Desesperante situación plantean vecinos que llegaron hasta EL PUEBLO porque se sienten desprotegidos

Desesperante situación plantean vecinos que llegaron  hasta EL  PUEBLO porque se sienten desprotegidos
La policía lo sabe, lo sabe Narcóticos y lo saben en Montevideo, dijeron los vecinos del barrio que se sienten acorralados por quienes están en el “negocio”. Andan armados por la calle y ya han habido por lo menos dos apuñalados, uno en ajuste de cuentas por droga, el apuñalado terminó en CTI, pero no acusó a nadie, seguramente por temor. Otro que tenemos entendido que aún está internado, habló, dijo quien la apuñaló pero no pasó nada, no hubo detenidos, manifestaron.
Las afirmaciones precedentes fueron formuladas por vecinos de barrio Don Atilio, gente de trabajo, en algunos casos de varios años de residencia en el barrio que no tiene más de cuatro manzanas que añadieron “en la policía (Seccional 3ª) nos hemos cansado de denunciar, con pelos y señales, pero jamás los molestaron.
Es más, a un vecino un jerarca le aconsejó que “tenga cuidado con lo que ande diciendo por ahí…”
Agreden, apedrean, amenazan y hasta han afirmado que nos “plantarán” (podrán adentro de su vivienda) droga y nos acusarán para que nos lleven a nosotros. La mayoría de quienes comandan estas bocas de pasta base han estado presos, ellos o sus familiares y la policía sabe muy bien lo que hacen.
Parece absurdo, pero en el barrio está mandando la droga, al punto que las tizas de pasta base se venden como se venden los cohetes en el centro de la ciudad, manifestaron.
De noche es infernal el desfiladero de gente en moto que llega a comprar droga y de paso roba lo que encuentra a  mano. A veces se arman problemas porque los que están en la droga en el propio barrio los esperan a los consumidores “clientes” de otras bocas y los agreden para robarles.
Todo el mundo anda armado y amenazando a doquier. Es más, hay jerarcas policiales que aconsejan a la gente que “no se meta” que “tenga cuidado con lo que dice” y demás.
Ya no sabemos a quién recurrir, incluso llamamos a Montevideo y cuando entramos a explicar el motivo de la llamada, nos cortaron.
Es un tema que va muy mal, no es que no se pueda hacer nada no se quiere hacer nada.  Esta es la verdad, dijeron los visitantes -cuya identidad reservamos por obvias razones – sucede que es probable que ellos tomen represalias, como ya han tomado en más de una ocasión contra integrantes de nuestras familias, porque al que no quiere involucrarse los persiguen, acosan, desafían  hasta agreden, sintiéndose  impunes y seguramente la policía “no podrá aclarar nada…”, pero esto va mal y puede terminar peor, porque la gente se siente indefensa y no tiene a quien recurrir, esta salida a los medios es como un intento desesperado por conseguir ayuda, algo que hasta hoy ha sido imposible, sostuvieron.

La policía lo sabe, lo sabe Narcóticos y lo saben en Montevideo, dijeron los vecinos del barrio que se sienten acorralados por quienes están en el “negocio”. Andan armados por la calle y ya han habido por lo menos dos apuñalados, uno en ajuste de cuentas por droga, el apuñalado terminó en CTI, pero no acusó a nadie, seguramente por temor. Otro que tenemos entendido que aún está internado, habló, dijo quien la apuñaló pero no pasó nada, no hubo detenidos, manifestaron.

Las afirmaciones precedentes fueron formuladas por vecinos de barrio Don Atilio, gente de trabajo, en algunos casos de varios años de residencia en el barrio que no tiene más de cuatro manzanas que añadieron “en la policía (Seccional 3ª) nos hemos cansado de denunciar, con pelos y señales, pero jamás los molestaron.

Es más, a un vecino un jerarca le aconsejó que “tenga cuidado con lo que ande diciendo por ahí…”

Agreden, apedrean, amenazan y hasta han afirmado que nos “plantarán” (podrán adentro de su vivienda) droga y nos acusarán para que nos lleven a nosotros. La mayoría de quienes comandan estas bocas de pasta base han estado presos, ellos o sus familiares y la policía sabe muy bien lo que hacen.

Parece absurdo, pero en el barrio está mandando la droga, al punto que las tizas de pasta base se venden como se venden los cohetes en el centro de la ciudad, manifestaron.

De noche es infernal el desfiladero de gente en moto que llega a comprar droga y de paso roba lo que encuentra a  mano. A veces se arman problemas porque los que están en la droga en el propio barrio los esperan a los consumidores “clientes” de otras bocas y los agreden para robarles.

Todo el mundo anda armado y amenazando a doquier. Es más, hay jerarcas policiales que aconsejan a la gente que “no se meta” que “tenga cuidado con lo que dice” y demás.

Ya no sabemos a quién recurrir, incluso llamamos a Montevideo y cuando entramos a explicar el motivo de la llamada, nos cortaron.

Es un tema que va muy mal, no es que no se pueda hacer nada no se quiere hacer nada.  Esta es la verdad, dijeron los visitantes -cuya identidad reservamos por obvias razones – sucede que es probable que ellos tomen represalias, como ya han tomado en más de una ocasión contra integrantes de nuestras familias, porque al que no quiere involucrarse los persiguen, acosan, desafían  hasta agreden, sintiéndose  impunes y seguramente la policía “no podrá aclarar nada…”, pero esto va mal y puede terminar peor, porque la gente se siente indefensa y no tiene a quien recurrir, esta salida a los medios es como un intento desesperado por conseguir ayuda, algo que hasta hoy ha sido imposible, sostuvieron.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...