Desbarataron contrabando de productos brasileños y detuvieron a cuatro hombres que hoy irán al Juzgado

Un importante contrabando de productos de procedencia brasileña fue desbaratado en la mañana de ayer en nuestro departamento. Luego del importante operativo que se llevó a cabo, se detuvo a cuatro ciudadanos uruguayos (ninguno salteño), quienes llegaron a nuestra ciudad procedentes de Rivera, en tres camionetas Chevrolet S10 repletas de alimentos y refrescos, según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO.
Los efectivos se sorprendieron del elevado número de productos perecederos que se encontraron en los vehículos, como ser productos cárnicos, embutidos y verduras. Las camionetas tenían matrículas de Soriano, Rivera y Cerro Largo, respectivamente.
En forma paralela, en la ciudad de Rivera se detuvo a 19 individuos (ninguno salteño) que también habían ingresado ilegalmente todo tipo de productos norteños a nuestro territorio en varias camionetas idénticas a las que fueron incautadas en Salto. Las autoridades policiales no descartan que ambos hechos estén vinculados entre sí.
NO HABÍA DROGAS
La Policía de Salto utilizó a una perra especializada en detectar narcóticos, para descartar la posibilidad de que en el contrabando de alimentos hubiese también droga. El can, llamado “la Bohemia”, es un labrador entrenado especialmente para detectar la presencia de sustancias prohibidas. En este caso, la actuación de la perra descartó esta hipótesis, que era una de las que se manejaban en primera instancia.
Los cuatro detenidos serán conducidos en esta jornada al Juzgado Penal de la calle Artigas 1080, donde el magistrado actuante decidirá qué castigo les cabe por su conducta delictiva, en caso de encontrar los elementos suficientes como para tipificarles el delito de contrabando.
CERRÓ DELIVERY
DE MARIHUANA
Ayer se conocieron más detalles del caso de los dos vendedores de droga que cayeron en manos de la justicia, información que EL PUEBLO dio a conocer en su edición de la víspera.
Los delincuentes fueron captados por las cámaras de videovigilancia de la Jefatura de Policía mientras comercializaban estupefacientes en plena calle Uruguay, entre Sarandí y Lavalleja.
El hecho ocurrió cerca de las tres de la madrugada del lunes pasado y provocó el rápido despliegue policial, derivando en la detención de los dos vendedores de droga: un hombre de 41 años, de iniciales L. A. M. I., y una mujer de 33 años, de iniciales C. L. M. P., a esta última se le incautaron sustancias compatibles con marihuana y también dinero, producto de la venta de la droga.
Tras practicarse las averiguaciones del caso, se efectuó el allanamiento de la finca del hombre antes citado, donde también se encontró marihuana y dinero. Ante ello, ambos delincuentes fueron puestos a disposición del juez penal de turno, quien procesó con prisión al hombre por un delito continuado de comercialización de estupefacientes, y sin prisión a la mujer por el mismo delito.
A la fémina se le impuso, como medida sustitutiva a la cárcel, el arresto de fin de semana en la Seccional correspondiente a su domicilio, por lo que deberá presentarse cada sábado a las seis de la tarde, pudiéndose retirar de la sede policial el lunes a las seis de la mañana. Dicho castigo se extenderá por 120 días.
También fue detenido en esa oportunidad uno de los clientes circunstanciales de dicha pareja, un adolescente de iniciales B. A. C. R., quien tras ser indagado fue dejado en libertad.

Un importante contrabando de productos de procedencia brasileña fue desbaratado en la mañana de ayer en nuestro departamento. Luego del importante operativo que se llevó a cabo, se detuvo a cuatro ciudadanos uruguayos (ninguno salteño), quienes llegaron a nuestra ciudad procedentes de Rivera, en tres camionetas Chevrolet S10 repletas de alimentos y refrescos, según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO.

Los efectivos se sorprendieron del elevado número de productos perecederos que se encontraron en los vehículos, como ser productos cárnicos, embutidos y verduras. Las camionetas tenían matrículas de Soriano, Rivera y Cerro Largo, respectivamente.

En forma paralela, en la ciudad de Rivera se detuvo a 19 individuos (ninguno salteño) que también habían ingresado ilegalmente todo tipo de productos norteños a nuestro territorio en varias camionetas idénticas a las que fueron incautadas en Salto. Las autoridades policiales no descartan que ambos hechos estén vinculados entre sí.

NO HABÍA DROGAS

La Policía de Salto utilizó a una perra especializada en detectar narcóticos, para descartar la posibilidad de que en el contrabando de alimentos hubiese también droga. El can, llamado “la Bohemia”, es un labrador entrenado especialmente para detectar la presencia de sustancias prohibidas. En este caso, la actuación de la perra descartó esta hipótesis, que era una de las que se manejaban en primera instancia.

Los cuatro detenidos serán conducidos en esta jornada al Juzgado Penal de la calle Artigas 1080, donde el magistrado actuante decidirá qué castigo les cabe por su conducta delictiva, en caso de encontrar los elementos suficientes como para tipificarles el delito de contrabando.

CERRÓ DELIVERY DE MARIHUANA

Ayer se conocieron más detalles del caso de los dos vendedores de droga que cayeron en manos de la justicia, información que EL PUEBLO dio a conocer en su edición de la víspera.

Los delincuentes fueron captados por las cámaras de videovigilancia de la Jefatura de Policía mientras comercializaban estupefacientes en plena calle Uruguay, entre Sarandí y Lavalleja.

El hecho ocurrió cerca de las tres de la madrugada del lunes pasado y provocó el rápido despliegue policial, derivando en la detención de los dos vendedores de droga: un hombre de 41 años, de iniciales L. A. M. I., y una mujer de 33 años, de iniciales C. L. M. P., a esta última se le incautaron sustancias compatibles con marihuana y también dinero, producto de la venta de la droga.

Tras practicarse las averiguaciones del caso, se efectuó el allanamiento de la finca del hombre antes citado, donde también se encontró marihuana y dinero. Ante ello, ambos delincuentes fueron puestos a disposición del juez penal de turno, quien procesó con prisión al hombre por un delito continuado de comercialización de estupefacientes, y sin prisión a la mujer por el mismo delito.

A la fémina se le impuso, como medida sustitutiva a la cárcel, el arresto de fin de semana en la Seccional correspondiente a su domicilio, por lo que deberá presentarse cada sábado a las seis de la tarde, pudiéndose retirar de la sede policial el lunes a las seis de la mañana. Dicho castigo se extenderá por 120 días.

También fue detenido en esa oportunidad uno de los clientes circunstanciales de dicha pareja, un adolescente de iniciales B. A. C. R., quien tras ser indagado fue dejado en libertad.