Desborde del saneamiento inundó varios hogares desde el sábado hasta ayer al mediodía

Desborde del saneamiento inundó varios hogares desde el sábado hasta ayer al mediodía
Al menos tres familias con viviendas en calle Diego Lamas a la altura del 1700 (entre Bilbao y Errandonea) no disfrutaron del soleado y frío fin de semana que inicia las vacaciones de julio. El pasado sábado en horas de la mañana el saneamiento que corre al frente de sus hogares se desbordó de aguas servidas que inundaron buena parte del interior de sus aposentos.
LAS TAPAS EXPLOTAN
Noemí Finozzi en diálogo con EL PUEBLO expresó que “cuando llueve y hay inundaciones hay desbordes pero en un día como hoy nunca había pasado. Cada vez que llueve se inunda la cloaca y se desborda. El fondo es una piscina, las tapas están que explotan” dijo mientras nos mostraba los distintos espacios afectados.
PATIOS INUNDADOS
DE MATERIA FECAL
La simple observación del lugar mostró los patios inundados y olores nauseabundos con materia fecal diluida. En el interior de una de las viviendas visitadas por este diario, se pudo apreciar las aguas servidas en el mismo baño, desbordando el sector de las duchas. Las familias afectadas desde el sábado no pueden usar su propio baño por temor a que se siga desbordando más. El patio de una de las viviendas cuenta con dos tapas de cloacas que se desbordan: “no hay de nada. Si uno barre sigue saliendo este líquido espantoso” dijo una de las hijas de Finozzi a este diario”.
NIÑOS Y
ANCIANOS
Finozzi indicó que en la tarde del sábado llamó a OSE, a la Intendencia y a los Bomberos y nadie concurrió, hasta ayer en la mañana que concurrió personal de OSE “de pasada”. “Es una barbaridad” dijo José Quintana, otro vecino. Él llamó a la OSE y le dijeron que la situación será tomada “como si fuera un reclamo. “Este es un problema urgente que tiene que solucionarse al instante. Nosotros estamos desde ayer de mañana (por el sábado) desbordados”.  Las familias afectadas cuentan con niños y jóvenes, además de algunas personas ancianas  con dificultades de salud. Habían improvisado pasajes de madera por donde pisar en un fondo de sus casas que literalmente era una laguna de aguas servidas que incluso ingresaba a sectores interiores.
SE INUNDÓ TODO
“Tengo todas las herramientas llenas de agua” dijo otro vecino. Él y otros, por su cuenta, destaparon las tapas de las cloacas para que las aguas pudieran ser derivadas al desagüe pluvial, que corre debajo de la calle. “El nivel del aguas servidas no ha bajado, porque los domicilios siguen derivando sus líquidos al saneamiento”. Convivir con esta situación es “imposible”, “hay que vivir encerrado”, “sin poder utilizar al baño”, “en el fondo está lleno de materia (fecal).
Otro de los vecinos, que trabaja en una gomería, decidió hacer una canaleta en el fondo de su predio para que derivara al agua servida y no le entrara a la casa. Además después que se retire el agua hay “que pasar cloro para que se vaya el olor y la mugre” agregó otro de los vecinos visiblemente molesto.
OLOR
PERMANECE
Sobre la noche de ayer este diario volvió a mantener contacto con los vecinos, que manifestaron que luego de que OSE procediera a destapar los caños, las aguas servidas cedieron. Luego de ello fue necesario limpiar los lugares afectados con elementos de higiene. Los baños volvieron a utilizarse con normalidad aunque el olor insoportable se mantenía. Las lagunas de aguas servidas en los fondos permanecerán hasta que naturalmente se terminen secando.

Al menos tres familias con viviendas en calle Diego Lamas a la altura del 1700 (entre Bilbao y Errandonea) no disfrutaron del soleado y frío fin de semana que inicia las vacaciones de julio. El pasado sábado en horas de la mañana el saneamiento que corre al frente de sus hogares se desbordó de aguas servidas que inundaron buena parte del interior de sus aposentos.

LAS TAPAS EXPLOTAN

Noemí Finozzi en diálogo con EL PUEBLO expresó que “cuando llueve y hay inundaciones hay desbordes pero en un díaDesborde cloacas Diego Lamas 1700 (7)como hoy nunca había pasado. Cada vez que llueve se inunda la cloaca y se desborda. El fondo es una piscina, las tapas están que explotan” dijo mientras nos mostraba los distintos espacios afectados.

