Doctor en Geología Danilo Antón señala que perforación termal en Quaraí no brinda demasiadas posibilidades

Doctor en Geología Danilo Antón señala que perforación termal en Quaraí no brinda demasiadas posibilidades
El Geólogo Danilo Antón estuvo recientemente en las instalaciones del CeRP Salto brindando conferencias sobre los desafíos ambientales del norte del Uruguay, tratamiento de residuos sólidos y particularidades del acuífero Guaraní.
Abordado por nuestra Redacción, Antón consideró que  la perforación termal prevista para realizarse en la ciudad brasileña de Quaraí no es del todo favorable, ya que el mismo acuífero en esa zona presenta otras características.
“El acuífero es el mismo, pero las ciudades de Artigas y Quaraí tienen el mismo problema, allí la presencia de basalto es escasa; uno se mueve a otros barrios y no hay basalto”.
Antón manifestó que es necesario determinar el lugar, pero hizo énfasis en que en esa región las posibilidades son mínimas.
Haciendo mención de nuestro mapa termal, explicó que  en Bella Unión – por ejemplo – no hay condiciones del terreno para hacer una perforación termal.
Cabe recordar que las aguas de lluvia, facilitadas por la penetrabilidad del suelo arenoso, se introducen rápidamente y siguen su curso por debajo de la tierra.
Así, continúan por las areniscas de los departamentos del litoral norte y allí se depositan con gran presión, al no encontrar salida por la enorme capa de basalto acumulada en el lugar.
Las aguas subterráneas se dirigen hacia el río Uruguay, por la misma pendiente del terreno, pero como el lecho del río es basáltico, no les permite pasar, motivando así que las aguas comiencen a ejercer presión.
La temperatura, que también se explica desde la dinámica de los fenómenos geológicos, tiene su origen en el grado geotérmico, determinado por la profundidad en el interior de la tierra, donde se ha comprobado que cada 100 mts. la temperatura aumenta 3º C.
Análisis parciales realizados en el Arapey y el Daymán anotan para el primero un caudal de 860.000 litros por hora en sus dos napas (a 725 y 1.300 metros de profundidad) y para el segundo uno de 310.000 litros por hora en su napa a 2.000 metros de profundidad). Mientras que las aguas del Arapey surgen a 41º C, las del Daymán superan en algunos grados dicha temperatura, alcanzando los 46º.
QUARAÍ: ESCASO BASALTO Y POCAS
PROBABILIDADES DE SURGENCIA DEL AGUA
Con respecto a la perforación termal  prevista en la ciudad de Quaraí, Antón señaló que “habría que ver bien dónde es exactamente porque en la zona no se advierte una surgencia del agua para tales efectos.
“Los acuíferos profundos en Salto y Concordia definitivamente tienen surgencia; el basalto tiene 800 metros de espesor y las aguas subterráneas están a presión; por ello cuando se hace un pozo el agua emerge, pero si no hay basalto, no existe esa presión y el agua no sale con fuerza, entonces hay que bombear” – explicó el especialista.
En segundo término, también el agua allí no tendría la temperatura buscada.
En esa zona, la arenisca que contiene el acuífero tiene 500 metros de espesor; en cambio el basalto no contiene agua pero es como una tapa, que es la que determina la profundidad del agua que a la vez determina la temperatura.
“Si hago un pozo en Salto de 950 metros, la temperatura del agua es de 46 grados, si hago un pozo de 1.050 metros, la temperatura sigue siendo la misma”  – indicó.
PROYECTO DE  USINAS MINI HIDRÁULICAS
Danilo Antón hizo referencia a la nueva apuesta que realiza el Estado en materia energética y particularmente hizo mención a un nuevo sistema de usinas mini hidráulicas; “se está considerando este tema y hay una prevista para la zona del Río Negro.
El geólogo remarcó que se está trabajando intensamente a nivel de todo el país, en el cambio de la matriz energética, apostando a otros recursos “y se espera que todo sea para bien”.
Con respecto a los desafíos ambientales, el norte difiere del resto del Uruguay pues para comenzar no hay una agricultura extensiva como existe en otras partes, por ello no se generan demasiados conflictos ambientales ya que el sector es básicamente hortifrutícola.

