluta.
A esta altura alguien puede estar preguntándose… ¿Y la Policía? Bueno: hasta ahora la estamos esperando…
Atentamente
Luis Bértiz
Arenitas Blancas

Mediante una carta remitida a la dirección de EL PUEBLO, el periodista Luis Bértiz, domiciliado en Arenitas Blancas, aboga para que la Intendencia y demás autoridades de una vez  por todas, paren con el talado indiscriminado de árboles, tanto del ornato público, como de predios particulares en Arenitas Blancas.

Bértiz revela dos casos concretos y aporta además las fotografías que ilustran la presente nota.

A continuación transcribimos la nota remitida por Bértiz.

Brevemente trataré de narrarle un hecho acaecido hace pocos días en Arenitas Blancas, no sólo con el propósito de que el mismo cobre el correspondiente estado público, sino, fundamentalmente; para reclamarle a las autoridades que adopten de una vez por todas, las medidas del caso.

El pasado martes ingresó por calle Zapicán un camión de considerables dimensiones y una especie de tractor con pala cargadora, para proceder a la tala de árboles que se encontraban dentro de un predio particular y, de paso, cortar dos enormes eucaliptos (de entre 50 o 60 años cada uno) que pertenecían al ornato público.

Por eso mi señora se presentó ante los depredadores que ya tenían sus motosierras en marcha, para advertirles que los árboles del ornato público no se podían cortar, salvo disposición municipal o judicial.

Uno de los “monteadores”, en tono burlesco, le dijo que no sabía que en Arenitas Blancas “había una intendenta…” a lo que mi señora respondió que no disponía de semejante título que confiere la ciudadanía cada cinco años, sino que simplemente era “una vecina, que paga rigurosamente sus impuestos” y  que por lo tanto se siente en todo su derecho de reclamarle a las autoridades el cumplimiento de las leyes vigentes.

Para abreviar: el “monteador” dijo que había sido contratado por un constructor y le dio el número del celular de quien había “impartido la orden…”

A esta altura de los acontecimientos Sr. Director, me involucro yo: llamo al celular, efectivamente me atiende el señor Fulano de Tal y le advierto que detenga inmediatamente la tala de árboles o lo denunciaría a la Policía por robo y violación de la Ley de Protección de los Recursos Naturales.

Aguardamos unos minutos y como las motosierras no se apagaban, llamé a la Oficina de Parques y Paseos públicos y a la Policía, advirtiéndoles de lo que estaba ocurriendo y que si no acudían al lugar en menos de cinco minutos, después sería tarde porque los árboles ya habrían sido talados.

La respuesta Municipal fue excelente: en contados minutos se hicieron presentes en el lugar dos funcionarios y en obvia demostración de que no había autorización de ninguna índole, las motosierras se apagaron y el camión y el tractor se retiraron de lugar.

Por la tarde dialogamos con el Sr. Fabricio Castillo, encargado de Parques y Paseos Públicos de la Intendencia, le relaté lo ocurrido y lo felicité por el rápido y eficaz procedimiento de sus funcionarios.

Aproveché la oportunidad para invitarlo a conocer los distintos lugares de Arenitas Blancas donde sus históricos árboles han sido trozados y robados e incluso le hice saber de un caso concreto de la tala de enormes árboles que se encontraban en los accesos al barrio porque iban a construir una vivienda… Y de ello le adjunto fotos.

En este caso la tala la hizo la propia Intendencia y después de la “masacre” el dueño de los predios puso un cartel de venta y desistió de construir… burlándose de la Intendencia y de todos los que pagando impuestos “hacemos funcionar” al gobierno departamental.

Sr. Director: ganamos una pequeña batalla, pero vamos perdiendo la guerra…

Aquí los vecinos estamos cansados de escuchar el rugir de motosierras y de ver con impotencia como se incumplen las leyes vigentes con una impunidad absoluta.

A esta altura alguien puede estar preguntándose… ¿Y la Policía? Bueno: hasta ahora la estamos esperando…

Atentamente

Luis BértizArenitas Blancas

1 Comentarios para ésta nota

  1. alicia burgardt dice:

    Felicito al Sr. Bertiz y sra por haber defendido los arboles y por consiguiene todo el medio ambiente.
    Lastima no todos tengamos el valor.

Háganos llegar su comentario