Desde ayer la Escuela 97 se llama “María Dominga Ravagni de Andrade “Nora”

Desde ayer la Escuela 97 se llama “María Dominga Ravagni de Andrade “Nora”

Familiares de “Nora” Ravagni en la ceremonia de ayer.

Se realizó ayer el acto oficial de nominación de la Escuela 97 que en adelante llevará el nombre de su impulsora, Nora Ravagni de Andrade. En tal acontecimiento se contó con la presencia de los hijos de la homenajeada; Eduardo, Roberto y Selva Andrade Ravagni, sus nietos, autoridades, niños y docentes de la escuela así como también un nutrido público que acompañó la muy emotiva ceremonia que se centralizó en la escuela.

Luego del acto protocolar se procedió al descubrimiento de una placa ubicada al frente del local escolar.

SU HIJO EDUARDO ANDRADE

En la oportunidad EL PUEBLO dialogó con uno de sus hijos; Eduardo Andrade Ravagni quien expresó que este reconocimiento tiene un significado muy grande y muy emotivo, pues le trae muchos recuerdos ya que desde chico estuvo muy arraigado a la escuela por su madre.

Destacando que fue ella quien impulsó la integración del niño con capacidades diferentes, en la escuela común.

Hizo su pasaje por la enseñanza primaria común y a los 6 años de recibida  hizo el curso para maestra especializada y después llegó a la dirección,

Agregó que no esperaban un reconocimiento de esta magnitud, recordando que en la mañana se habían plantado 48 arbolitos simbolizando los 48 años de la escuela.

Hizo referencia que en la escuela además de su madre estuvo mucha gente, esta escuela ha tenido el apoyo de toda la comunidad de Salto,  fue comprada gracias al aporte de un ciudadano salteño; Barbieri que la vendió en un simbólico precio de 100 pesos de ese entonces, pero con la salvedad de que esos 100 pesos fueran de una moneda de 2 centésimos que se llamaban vintén, y así se entregó ese predio y se construyó la escuela.

La comisión de fomento estuvo siempre impulsando este proyecto.

“Cuando se recuerda a una madre es muy emotivo, más teniendo la  vivencia que lo viví todo con ella participando inclusive de actos de la escuela”.

COMPAÑERO EN  SU LABOR

Por su parte Jorge Ugartemendía, compañero de la docente en su labor social señaló que “Allá por el año 70 nos estaban instruyendo en la Escuela Industrial y ahí la conocí a Nora y enseguida me enganchó para acá”.

Trabajó junto a ella muchos años desde los inicios de la escuela y destacó en ella la fuerza, el empuje, “Nora hacía trabajar a todo el mundo”.

Primeramente se leyeron varias salutaciones de quienes no pudieron asistir, luego la actual directora dirigió unas emotivas palabras destacando la labor de “Nora” como docente y como integrante de la sociedad, dando a los niños con diferentes capacidades el mejor lugar, favoreciendo que disfruten de una vida plena respetando sus posibilidades.

Luego uno de los hijos de “Nora” dirigió unas palabras de agradecimiento en nombre de toda la familia, al igual que sus nietas y una docente que la acompañó en su labor.

Entre quienes estuvieron a cargo de la parte oratoria;  también participó la secretaria general de la Intendencia Cecilia Eguiluz.

Finalmente se descubrió una placa recordatoria ubicada al frente del local escolar.