Directivos de INDULACSA se excusaron de asistir a la reunión con la comisión de Ganadería de Diputados

En un breve contacto telefónico con el diputado del MPP, Nelson Larzábal, finalizada la sesión de la comisión de Ganadería, nos comunicó los hechos del día y algunas reflexiones.
A solicitud de la comisión de Ganadería de la cámara de Diputados se había programado para el día martes (ayer) a las 12,30 una reunión entre los representantes de dicho cuerpo y directivos de INDULACSA S.A., para dialogar sobre la situación de la lechería y en particular sobre la situación de los remitentes a dicha empresa.
Inesperadamente comunicaron, por parte de la empresa que no podrían asistir ya que sus responsables estaban de viaje.
La comisión de Ganadería hace esfuerzos para poder tener dicho encuentro el martes que viene, sin tener aún confirmación por parte de los invitados.
Mañana seguirán con la ronda de interiorización de la situación, recibiendo a las autoridades del INALE en dicha comisión.
Versiones oficiosas de otras fuentes de la crisis en función al argumento de los precios.
Extraoficialmente se da como un hecho que la semana pasada hubo acuerdo de INDULACSA con otras plantas para entrar en el pool de Venezuela, intercambiando materia prima por producto terminado, o vendiéndoles producción propia, para seguir solventando su estructura, frente a una reducción de los niveles de envío por parte de sus remitentes cautivos.
Más allá de los buenos precios que consigue está en sus exportaciones a México, según datos oficiales del INALE, el agregado de estas sucesivas alianzas permitiría dar por tierra los argumentos por lo que se le paga a los productores $4,35; cuando las otras plantas, la que está más cerca paga en el orden de los $6,50. Por ello hay una movida de productores que pretenden hacerle llegar, vía nota, a las autoridades de la empresa una solicitud de compensar las diferencias, en particular la de la última baja.
De hecho se hace necesario escuchar, y de primera mano, la posición de la empresa, para de ese modo deslindar y/o asumir la responsabilidad social del empresariado frente a esta situación que tanto daño está provocando a nivel de productores que son cautivos en su remisión a estas plantas. También, para evitar el imperio del rumor, tan dañino como el silencio de los responsables.