Director de Aduanas confirmó que mantendrá el cero kilo hasta que haya “una transformación cultural en la gente”

Director de Aduanas confirmó que mantendrá el cero kilo hasta que haya “una transformación cultural en la gente”
En el marco de una reunión con los funcionarios de la Dirección Nacional de Aduanas para el análisis de una reestructura anunciada hacia la interna del organismo, que apunta a una “mayor eficiencia” en la gestión, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, estuvo en Salto y profundizó sobre la medida que implantó el pasado 8 de abril, con el cero kilo.
Consultado por EL PUEBLO acerca de si está convencido que firmando una disposición que determina el cero kilo desde las oficinas centrales de la Aduana en Montevideo, podrán transformar una cultura de frontera que lleva años instalada, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon respondió: “No lo creo. Pero lo hice porque es el comienzo del cambio de una cultura, sino existiera esta disposición del Poder Ejecutivo, ese comienzo nunca hubiera existido. Y la cuestión es si es justo o no, si está bien que se haga. Porque cambiar una cultura porque está instituida o mantenerla, lo que hay preguntarse es si está bien. Porque si está instituido el delito ¿Está mal combatirlo? ¿O hay que dejar que continúe? Está mal que subsista, está bien combatirlo”.
No obstante, señaló que si bien “apuesta por la integración de los pueblos, de los países y de las economías y hasta de los vecinos”, afirmó que el asunto “no está en sus manos, ni en las del presidente de la República solucionar estos temas de un plumazo, ni por una resolución, ni por un decreto, ni por nada”.
Considera que “el alineamiento de las macroeconomías de la región, por ejemplo en Europa llevó decenas de años y la experiencia no fue muy exitosa a la luz de la crisis actual, pero para llegar a esto hay que alinear a las economías”, porque aclaró que si las economías de los países “terminan subsidiando sus productos, a los uruguayos les será muy barato ir a comprarlas allá y no van a pagar impuestos, lo que repercutirá en los servicios básicos que brinda el país como la salud, la educación, las carreteras y la infraestructura”.
Canon sostuvo que el cero kilo es “un primer paso” pero que toda la “transformación cultural” que esperan que se concrete “no tiene que ver solamente con Aduanas, que es un modesto participante en ese cambio cultural, tiene que ver con el sistema de reclusión, el sistema judicial, la seguridad del Estado, la Policía, la educación y con algo que todo el mundo entienda una cosa, que es universal, sin impuestos no se vive, sin impuestos no hay servicios, serán malos o buenos, están bien pagos o mal pagos los maestros o profesores, pero son los que tienen la responsabilidad de instruir al ciudadano para que mañana sea un hombre de bien”.
NO ES CUANTO
Al ser consultado sobre cuánto dejó de perder el país una vez instalado el cero kilo, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, reconoció que el tema “no es cuánto” y que si bien podría dar cifras, que no las dio porque admitió tenerlas en su teléfono celular el cual no tenía encendido, admitió que “sobre cuánto ha ganado el país con el cero kilo, no se decirle, antes había mediciones muy caseras sobre cuánto se perdía, y esto no está medido. Lo que sí se, es que se ha parado un comercio ilegal”.
Aunque reconoció que “esto es así mayoritariamente, porque obviamente subsiste, y a su vez se ha resuelto el problema social que era el de los comerciantes ilegales que transitaban por los puentes”.
Asimismo, más allá del tema social, la problemática es básicamente referida al tipo de cambio con Argentina. Ya que al ser consultado acerca de porqué el cero kilo es aplicado únicamente a la fronteras con Argentina y no con Brasil, Canon respondió que las “diferencias cambiarias con éste último, no son tan importantes, ya que la política macroeconómicas de los dos países son distintas”.
Señaló en ese aspecto, que sí “ven la necesidad y ya tenemos una iniciativa de control con ANCAP sobre la procedencia de los combustibles de los autos que transitan en los pasos de frontera aleatoriamente y de esa manera, lo estamos combatiendo al consumidor uruguayo para que consuma nafta acá”. Pero destacó que es una medida que están analizando y que aún no será instrumentada en forma permanente.
EL BAGASHOPPING
COMPLETO
Ante la consulta sobre la vigencia del bagashopping salteño y su constante abastecimiento pese a la medida de cero kilo, Canon reconoció que a la feria se la “seguirá viendo abastecida, porque donde hay una oportunidad económica para el delito, ahí habrá un delincuente que se hará cargo de eso, también se combaten a través de Aduana y Prefectura, pese a que ésta ultima tiene escasos recursos, y la Aduana un poco más, pero el río (Uruguay) es muy largo y muy angosto en muchos lugares. Antes del cero kilo nuestros procedimientos fueron muy exitosos, terminó con una gavilla de contrabandistas que desembarcaban en la Playa de la Agraciada (Soriano)”.
No obstante, el director nacional de Aduanas dijo que irá con el cero kilo “hasta donde sea necesario, en defensa del trabajo, del salario, de los empresarios y de la seguridad social”. Y admitió que mantendrá la medida “hasta que haya un cambio cultural en la gente”.

