Derechos de autor Estudiantes universitarios recogen firmas para reformar ley y poder fotocopiar materiales de estudio

Tras los procesamientos a varios propietarios de locales de fotocopias en Montevideo, luego que la división Crimen Organizado allanara quince de estos locales en la galería Montecarlo por la reproducción ilícita de libros; el juez imputó a los comerciantes un delito continuado de reproducción, almacenamiento y venta ilícita de obras literarias y publicaciones protegidas por derecho de autor.
Los estudiantes consideran que se ven perjudicados en sus estudios y han decidido movilizarse para obtener una reforma que habilite la reproducción de los libros «siempre que sea con fines educativos y sin fines de lucro», por lo cual han iniciado una campaña de recolección de firmas en todo el país.
En Montevideo, hasta el día de ayer ya se habían recolectado cerca de cinco mil firmas y con la extensión de esta propuesta a todo el país aspiran a llegar a más de veinte mil firmas.
Integrantes del CED (Centro de Estudiantes de Derecho) de Montevideo de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, Nicolás Brener y Marcio Mañana, visitaron la Redacción de EL PUEBLO para informar acerca de esta campaña que se está llevando a cabo a través de todas las facultades y en todo el país.
Los estudiantes indicaron que actualmente hay dos derechos en pugna, por un lado el derecho de autor y más que nada el de las editoriales y por otro lado el de los estudiantes a acceder a esos materiales de estudio; “nosotros planteamos una reforma que significa agregar una excepción a la ley que permita fotocopiar los libros con fines educativos y sin fines de lucro” dijeron.
Ayer comenzó la recolección de firmas en Salto, donde los estudiantes se nuclearon en la Regional Norte, pero la invitación es a que todas las personas se sumen a la campaña ya que cualquier persona mayor de 16 años puede firmar las papeletas que manifiestan su adhesión a la reforma, “no tienen que ser estudiantes únicamente” dijeron los integrantes del CED.
Los estudiantes esperan juntar unas veinte mil firmas para habilitar la reforma.