Día de los Difuntos. Desde tempranas horas hubo importante concurrencia al Cementerio Central

La mañana de ayer domingo 2 de noviembre fue algo lluviosa, aún así, varias personas concurrieron al Cementerio Central con la finalidad de rendirle tributo y recordación a sus seres queridos. Esos que ya no están físicamente pero que el corazón y la mente de cada uno evoca a cada momento o en fechas tan especiales como el día de los Difuntos.
Desde temprano, se podía apreciar un movimiento diferente en la zona, los vendedores ambulantes ya ordenaban sus espacios para la venta de flores (en su mayoría flores artificiales), de todos los colores y en variados precios, las que serían más tarde el vínculo de los presentes con sus seres queridos que ya no están.
Así, cada uno a su manera, con flores, sin nada en la mano y otros con estampitas de santos religiosos y hasta con efectos personales como por ejemplo un “rosario”, se presentaban en el cementerio.
La Intendencia de Salto instrumentó, como ya es tradicional, un servicio especial en el transporte urbano de pasajeros por conmemorarse el Día de los Difuntos, incluso hasta se dispuso de ómnibus de mayor capacidad que los que circulan habitualmente en algunas líneas que llegan hasta el cementerio.
Ejemplo de ello es el caso de la Línea Nº 12 que traslada pasajeros desde la zona norte de la ciudad, en este caso los ómnibus más grandes de la Intendencia sustituyeron a los tradicionales micros que cumplen este recorrido, tomando las precauciones del caso por una fecha tan especial. En la mañana ya desde muy temprano se veía un masivo uso de este servicio, sobre todo por personas mayores, las que más concurren en esta fecha y cumplen con un tributo que consideran “muy importante” al momento de recordar a sus seres queridos.
Así se podía apreciar en la parada ubicada próxima al cementerio sobre la calle Larrañaga casi Acuña de Figueroa, donde eran varias las personas que con paraguas en mano aguardaban el ómnibus para retornar a sus hogares, mientras otros recién llegaban utilizando este servicio o vehículos particulares.
La mañana de ayer domingo 2 de noviembre fue algo lluviosa, aún así, varias personas concurrieron al Cementerio Central con la finalidad de rendirle tributo y recordación a sus seres queridos. Esos que ya no están físicamente pero que el corazón y la mente de cada uno evoca a cada momento o en fechas tan especiales como el día de los Difuntos.
Desde temprano, se podía apreciar un movimiento diferente en la zona, los vendedores ambulantes ya ordenaban sus espacios para la venta de flores (en su mayoría flores artificiales), de todos los colores y en variados precios, las que serían más tarde el vínculo de los presentes con sus seres queridos que ya no están.
Así, cada uno a su manera, con flores, sin nada en la mano y otros con estampitas de santos religiosos y hasta con efectos personales como por ejemplo un “rosario”, se presentaban en el cementerio.
La Intendencia de Salto instrumentó, como ya es tradicional, un servicio especial en el transporte urbano de pasajeros por conmemorarse el Día de los Difuntos, incluso hasta se dispuso de ómnibus de mayor capacidad que los que circulan habitualmente en algunas líneas que llegan hasta el cementerio.
Ejemplo de ello es el caso de la Línea Nº 12 que traslada pasajeros desde la zona norte de la ciudad, en este caso los ómnibus más grandes de la Intendencia sustituyeron a los tradicionales micros que cumplen este recorrido, tomando las precauciones del caso por una fecha tan especial. En la mañana ya desde muy temprano se veía un masivo uso de este servicio, sobre todo por personas mayores, las que más concurren en esta fecha y cumplen con un tributo que consideran “muy importante” al momento de recordar a sus seres queridos.
Así se podía apreciar en la parada ubicada próxima al cementerio sobre la calle Larrañaga casi Acuña de Figueroa, donde eran varias las personas que con paraguas en mano aguardaban el ómnibus para retornar a sus hogares, mientras otros recién llegaban utilizando este servicio o vehículos particulares.