En el marco de una reunión con los funcionarios de la Dirección Nacional de Aduanas para el análisis de una reestructura anunciada hacia la interna del organismo, que apunta a una “mayor eficiencia” en la gestión, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, estuvo en Salto y profundizó sobre la medida que implantó el pasado 8 de abril, con el cero kilo.

Consultado por EL PUEBLO acerca de si está convencido que firmando una disposición que determina el cero kilo desde las oficinas centrales de la Aduana en Montevideo, podrán transformar una cultura de frontera que lleva años instalada, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon respondió: “No lo creo. Pero lo hice porque es el comienzo del cambio de una cultura, sino existiera esta disposición del Poder Ejecutivo, ese comienzo nunca hubiera existido. Y la cuestión es si es justo o no, si está bien que se haga. Porque cambiar una cultura porque está instituida o mantenerla, lo que hay preguntarse es si está bien. Porque si está instituido el delito ¿Está mal combatirlo? ¿O hay que dejar que continúe? Está mal que subsista, está bien combatirlo”.

No obstante, señaló que si bien “apuesta por la integración de los pueblos, de los países y de las economías y hasta de los vecinos”, afirmó que el asunto “no está en sus manos, ni en las del presidente de la República solucionar estos temas de un plumazo, ni por una resolución, ni por un decreto, ni por nada”.

Considera que “el alineamiento de las macroeconomías de la región, por ejemplo en Europa llevó decenas de años y la experiencia no fue muy exitosa a la luz de la crisis actual, pero para llegar a esto hay que alinear a las economías”, porque aclaró que si las economías de los países “terminan subsidiando sus productos, a los uruguayos les será muy barato ir a comprarlas allá y no van a pagar impuestos, lo que repercutirá en los servicios básicos que brinda el país como la salud, la educación, las carreteras y la infraestructura”.

Canon sostuvo que el cero kilo es “un primer paso” pero que toda la “transformación cultural” que esperan que se concrete “no tiene que ver solamente con Aduanas, que es un modesto participante en ese cambio cultural, tiene que ver con el sistema de reclusión, el sistema judicial, la seguridad del Estado, la Policía, la educación y con algo que todo el mundo entienda una cosa, que es universal, sin impuestos no se vive, sin impuestos no hay servicios, serán malos o buenos, están bien pagos o mal pagos los maestros o profesores, pero son los que tienen la responsabilidad de instruir al ciudadano para que mañana sea un hombre de bien”.

NO ES CUANTO

Al ser consultado sobre cuánto dejó de perder el país una vez instalado el cero kilo, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, reconoció que el tema “no es cuánto” y que si bien podría dar cifras, que no las dio porque admitió tenerlas en su teléfono celular el cual no tenía encendido, admitió que “sobre cuánto ha ganado el país con el cero kilo, no se decirle, antes había mediciones muy caseras sobre cuánto se perdía, y esto no está medido. Lo que sí se, es que se ha parado un comercio ilegal”.

Aunque reconoció que “esto es así mayoritariamente, porque obviamente subsiste, y a su vez se ha resuelto el problema social que era el de los comerciantes ilegales que transitaban por los puentes”.

Asimismo, más allá del tema social, la problemática es básicamente referida al tipo de cambio con Argentina. Ya que al ser consultado acerca de porqué el cero kilo es aplicado únicamente a la fronteras con Argentina y no con Brasil, Canon respondió que las “diferencias cambiarias con éste último, no son tan importantes, ya que la política macroeconómicas de los dos países son distintas”.

Señaló en ese aspecto, que sí “ven la necesidad y ya tenemos una iniciativa de control con ANCAP sobre la procedencia de los combustibles de los autos que transitan en los pasos de frontera aleatoriamente y de esa manera, lo estamos combatiendo al consumidor uruguayo para que consuma nafta acá”. Pero destacó que es una medida que están analizando y que aún no será instrumentada en forma permanente.

EL BAGASHOPPING COMPLETO

Ante la consulta sobre la vigencia del bagashopping salteño y su constante abastecimiento pese a la medida de cero kilo, Canon reconoció que a la feria se la “seguirá viendo abastecida, porque donde hay una oportunidad económica para el delito, ahí habrá un delincuente que se hará cargo de eso, también se combaten a través de Aduana y Prefectura, pese a que ésta ultima tiene escasos recursos, y la Aduana un poco más, pero el río (Uruguay) es muy largo y muy angosto en muchos lugares. Antes del cero kilo nuestros procedimientos fueron muy exitosos, terminó con una gavilla de contrabandistas que desembarcaban en la Playa de la Agraciada (Soriano)”.

No obstante, el director nacional de Aduanas dijo que irá con el cero kilo “hasta donde sea necesario, en defensa del trabajo, del salario, de los empresarios y de la seguridad social”. Y admitió que mantendrá la medida “hasta que haya un cambio cultural en la gente”.