Docente universitario estima que en la aprobación de la ley 18.411 existe responsabilidad de todo el parlamento

Docente universitario estima que en la aprobación de la ley 18.411 existe responsabilidad de todo el parlamento

Daniel Mazzeo en ocasión del encuentro realizado en la Regional Norte.

Derogó el delito por el que estaban procesados los hermanos Peirano

“No fue estudiada por ninguna Comisión”, “hubo un miembro informante que técnicamente no lo era”, “no se discutió” y en “la Cámara de Representantes solo fue aprobada por 47 legisladores presentes” (menos de la mitad de los  integrantes naturales), fueron algunos de los conceptos vertidos a EL PUEBLO por el Dr. Daniel Mazzeo, profesor grado 3 de Derecho Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, encargado de un curso de Derecho Constitucional en Montevideo. El docente fue contundente al decir que “existe una verdadera responsabilidad legislativa de todo el Parlamento”.

CONTEXTO DE LA CUESTIÓN

Daniel Mazzeo Sena participó del “IV Encuentro de Derecho Público en Regional Norte”, que se llevó adelante en conmemoración al centenario del nacimiento del Profesor Justino Jiménez de Aréchaga. En dicha ocasión expuso sobre “La ley 18.411 y la derogación de los artículos 42 a 44 de la ley 2.230” haciendo especial referencia a la Responsabilidad Legislativa y su vinculación con el Estado de Derecho. El tema abordado fue objeto de un informe dominical de EL PUEBLO el pasado 22 de agosto de 2010 bajo el título “¿Fue la solución más justa?”, y afecta de lleno el caso judicial que involucró a los hermanos Peirano Basso, que fueron liberados en virtud de que por dicha ley 18.411 el delito por el que estaban procesados se derogó. En dicho informe, asimismo, dábamos cuenta de las escaramuzas planteadas sobre la influencia que pudo haber tenido en el asesoramiento de la citada ley el otrora Secretario de la Presidencia de la República, y eminente profesor de Derecho Penal, Dr. Gonzalo Fernández. Es más sobre este tema la justicia, y el parlamento, vienen procesando distintas investigaciones.

NO HUBO ESTUDIO NI DISCUSIÓN

El Dr. Mazzeo indicó a EL PUEBLO que en su análisis del asunto “no se apuntó al contenido en sí, no al estudio de los delitos que se derogaron, sino al proceso de elaboración que se recorrió para sancionar la ley 18.411. Se realizó un estudio exhaustivo de las actas parlamentarias, y vimos la actuación de los distintos parlamentarios”. En ese sentido nos indicó el profesor que “estando en plena sesión en la Cámara de Senadores se reparte el proyecto y es considerado en la misma sesión, pero no es estudiado por ninguna comisión, cuando lo correcto es que lo hubiera estudiado la Comisión de Constitución y Códigos. Se produce la aprobación sin estudio y sin discusión en el Senado. Y en la Cámara de Representantes también se aprueba de una manera muy rápida. No hay ningún informe de ninguna comisión y eso llevó a que lo que hoy es la ley 18.411  fuera aprobada sin estudio de ninguna comisión parlamentaria y prácticamente sin estudio del plenario de las cámaras y sin discusión parlamentaria”.

MIEMBRO INFORMANTE ¿DE QUÉ COMISIÓN?

El proyecto de ley tuvo una exposición de motivos, que fue realizado por la senadora (Margarita) Percovich, que figura en las actas parlamentarias como miembro informante, pero, al decir de Mazzeo, en realidad no lo era, “porque para serlo técnicamente (según el Reglamento de la Cámara de Senadores) lo tiene que nombrar la Comisión del cual viene el proyecto. Como en este caso no hubo ninguna comisión, las actas la llaman miembro informante, pero en realidad no lo es”. Nos indicó un detalle, no menor, por el cual “en la Cámara de Representantes en el momento de aprobarse el proyecto en general había 53 legisladores presentes, pero cuando se aprueba en particular se lo hace por unanimidad de presentes, pero son solo 47 los diputados, menos de la mitad de la integración normal de dicha cámara”.

HAY RESPONSABILIDAD DE TODO EL PARLAMENTO

Para Mazzeo “existe una verdadera responsabilidad legislativa de todo el Parlamento, de las dos cámaras, en donde hay un tratamiento muy parecido: no hay informe de ninguna comisión y se aprueba el proyecto prácticamente sin discusión”. La ley 18.411 tiene “solo dos artículos. El 1º es por el cual se modifica la entrada en vigencia de la ley de concursos, que se adelanta. En este aspecto en la Cámara de Representantes hay una discusión en donde se dice que este adelantamiento es con nombre y apellido para la empresa CASMU. Y el artículo 2º que es el que deroga estos artículos con contenido penal, no se menciona en ningún momento el caso Peirano, como tampoco se nombra en ningún momento el miembro que le sugirió este proyecto al senador Abreu. No surge de las actas, pero el tema de los hermanos Peirano sobrevoló la situación específica”.

CARENCIAS EN LA TÉCNICA Y CALIDAD DE LAS LEYES

Fuera del estudio puntual realizado sobre esta ley, el docente universitario, destacó que “la responsabilidad por acto legislativo está prevista en el derecho positivo uruguayo y acá se constata un actuar erróneo de todo el sistema parlamentario”. Mazzeo propone “una modificación en los reglamentos en ambas Cámaras en el sentido de que no pueda existir más un proyecto de ley que se convierta en ley sin un estudio de alguna comisión, porque esto apareció, no se discutió y se convirtió en ley”. Desde su experiencia observa “que la calidad y la técnica de las leyes sin lugar a dudas ha caído totalmente”. Hizo referencia a que, en esta ocasión (del IV Encuentro de Derecho Público) en donde se brinda homenaje a Justino Jiménez de Aréchaga, dicho autor al escribir su obra “La Constitución Nacional” (que es un clásico de la literatura jurídica uruguaya) ya señalaba la carencia y deficiencia de las leyes, y recientemente otros autores han manifestado que los textos legislativos vienen en franco deterioro. Hay ejemplos claros de leyes que con diferencia de un solo mes se sancionan para enmendar errores que estaban cometidos en la ley originaria, y eso se evitaría si se toma un poco más de tiempo para estudiar los temas. Todos estos problemas se presentan porque es indudable que si hoy el Parlamento Nacional tuviera que tratar la ley 18.411 no la aprueba nadie. Pero se aprobó en una circunstancia en donde no hubo estudio ni discusión”.







Recepción de Avisos Clasificados