Dictan una importante conferencia sobre “Las claves de la felicidad” del grupo gnóstico en Biblioteca Departamental

A cargo del Instructor y Conferencista Oscar Medina

Gnosis Uruguay invita a la segunda entrega de su ciclo de conferencias dictadas en la Biblioteca Departamental. En esta oportunidad la consigna será “Las claves de la felicidad” ¿Dónde se encuentra? ¿Cuánto cuesta? El desarrollo de la charla está inspirado en los principios del Budismo Zen, con los conceptos más selectos de las enseñanzas gnósticas para una vida plena fundamentada en el equilibrio y el bienestar.
Al final de la jornada se realizará una terapia basada en la respiración, la imaginación y la concentración para matizar una noche donde se hará un profundo llamado a la reflexión de cómo afrontar las situaciones y problemas cotidianos.
La cita será para el viernes 26 de Mayo a las 20 horas en la sala de conferencias de la Biblioteca Departamental “Felisa Lisasola”, con entrada libre y gratuita a cargo del instructor y conferencista Oscar Medina.
Una fusión de conocimientos ancestrales e investigaciones en el campo del psicoanálisis brindadas con el único propósito de revalorizar la vida para alcanzar esa tan anhelada felicidad.
El desarrollo de la charla está inspirado en los principios del Budismo Zen, con los conceptos más selectos de las enseñanzas gnósticas para una vida plena fundamentada en el equilibrio y el bienestar. Al final de la jornada se realizará una terapia basada en la respiración, la imaginación y la concentración para matizar una noche donde se hará un profundo llamado a la reflexión de cómo afrontar las situaciones y los problemas cotidianos.
Una fusión de conocimientos ancestrales e investigaciones en el campo del psicoanálisis brindadas con el único propósito de revalorizar la vida para alcanzar esa tan anhelada felicidad.
Hay quienes la miden, la calculan, la cuantifican con determinados indicadores para distintos fines, muchos de ellos económicos, políticos etcétera, pero a nosotros nos interesa el aspecto humano. “Hoy estoy seguro que muchísima gente no pudo abrir los ojos, otros se encuentran en guerra, muchos pasando hambre y sufriendo por un montón de cosas”, dijo.
“Los hospitales y sanatorios están repletos y hay gente esperando para ingresar. Sin embargo las cosas lindas, los momentos agradables, la familia, los amigos, solemos pasarlos por alto y no darles el valor que realmente tienen”, expresó.
UN CULTO AL
AGRADECIMIENTO
Dijo que “hay que ser agradecidos en la vida. Valorar las cosas simples. No obsesionarnos con las cosas materiales. No hay dato alguno que compruebe fehacientemente que la felicidad es el equivalente a tener cosas materiales o mucho dinero. No estamos en contra de tener, por supuesto que no. El que tiene bien… que lo disfrute que lo aproveche, que lo utilice en cosas buenas. Y si no tenemos. ¿Cuál es el problema? Hay que aprender a vivir dignamente, en la pobreza aún cuando hay amor, comprensión, altos valores morales y una vida de esfuerzo y sacrificio también está presente la felicidad y la alegría”.
Y prosiguió su reflexión: “¿Cuántas personas adineradas han dejado este mundo hoy? Muchísimas. ¿Verdad?… y cuánto dinero, propiedades, bienes raíces, automóviles, etc, se han llevado consigo? ¿Nada de eso verdad? Nos vamos como vinimos…sin nada. Incluso en la enfermedad ya los hijos y familiares se están peleando por la sucesión y eso es muy triste de ver… muy triste, ahí se ve miseria humana”.
“En la guerra se ve miseria humana, en el odio se ve miseria humana, en la envidia que es el motor de toda esta sensación de disconformidad que tiene la sociedad ahí también hay miseria humana. Entonces… ¿en qué mundo estamos viviendo? ¿Se puede ser pobre y vivir dignamente? Por supuesto que se puede. ¿Se puede tener dinero y vivir dignamente?”, expresó.
“Por supuesto que se puede. Hay gente muy caritativa, muy educada, muy considerada, gentil y humilde que tienen mucho dinero como también los hay sin ningún peso en el bolsillo.
Hablando en términos de física cuántica esa bio-energía que tenemos, el asiento de nuestra propia vida, que incluso se puede medir, la calidad de la misma depende de la calidad de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestra actitud en la vida”.
“Cada uno de nosotros irradia esa energía que interactúa con los demás, incluso con los animales y las plantas. Todo ese conjunto constituye un clima que contagia e impregna todos los ambientes.
Los animales mantienen el ecosistema en base a esa bio-energía que los inunda por completo y los mantiene en equilibrio. Imaginémonos por un momento en las condiciones que está la sociedad y el mundo. ¿En qué condiciones supones que está esa bio-energía en nosotros? Me refiero a su vibración, a su calidad, con la forma que tenemos de vivir. Entonces sabrán qué piensa la gente, qué siente y cómo encara las distintas circunstancias de su vida, tema abordado en la conferencia anterior “Las influencias de las energías del Cosmos en nuestra Vida”.
“Partimos de la premisa de que somos humanos y por supuesto que cometemos errores. Si miramos hacia atrás hemos cometido más errores que aciertos y esos mismos errores nos producen dolor y sufrimiento. Eso es causa y efecto. Eso es el Karma Indostan. Como dice el budismo zen el sufrimiento es producto de la ignorancia. Hablando en términos socráticos diremos que los seres humanos ignoramos que ignoramos”, aclaró.
“La gente ignora que somos como nos dice nuestro fundador el Venerable Maestro Samael “Imanes Psicológicos” atraemos las distintas circunstancias que nos toca vivir, por como somos, sentimos y actuamos. Estamos cosechando todo el tiempo lo que sembramos, pero para no caer en el morbo de revolver en nuestros errores y nuestros pesares o equivocaciones que no es el objetivo de nuestra conferencia, concluyó diciendo que si queremos ser felices tenemos que sembrar cosas buenas, ser amables, ser buenas personas, tolerantes, saber escuchar, saber servir al prójimo, estar siempre dispuesto a ayudar”, manifestó.
“Cuán distinta sería la sociedad si todos al menos una vez al día tuviéramos un acto de gentileza o de amabilidad. Esto no es una utopía, esto se puede lograr, estamos realizando con los compañeros de Gnosis Uruguay la profilaxis para una sociedad mejor. Desde el lugar que se encuentra cada uno. Que no nos avergüence ser espirituales, que no nos avergüence ser buenas personas preocuparse por la salud y el bienestar de uno y de los demás, eso es ser humano”.
“En definitiva todos formamos parte de este mundo, somos hijos todos de la tierra, del mismo sol, por lo tanto todos somos hermanos. La felicidad no se compra en ninguna parte, la felicidad es un tema de decisiones, como bien lo expresa Sogyial Rinpoche el venerable Lama tibetano. Es una cuestión de actitud. Pero las las herramientas para alcanzarla se encuentran en el Conocimiento. Necesitamos aprender de las antiguas enseñanzas, comprender, reflexionar sobre estos grandes misterios de la vida y de la muerte mientras nos llega la hora”.
“Eso es prepararse para vivir y prepararse para morir con dignidad. Para eso estamos nosotros. Para eso nos hemos dedicado por completo a la entrega del conocimiento. Para los que quieran escuchar, para los que quieran enfrentar el desafío de conocerse a sí mismos los esperamos en nuestro ciclos de conferencias en la Biblioteca Municipal y próximos cursos”.