Docente capitalina dictará hoy un taller sobre sordoceguera

Hoy viernes 12 en el local de la Escuela No.116 (ubicada en la calle 19 de abril 732 se cumplirá las Jornada Perspectivas y Abordajes con Personas Sordociegas, a cargo de la Profesora Soledad Muslera, en el marco de las actividades que realiza la Tecnicatura Universitaria de Interpretación LSU-español (TUILSU) de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República en conjunto con la Escuela No. 116 bilingüe para sordos y personas con dificultades de lenguaje de la Ciudad de Salto, CEIP – ANEP.
La Profesora Soledad Muslera es de formación intérprete, tiene vasta experiencia en el tema como investigadora y docente y es la encargada del Área de Interpretación y Traducción de Ia TUILSU.
La misma informó a nuestro medio acerca de las temáticas a abordar durante la jornada.
Se ahondará desde la experiencia de estar en el mundo de las personas sordociegas hasta los modelos actuales de abordaje,
El taller es de carácter gratuito y se otorgará constancia de asistencia.
LA SORDOCEGUERA
La sordoceguera es una deficiencia que afecta los canales de recepción de la legua, ya sea esta lengua oral (por la disminución o ausencia de audición) o lengua de señas (disminución o ausencia de visión).
Esto lleva a que represente un desafío establecer una comunicación efectiva con los sordociegos.
“Debo aclarar que aunque requiera un entrenamiento especial, dicha comunicación es posible y en cuanto se logra, ellos pueden transformarse en un estudiante más, un trabajador más en la sociedad.
Lamentablemente, en nuestro medio el desconocimiento es muy grande, de ahí que la Tecnicatura Universitaria en Interpretación de LSU – Español (TUILSU) dedique parte de sus actividades de extensión universitaria a dar estos talleres teórico-prácticos en apoyo a la Asociación de Sordociegos del Uruguay (ASCUY)” – remarcó Muslera.
Ya se han realizado tres en Montevideo, uno en Tacuarembó y ahora se hará por primera vez en Salto.
Se espera que sea beneficioso para aquellos profesionales de la educación, familiares y personas allegadas a la sordera, la ceguera y la sordoceguera.
Según el filósofo Esteban Krotz, cultura es todo lo hecho por el hombre y describe cinco ideas sobre la misma:
Ser parte de la especie humana significa ser un ser cultural.
La cultura humana es multifacética y no jerárquica, lo que implica que existen distintas formas de cultura y no hay ningún criterio que nos pueda decir que una es superior a otra.
Toda cultura es producto de permanentes intercambios. Las culturas no son puras o mezcladas sino producto de las constantes interacciones que existen entre unas y otras.
La cultura está en todas partes. Se manifiesta libremente en todos los territorios y por ende, no puede ser limitada por fronteras políticas.
Los sordos se reconocen como grupo distinto, poseen lenguas no habladas que se han transmitido de generación en generación –las lenguas de señas -, que tienen la compleja estructuración gramatical y las propiedades generales y específicas de todas las lenguas naturales.
Son una minoría ágrafa, urbana y nómade.
Han desarrollado una cultura visual, patrones de socialización, creencias y valores, patrones familiares, concepción del tiempo y del espacio, formas de información, formas de acercarse y tocarse, expresiones artísticas, modos discursivos propios. Es decir, una cultura que se transmitió entre pares.
La deficiencia también une a las personas sordas, antes del uso de la lengua de señas.
La persona sorda oralizada, aunque no se relacione con otras personas sordas, tiene actitudes o forma de vida similar a los otros sordos.
Hace muchos años el único espacio de pertenencia eran las asociaciones, quizás es por eso que asistir a las asociaciones dejaba implícito el pertenecer a la cultura sorda, pero en la actualidad los sordos se reúnen en distintos lugares.