Desde Brasil se anuncian más lluvias y seguirá subiendo el río

Las evacuaciones y las consecuencias de las inundaciones en el norte del país seguirán como mínimo una semana más, según informó la estación meteorológica Metsul de Brasil. El río Uruguay seguirá creciendo debido a las intensas lluvias registradas en Río Grande do Sul, que generarían un nuevo aumento en el caudal. El número de evacuados en el litoral oeste y norte del país es de 4.065, según el Sistema Nacional de Emergencia, concentrándose el mayor número en Artigas, seguido por Salto y Paysandú.

Los departamentos afectados por las inundaciones deberán esperar al menos un par de semanas para que el río comience a bajar y de esta forma permitir el retorno de los evacuados a sus hogares, según las predicciones meteorológicas.
La estación Metsul, ubicada en el estado de Río Grande do Sul, informó a El Espectador que, tal como sucedió a mediados del mes de setiembre, las inundaciones que actualmente afectan al sur de Brasil, comenzarán a bajar en los próximos días, perjudicando nuevamente a los departamentos del litoral oeste de Uruguay.
A esto hay que sumarle que la situación de inestabilidad por la que atraviesa la región seguirá algunos días más, alternando jornadas de intenso calor con jornadas de precipitaciones principalmente abundantes, por lo que es “altamente” probable que las inundaciones se prolonguen al menos una semana.
En diálogo con El Espectador, el responsable de comunicación de la estación Metsul, Alexandre Aguiar, dijo que el nivel del río Uruguay va a seguir muy alto debido a las lluvias y a las inundaciones en Río Grande do Sul.
Señaló que “hay agua aún para que baje por el Río Uruguay, y la situación puede mejorar en la frontera de Brasil con Uruguay, en el área del Río Cuaraí y Artigas.
Pero el nivel del río va a seguir muy alto por las lluvias que siguen afectando a Río Grande do Sul, y con el pronóstico de más lluvia en los próximos días, incluso con un volumen muy alto, el problema va a persistir, al menos, por una semana, con los niveles de los ríos muy altos en la parte norte y oeste de Uruguay”.
Desde la Dirección Nacional de Meteorología informaron a El Espectador que este miércoles todo transcurrió con normalidad, registrándose lluvias leves en la zonas afectadas, por lo que se estudiará bajarle el nivel anaranjado a la advertencia que rige hasta la hora cero de este jueves.
Por su parte, el responsable de comunicación de Metsul declaró que las lluvias también van a seguir unos días más en la región porque “en los próximos días Uruguay va a seguir con inestabilidad en la atmósfera porque el aire caliente y húmedo que cubre toda la franja central de América del Sur (el centro y norte de Argentina, Uruguay y el sur de Brasil), va a seguir generando áreas de inestabilidad en el norte de Argentina, Uruguay y Río Grande, que pueden provocar precipitaciones copiosas puntuales y aisladas, al igual que algunas tormentas severas”.
En tanto, la situación sigue siendo extremadamente crítica para los productores rurales de los puntos afectados por la crecida de ríos y arroyos. Según da cuenta este miércoles el diario “El Telégrafo” de Paysandú, un relevamiento efectuado entre productores de campos que atraviesa el Río Queguay, arrojó como resultado que la crecida se llevó más de 600 reses.
A su vez, indica que hay miles de hectáreas inundadas y que hasta el momento no es posible cuantificar los daños. Señala, además, que en un establecimiento ubicado en la zona de Rincón de Pérez, el agua se llevó alrededor de 400 vacunos.
Para constatar cómo está la situación en el litoral oeste, este jueves el ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Carlos Colacce; la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi; y el director del Sistema Nacional de Emergencia, Carlos Lorente, recorrerán la zona en helicóptero y tienen previsto entrevistarse con los intendentes de Artigas, Salto y Paysandú para evaluar los daños y necesidades.
El panorama es, y seguirá siendo, similar en la provincia de Entre Ríos. Según informa este miércoles el diario argentino Clarín, “la gran cantidad de agua caída en los últimos días, provocó la crecida del río y obligó a 5.000 entrerrianos a abandonar sus casas”
Indicó, además, que “el intendente de la ciudad entrerriana de Concordia, Gustavo Bordet, afirmó este miércoles que “la situación es crítica”.
Sólo en esa ciudad debieron abandonar sus casas unos 3.200 habitantes”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...