El Geólogo Danilo Antón estuvo recientemente en las instalaciones del CeRP Salto brindando conferencias sobre los desafíos ambientales del norte del Uruguay, tratamiento de residuos sólidos y particularidades del acuífero Guaraní.

Abordado por nuestra Redacción, Antón consideró que  la perforación termal prevista para realizarse en la ciudad brasileña de Quaraí no es del todo favorable, ya que el mismo acuífero en esa zona presenta otras características.

“El acuífero es el mismo, pero las ciudades de Artigas y Quaraí tienen el mismo problema, allí la presencia de basalto es escasa; uno se mueve a otros barrios y no hay basalto”.

Antón manifestó que es necesario determinar el lugar, pero hizo énfasis en que en esa región las posibilidades son mínimas.

Haciendo mención de nuestro mapa termal, explicó que  en Bella Unión – por ejemplo – no hay condiciones del terreno para hacer una perforación termal.

Cabe recordar que las aguas de lluvia, facilitadas por la penetrabilidad del suelo arenoso, se introducen rápidamente y siguen su curso por debajo de la tierra.

Así, continúan por las areniscas de los departamentos del litoral norte y allí se depositan con gran presión, al no encontrar salida por la enorme capa de basalto acumulada en el lugar.

Las aguas subterráneas se dirigen hacia el río Uruguay, por la misma pendiente del terreno, pero como el lecho del río es basáltico, no les permite pasar, motivando así que las aguas comiencen a ejercer presión.

La temperatura, que también se explica desde la dinámica de los fenómenos geológicos, tiene su origen en el grado geotérmico, determinado por la profundidad en el interior de la tierra, donde se ha comprobado que cada 100 mts. la temperatura aumenta 3º C.

Análisis parciales realizados en el Arapey y el Daymán anotan para el primero un caudal de 860.000 litros por hora en sus dos napas (a 725 y 1.300 metros de profundidad) y para el segundo uno de 310.000 litros por hora en su napa a 2.000 metros de profundidad). Mientras que las aguas del Arapey surgen a 41º C, las del Daymán superan en algunos grados dicha temperatura, alcanzando los 46º.

QUARAÍ: ESCASO BASALTO Y POCAS PROBABILIDADES DE SURGENCIA DEL AGUA

Con respecto a la perforación termal  prevista en la ciudad de Quaraí, Antón señaló que “habría que ver bien dónde es exactamente porque en la zona no se advierte una surgencia del agua para tales efectos.

“Los acuíferos profundos en Salto y Concordia definitivamente tienen surgencia; el basalto tiene 800 metros de espesor y las aguas subterráneas están a presión; por ello cuando se hace un pozo el agua emerge, pero si no hay basalto, no existe esa presión y el agua no sale con fuerza, entonces hay que bombear” – explicó el especialista.

En segundo término, también el agua allí no tendría la temperatura buscada.

En esa zona, la arenisca que contiene el acuífero tiene 500 metros de espesor; en cambio el basalto no contiene agua pero es como una tapa, que es la que determina la profundidad del agua que a la vez determina la temperatura.

“Si hago un pozo en Salto de 950 metros, la temperatura del agua es de 46 grados, si hago un pozo de 1.050 metros, la temperatura sigue siendo la misma”  – indicó.

PROYECTO DE  USINAS MINI HIDRÁULICAS

Danilo Antón hizo referencia a la nueva apuesta que realiza el Estado en materia energética y particularmente hizo mención a un nuevo sistema de usinas mini hidráulicas; “se está considerando este tema y hay una prevista para la zona del Río Negro.

El geólogo remarcó que se está trabajando intensamente a nivel de todo el país, en el cambio de la matriz energética, apostando a otros recursos “y se espera que todo sea para bien”.

Con respecto a los desafíos ambientales, el norte difiere del resto del Uruguay pues para comenzar no hay una agricultura extensiva como existe en otras partes, por ello no se generan demasiados conflictos ambientales ya que el sector es básicamente hortifrutícola.