Día Mundial del Suelo: Mesa Redonda se desarrollará próximo 3 de diciembre

El próximo 3 de diciembre se realizará la Mesa Redonda: «Día Mundial del Suelo: detengamos la erosión del suelo – salvemos nuestro futuro» en el CENUR Litoral Norte sede Salto UdelaR, en el horario de 09:00 hasta las 13:00.

La actividad es organizada por Facultad de Agronomía UdelaR (Departamentos de Sistemas Ambientales y Suelos y Aguas), CENUR Litoral Norte sede Salto y la Sociedad Uruguaya de Ciencia del Suelo.
La Mesa Redonda está dirigida a técnicos/as, profesionales de todos los rubros, productores/as, estudiantes y público general.
El principal objetivo de la Mesa Redonda es discutir la temática Erosión del Suelo, propuesta por FAO para el Día Mundial del Suelo.
Este tema está siendo trabajado en Uruguay, por varios grupos de investigación y extensión, y en esta instancia nos proponemos conversar sobre: ¿En qué hemos avanzado y en qué nos falta avanzar?
Para inscribirse es necesario completar el siguiente formulario: https://forms.gle/PrmBjxghiW9DLHp4A.
Contacto para otras informaciones:
Vagner Lopes:
(vagnerlopess@gmail.com)

PROGRAMA
09:00 – 09:30 hs Bienvenida y presentación de la Jornada
09:30 –10:00 hs Manejo del suelo en Uruguay. Ing. Agr. Dr. Mario Pérez (Dpto. Suelos y Aguas de Facultad de Agronomía y Presidente de la Sociedad Uruguaya de Ciencia del Suelo).
10:00 – 10:30 hs Políticas públicas para la gestión del recurso Suelo. Ing. Agr. Mag. Daniel Silveira (Encargado Regional Salto DGRN – MGAP).
10:30 – 11:00 hs Corte Suelo001
11:00 – 11:30 hs Importancia del manejo del suelo para la gestión del agua. A confirmar.
11:30 –12:00 hs Plan Nacional de Agroecología y la gestión del suelo. Ing. Agr. Dra. Inés Gazzano (Dpto. Sistemas Ambientales de Facultad de Agronomía y Representante de la UdelaR en la Comisión Honoraria del Plan Nacional de Agroecología).
12:00 – 12:30 hs Síntesis y comentarios: Ing. Agr. Pancracio Cánepa (Docente del Dpto. Suelos y Aguas de Facultad de Agronomía y Director de la sede Salto del CENUR Litoral Norte).

TOMA DE CONCIENCIA
El Día Mundial del Suelo se celebra anualmente cada 5 de diciembre desde 2014, año en el que la ONU designó esta fecha a propuesta de la FAO un año atrás.
Los orígenes de la idea se remontan a 2002 gracias al impulso de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS), la cual propuso este evento en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, un foro colaborativo surgido ante la necesidad de compartir experiencias sostenibles para recuperar un suelo que pensábamos era un recurso infinito.
Un tercio de nuestros suelos en el mundo ya están degradados y corremos el riesgo de perder más.
Aunque muchas veces sea un problema que pueda pasar desapercibido, afecta a todo el mundo, en todas partes.
Aunque podemos ver muchos de los cambios que hemos hecho en nuestro planeta, algunos de nuestros impactos son prácticamente invisibles y la contaminación del suelo es un buen ejemplo.
La mayoría de los contaminantes del suelo provienen de prácticas humanas poco respetuosas con el medio ambiente, como la agricultura no sostenible, las actividades industriales, la minería y los residuos urbanos sin tratamiento. El suelo actúa de filtro para los contaminantes, pero el potencial para hacer frente a esta presión es limitado. Por eso, cuando los contaminantes se filtran en el medio ambiente entran en la cadena alimentaria”, informa la organización de las Naciones Unidas.
Como el 95% de los alimentos proviene del suelo, y el suelo está cada vez más contaminado, 815 millones de personas se exponen a la inseguridad alimentaria a diario.
En este sentido, el tratamiento del agua es clave: su consistencia líquida facilita que los químicos entren en el suelo y contaminen los cultivos.
Entendemos por suelo a las diferentes capas de material orgánico o no orgánico que componen la corteza terrestre y sobre las cuales se desarrolla la mayor parte de los ciclos vitales conocidos. El suelo puede estar cubierto por agua (como en los océanos o mares) o no (como en la tierra común sobre la que habitamos). La importancia del suelo tiene que ver con el hecho de que es sobre él donde la vida tiene lugar y debido a los diferentes procesos naturales (como la permeabilización del agua), podemos hablar de seres vivos como plantas y vegetales, animales y seres humanos.
El suelo es un elemento natural muy complejo que puede presentar muchas variantes dependiendo de la región geográfica, de las transformaciones que el ser humano haya aplicado sobre el mismo, etc.
Puede estar compuesto por una sección rocosa o inorgánica para luego estar cubierto por diversas y muy disímiles entre sí capas de otros elementos como arcilla, arena, o el hummus o tierra orgánica donde la vida es posible.
Esta última capa es la que suele estar en la parte superior del suelo y donde el desarrollo de diferentes formas de vida es más probable.
La importancia del suelo va de la mano con que es la superficie donde el ser humano puede cultivar y crecer sus alimentos más básicos.
Al mismo tiempo, es en el suelo donde naturalmente crecen las plantas y vegetales consumidas por los eslabones secundarios de la cadena o los animales herbívoros.
Para que los vegetales crezcan es importante que el suelo cuente con riego frecuente (tanto natural como artificial).
Además, el suelo no sólo es importante para el ser humano en lo que respecta a la producción alimenticia si no que también tiene que ver con la posibilidad de establecer viviendas o construcciones más complejas.
Para ello, el suelo tiene que ser firme, estable y seguro.