Depredador mató 10 gallinas y dejó marcados los colmillos

Un curioso caso de depredación de gallinas comprobó una vecina de la zona de Vilardebó y la vía férrea. El caso es que la vecina tiene dos jaulas grandes en las que acostumbra encerrar sus gallinas que quedan en un galponcito.
El caso es que todas las aves, a excepción del gallo aparecieron muertas y con claros signos de dos colmillos. Lo único que no apareció fueron dos pollitos, nos relató. El gallo está malherido, pero vivo y lo más curioso es que las jaulas aparecieron abiertas y afuera del galpón, manifestó.
El perro que acostumbra estar en la puerta del lugar, cuidando las aves, aparentemente durmió toda la noche y no ladró nunca.
Vecinos del lugar señalaron queno han visto por allí depredador alguno, alguna comadreja o ratas que pudieran hacer pensar en este ataque aparentemente masivo a las aves.