PATIOS INUNDADOS DE MATERIA FECAL

La simple observación del lugar mostró los patios inundados y olores nauseabundos con materia fecal diluida. En el interior de una de las viviendas visitadas por este diario, se pudo apreciar las aguas servidas en el mismo baño, desbordando el sector de las duchas. Las familias afectadas desde el sábado no pueden usar su propio baño por temor a que se siga desbordando más. El patio de una de las viviendas cuenta con dos tapas de cloacas que se desbordan: “no hay de nada. Si uno barre sigue saliendo este líquido espantoso” dijo una de las hijas de Finozzi a este diario”.

NIÑOS Y ANCIANOS

Finozzi indicó que en la tarde del sábado llamó a OSE, a la Intendencia y a los Bomberos y nadie concurrió, hasta ayer en la mañana que concurrió personal de OSE “de pasada”. “Es una barbaridad” dijo José Quintana, otro vecino. Él llamó a la OSE y le dijeron que la situación será tomada “como si fuera un reclamo. “Este es un problema urgente que tiene que solucionarse al instante. Nosotros estamos desde ayer de mañana (por el sábado) desbordados”.  Las familias afectadas cuentan con niños y jóvenes, además de algunas personas ancianas  con dificultades de salud. Habían improvisado pasajes de madera por donde pisar en un fondo de sus casas que literalmente era una laguna de aguas servidas que incluso ingresaba a sectores interiores.

SE INUNDÓ TODO

“Tengo todas las herramientas llenas de agua” dijo otro vecino. Él y otros, por su cuenta, destaparon las tapas de las cloacas para que las aguas pudieran ser derivadas al desagüe pluvial, que corre debajo de la calle. “El nivel del aguas servidas no ha bajado, porque los domicilios siguen derivando sus líquidos al saneamiento”. Convivir con esta situación es “imposible”, “hay que vivir encerrado”, “sin poder utilizar al baño”, “en el fondo está lleno de materia (fecal).

Otro de los vecinos, que trabaja en una gomería, decidió hacer una canaleta en el fondo de su predio para que derivara al agua servida y no le entrara a la casa. Además después que se retire el agua hay “que pasar cloro para que se vaya el olor y la mugre” agregó otro de los vecinos visiblemente molesto.

OLOR PERMANECE

Sobre la noche de ayer este diario volvió a mantener contacto con los vecinos, que manifestaron que luego de que OSE procediera a destapar los caños, las aguas servidas cedieron. Luego de ello fue necesario limpiar los lugares afectados con elementos de higiene. Los baños volvieron a utilizarse con normalidad aunque el olor insoportable se mantenía. Las lagunas de aguas servidas en los fondos permanecerán hasta que naturalmente se terminen secando.

Ayer al mediodía OSE solucionó la obstrucción

Sobre las 13 horas personal de OSE procedió a destapar los caños trabajando sobre la tapa de cloaca existente en plena intersección de calles Diego Lamas y Bilbao. Para ello colocaron conos indicadores y utilizaron un camión desobstructor con que se cuenta en Salto. En diálogo con EL PUEBLO los tres operarios manifestaron que si bien recibieron el reclamo de los vecinos el sábado, ese día la guardia de obreros estaba en plena tarea de arreglo de caños que se habían roto e implicaron el corte en el suministro de agua potable de todo Barrio Progreso. Admitieron que para el organismo “la prioridad es el abastecimiento de agua” pero reconocieron “la molestia que les causa a los vecinos el desborde de los saneamientos”.

EL TAPONAMIENTO

DE LOS CAÑOS

El camión empleado es de menor porte y calidad que el que ayer estaba en Bella Unión y que suele destapar las grandes obstrucciones. La tarea de ayer consistió en lograr sacar “el tapón que la mayoría de veces es producido por los elementos que la gente tira en las cloacas”. Reseñaron algunas oportunidades en las que se han encontrado con “esqueletos de animales, cuadros de bicicletas y motos, sillas, colchones”. Además, agregaron, “los grandes tapones se dan por la grasa que pasa por los caños”. EL PUEBLO pudo observar algunos de dichos elementos en los caños limpiados en la víspera.

POCO PERSONAL

Según lo manifestado por el personal de OSE es poco el personal que se tiene en los momentos de guardia. Hicieron mención a que trabajan todos los días: “no hay feriado, viernes santo, fin de año o navidad”, pero el organismo cuenta con mucho personal zafral, contratado por 4 meses y es difícil trabajar de ese modo.







Recepción de Avisos Clasificados